Menú Buscar

Núñez i Navarro facturó 102 millones en 2014

20.11.2015 00:00 h.
2 min
El presidente de Núñez y Navarro, Josep Lluis Núñez

Las inversiones del grupo inmobiliario Núñez i Navarro para el presente año alcanzan los 38 millones de euros. Abarcan una decena de promociones en Barcelona y Hospitalet de Llobregat, que suman 230 viviendas y casi 300 plazas de aparcamiento. Su coste total está presupuestado en 62 millones.

Núñez i Navarro tiene 500 empleados. Es, con notable diferencia, la empresa catalana más robusta del sector, entre las no cotizadas en bolsa. Vadeó la feroz crisis del ladrillo prácticamente sin despeinarse. Como todos sus colegas del ramo, sufrió la flexión de las ventas y la pérdida de valor de los activos. Pero siguió logrando beneficios en todos y cada uno de los ejercicios, señal inequívoca de que en su momento no había estirado más el brazo que la manga.

Los poderes de este grupo estrictamente familiar se resumen en unas pocas magnitudes. Posee unos fondos propios de 550 millones y unos activos totales de 1.400 millones, compuestos casi íntegramente por bienes raíces. Las deudas se cifran en 750 millones.

El acervo inmobiliario incluye 60 edificios, todos ellos en Barcelona, salvo dos en Esplugues de Llobregat, uno en Madrid y otro en Sabadell. Esta batería de inmuebles incluye 460 locales comerciales, 620 pisos y 280 despachos. Además, cuenta con 37 naves industriales. El repertorio se completa con 7 hoteles y 10.100 plazas de aparcamiento. La rentabilidad bruta oscila entre el 4,5% de las viviendas y el 17,3% de los hoteles.

Este enorme parque de activos y la venta de pisos generaron el pasado año una facturación consolidada de 102 millones, con alza de un 7%. El flujo de caja ascendió a casi 30 millones y el beneficio, a 7,3 millones.
¿Quiere hacer un comentario?