Menú Buscar

Ni agua, a los que propugnan saltarse la ley

Francesc Moreno
4 min

Mientras los integrantes de la coalición CDC-ERC pregonan que van en serio, que la independencia, esta vez sí, es cuestión de meses, Mas-Colell se apunta a la oferta de la presidenta de la Comunidad de Madrid de hacer un frente común de las regiones ricas para negociar un nuevo sistema de financiación. Evidentemente, ambas propuestas son incompatibles. Aunque sean muchos los que desde Cataluña exigen al gobierno español que mueva ficha. Que negocie.

Si la legalidad no vale, ¿qué sentido tiene negociar?

Si la opción elegida es la independencia por la vía de saltarse las leyes, es decir el golpe de Estado; si lo que se prepara es la desconexión (no sé muy bien lo que significa, pero parece que se asemejaría a una independencia no formal); si la legalidad no vale, no sólo la estatal sino tampoco la catalana -dicen que van a declarar la independencia o hacer una Constitución catalana sin por lo menos 2/3 del Parlament que es lo que se exige para reformar el Estatut o la ley electoral-, ¿qué sentido tiene negociar? Evidentemente ninguno.

Los independentistas se han equivocado y han mostrado sus intenciones sin mayoría social, sin controlar la caja y otras instituciones básicas, y sin apoyo internacional. Por eso amagan pero no dan. ¿Se les van a dar facilidades para que salgan del callejón sin salida en el que andan metidos? No parece muy coherente.

¿Significa eso que no hay nada que mejorar, que negociar? Evidentemente en política todo es negociación. Nada es permanente y todo es mejorable. Pero nada de sacarles las castañas del fuego a los desleales.

Romeva pedía el sí para negociar. Yo creo que no hay que votar a la coalición CDC-ERC para hacer posible salir de la vía muerta a la que nos ha conducido Mas. Hay que desbloquear la situación votando a opciones que se comprometan lealmente. Que respeten las leyes. Que los pactos no sean aceptados solo como un paso más hacia el objetivo final.

No ha de haber rescate para quienes echan un pulso y no tienen fuerza para ganarlo

Las próximas elecciones no llevarán a Cataluña a la independencia, pero si CDC-ERC obtienen la mayoría absoluta, Cataluña quedará atrapada en el día de la marmota. Por eso las próximas elecciones sí serán plebiscitarias, en el sentido de Duverger: hay que jubilar a quienes han convertido las instituciones en cuarteles partidistas, a quienes confunden sus intereses con los de todos los catalanes, a quienes malversan fondos públicos aplicándolos a fines para los que no son competentes, a quienes no cumplen las sentencias, a quienes se vanaglorian de saltarse la ley, a quienes quieren controlarlo todo, los clubs de futbol, las empresas, la prensa y la cultura.

Los catalanes hemos de dejar de bailar al son de una pandilla de oportunistas de baja estofa y afrontar y resolver nuestros problemas de todo tipo. Cualquier opción que respete la ley, vale. Sea de derechas o de izquierdas, jacobinos, federalistas, confederalistas o independentistas (sí, también los que se comprometan a hacerlo siguiendo los cauces legales). Pero a los que propugnan saltarse las leyes, la confrontación, ni agua. No ha de haber rescate para quienes echan un pulso y no tienen fuerza para ganarlo. Ellos no han tenido remordimientos para tratar de acobardarnos, dividirnos y enfrentarnos por intereses espureos. No se merecen nada.

Artículos anteriores
¿Quién es... Francesc Moreno?
Francesc Moreno

Presidente del Consejo Editorial de CRÓNICA GLOBAL. Licenciado en Derecho. Ha sido profesor de Derecho financiero en la Universidad Autónoma de Barcelona (UAB) y de Derecho mercantil en la Universidad de Barcelona (UB). Ha sido vicepresidente de La Seda de Barcelona. Fue el editor de El Debat y Tribuna Latina.

Comentar
Marino 25/08/2015 - 11:11h
Enhorabuena señor Moreno. No se merecen nada. La jugarreta está en lo que ha estado siempre: Hacer ver a la sociedad que la culpa es del otro que no entiende a Cataluña, que no es demócrata porque "no da la voz al Pueblo", que pertenece a la España casposa y no tiene ninguna sensibilidad social... Y mientras tanto no solo seguir negociando y arrancando competencias y ventajas aprovechando su posición de partido bisagra, sino haciendo ver que no conseguían nada de esas negociaciones por la maldad del otro. Ha llegado el momento de actuar tal y como dice el autor: no sacando las castañas del fuego al nacionalismo. Si las elecciones son plebiscitarias que Mas Collel se vuelva a casa. Y que los señores Sánchez, Iglesias y Lara entiendan que no hay soluciones federales que valgan con quien no respeta la ley. Porque, en democracia, el respeto a la ley y su cumplimiento no pueden ser sorteados mediante referéndums interesados programados por el poder. Mientras el desafío se mantenga ni agua.
Jokin 25/08/2015 - 11:11h
Excelente, Sr. Moreno
Ramonsalvat 25/08/2015 - 11:11h
Es pot estar d'acord amb el Sr.Moreno, pero la realitat és que si la gran operación sobiranista del 27S els hi surt be (es a dir, aglutinen aquest 33% del cens electoral independentista, que crec que existeix), tindrem un problema greu que l'estat nomes podrá solucionar amb allò que tenen els estat de dret: el monopoli de la força (si, armada, ni que soni malament) i és una enorme pena arribar a aquest extrem. No vec que tots "el mals catalans" junts tinguem prou força electoral per parar a aquets irresponsables mesianics.
Alquife 25/08/2015 - 11:11h
Con esta gente ni a tomar café a la esquina. ¡¡Ah¡¡ Que echen de menos estos tiempos en que "eran" alguien, mangoneaban, se lucraban y adoptrinaban a las pobres gentes o sea: que no les salga gratis, ni federalismo ni leches: Centralismo y descentralización puramente administrativa y menos Taifas identidad la de los calvos, el resto es nazismo.
AARON 25/08/2015 - 11:11h
Totalmente de acuerdo con el articulo. A partir de aquí hemos de hablar de ese 35% 40% de abstención que es donde está el quid de la cuestión. Hay que conseguir que la gente no pase. Hay que explicar las cosas. Hay que empezar a hablar de España como una unidad de ciudadanos. Hay que empezar a decir los conflictos que se producirían entre los ciudadanos Catalanes entre nosotros y con los del resto del territorio nacional. Los problemas que surgirán dentro de las familias y entre los amigos. Hay que empezar a decir que ese pueblo, esa gente, ese paisaje en Extremadura, Andalucía, Asturias etc. que son tuyos dejará de ser tuyo; pertenecerá a un país extranjero. Hay que empezar a hablar de la violencia en las calles, especialmente de cómo los nacionalistas focalizarían todo su odio sobre los Catalanes que no hablen Catalán, sepan de ellos que piensan de una forma diferente etc. Hay que empezar a hablar de todas la penurias económicas que íbamos a sufrir los ciudadanos. Y de tantas y tantas cosas. Hay que conseguir que la gente no pase, que la gente no se quede en casa o se vaya a la playa. Hay que conseguir que la gente vaya a votar.
LARRA 25/08/2015 - 11:11h
La ciudadanía ya tiene la lista de quienes cumplen la Ley y las sentencias, las nuevas generaciones ven que sus antecesores no lo hacen flaco favor a a convivencia
LARRA 25/08/2015 - 11:11h
La ciudadanía ya tiene la lista de quienes cumplen la Ley y las sentencias, las nuevas generaciones ven que sus antecesores no lo hacen flaco favor a a convivencia
¿Quiere hacer un comentario?