Menú Buscar

Núñez y Navarro intenta por enésima vez urbanizar Torre Negra

La inmobiliaria presenta un nuevo recurso ante el TSJC para modificar la calificación del suelo de Sant Cugat del Vallès y edificar en el parque de Collserola

18.11.2015 20:37 h.
4 min
La fortificación de Torre Negre que da nombre al paraje junto a la alcaldesa de Sant Cugat, Mercè Conesa (izquierda), y el constructor Josep Lluís Núñez (derecha)

Núñez y Navarro intenta construir unas 2.800 viviendas en Torre Negra, en Sant Cugat del Vallès (Barcelona), desde finales de los años 90. Tras un periplo judicial que ha llegado al Tribunal Supremo, la inmobiliaria de Josep Lluís Núñez acude de nuevo a la justicia para intentar urbanizar los terrenos.

El Tribunal de Justicia de Cataluña (TSJC) ha admitido a trámite un recurso contencioso administrativo de una filial del grupo, Josel SLU, contra el acuerdo del pleno municipal del pasado 21 de septiembre en el que el ayuntamiento con mayoría de CDC denegó la modificación puntual del plan general municipal (PGM) del sector de Torre Negra.

Tranquilidad municipal

Fuentes del consistorio liderado por Mercè Conesa, una de las estrechas colaboradoras de Artur Mas que fue portavoz del partido y la extinta federación nacionalista de CiU, indican que hay “tranquilidad absoluta” en la casa tras el nuevo paso del constructor encarcelado por el caso Hacienda. Actualmente disfruta del régimen abierto (sólo duerme en prisión y pasa los fines de semana en casa).

Núñez y Navarro casi gana la partida al ayuntamiento en 2013 en el Supremo, cuando el alto tribunal anuló las modificaciones urbanísticas que había impulsado el predecesor de Conesa en el cargo, Lluís Recoder, por errores administrativos.

Corrección del proceso

El consejero de Territorio catalán durante el primer mandato de Mas --cuando se gestó la concesión de ATLL--, modificó la cualificación de los terrenos de Torre Negra para prohibir la construcción con un proceso extraordinario que se justificaba por su valor ambiental, lo que denegó en el alto tribunal. Asimismo, se olvidó de incluir en el nuevo ordenamiento la proyección de una carretera en la zona cuya ejecución ya estaba anunciada, la denominada ronda sur.

Su sucesora hizo mejor los deberes. Desarrolló todos los trámites burocráticos necesarios, algo más sencillo porque la zona fue incluida en el parque natural de Collserola poco antes de la partida de Recoder a la Generalitat, y decretó Torre Negra parque natural. De esta forma, blindó cualquier posibilidad de construir viviendas privadas.

Segunda causa judicial

El constructor, lejos de tirar la toalla, presentó a la vuelta de las vacaciones de este año la enésima propuesta al ayuntamiento para modificar de nuevo el PGM. La sesión plenaria de septiembre, en línea con la política seguida hasta la fecha, denegó la admisión a trámite y se inició de esta forma una segunda causa judicial por Torre Negra.

El entorno de Conesa confía en que el TSJC archive el caso una vez analice los antecedentes y la realidad actual del suelo de Sant Cugat. La compañía, a su vez, confía en que la justicia atienda sus intereses por lo que considera que ha sido una maniobra municipal contra sus derechos.

Incertidumbre de los terrenos

Las mismas fuentes municipales remarcan que cuando Núñez y Navarro compró los terrenos el suelo estaba catalogado como urbanizable pero no programado en el desarrollo urbanístico de Sant Cugat. Por lo que el constructor era consciente de la incertidumbre que rodeaba el proyecto, mantienen. La compañía siempre ha entendido que se actuaba en su contra. Incluso ha apuntado en algún momento que el consistorio no se opuso a la construcción, por ejemplo, del campus de Esade Creápolis, donde se concentra el vivero de empresas de la escuela de negocios, en una zona cercana a sus terrenos en propiedad.

Las espadas siguen en alto.
¿Quiere hacer un comentario?