Muere Adolfo Suárez

Como consecuencia del delicado estado de salud que padecía desde hace años en razón de su Alzheimer, el histórico político de la Transición no ha podido superar el agravamiento de la infección. Los testimonios de reconocimiento a su figura y a su labor no han cesado en las últimas horas.

23.03.2014 15:47 h.
2 min
El ex presidente del Gobierno Adolfo Suárez
Redacción / Agencias

El ex presidente del Gobierno Adolfo Suárez ha fallecido este domingo a los 81 años de edad en la clínica Cemtro de Madrid, donde permanecía ingresado desde el pasado lunes a causa de una infección respiratoria que derivó en neumonía.

Como consecuencia del delicado estado de salud que padecía desde hace años en razón de su Alzheimer, el histórico político de la Transición no ha podido superar el agravamiento de la infección.

El portavoz de la familia Suárez, Fermín Urbiola, ha anunciado a los medios de comunicación apostados en el exterior de la clínica Cemtro el fallecimiento del ex presidente. "Por expreso deseo de la familia, vengo a comunicaros que Adolfo Suárez ha muerto. Muchas gracias por todo vuestro cariño", ha señalado Urbiola.

Principal artífice de la Transición

Suárez, ingresado desde el pasado lunes, sufrió este sábado un empeoramiento neurológico progresivo, después de que el viernes su hijo Adolfo Suárez Illana anunciara que el "desenlace" era "inminente".

Desde ese momento, se han sucedido multitud de reacciones de apoyo hacia la familia por parte de representantes de la clase política y de otros ámbitos de la sociedad. Los testimonios de reconocimiento a su figura y a su labor no han cesado en las últimas horas.

Quien fuera presidente del primer Gobierno constitucional tras la dictadura de Francisco Franco y el principal artífice de la Transición padecía desde hace 11 años Alzheimer, una situación que hizo pública su hijo Adolfo Suárez Illana en 2005 y que en los últimos años le mantuvo alejado de la vida pública. Antes de sufrir esta enfermedad neurodegenerativa y desde que se retiró de la política en 1991, Adolfo Suárez estuvo dedicado por completo a su familia.

Comentar
MiquelEscudero 25/08/2015 - 11:30h
Cordial, pulcro y sencillo, con una rara y esperanzadora calidad personal. Rechazaba la hostilidad y el rencor, y cultivaba la buena semilla de la concordia. Ésta hace crecer las cosas más pequeñas, mientras que la discordia, como él dijo en una ocasión, es "capaz de destruir las cosas más grandes". Gracias por todo, Adolfo.
Tarragonaopina 25/08/2015 - 11:30h
Consiguió superar las diferencias y los odios ancestrales para llegar a acuerdos en beneficio de la mayoría. Gracias Adolfo Suárez.
Antoni Ferret 25/08/2015 - 11:30h
En tinc un bon record, encara que com a adversari. Vist tot lo que hem hagut de sofrir després, puc dir que ha estat el menys dolent en comparació de tots els que l'han seguit. Que descansi en la pau de Déu.
Eduardo Pinzolas 25/08/2015 - 11:30h
Una figura histórica y un hombre valiente y de un calado político excepcional. No tiene precio lo que debemos los españoles de hoy a hombres como Adolfo Suárez. Gracias por lo que hicisteis posible.
m.a. 25/08/2015 - 11:30h
El Sr. Suárez fue uno de los artífices de que dos bandos enfrentados a muerte, acabaran aceptando convivir bajo el manto de una democracia. Justo al revés que lo que están intentando hacer los ir-responsables políticos de Cataluña, con el Sr. MasJunqueras a la cabeza, que es quebrar la convivencia.
Olegario 25/08/2015 - 11:30h
Cuando un político consigue que unos, otros y los de más allá coincidan en resaltar su labor positiva, se puede decir que ha sido un Hombre de Estado.
JDuck 25/08/2015 - 11:30h
Hace ya tiempo que ni se acordaba de haber sido Presidente, y sin embargo considero que ha sido el mejor Presidente y ex-Presidente de la reciente historia democrática española. Un líder solitario no puede hacer otra cosa que vivir y morir en solitario, aunque le acompañe mucha pompa. Un líder solidario y cordial nunca vive ni muere en solitario, y deja profundas huellas, no en el recuerdo, si no en el presente de quienes le recordamos, con la esperanza activa de un futuro mejor, por muy crítico que sea el presente. Gracias, Sr. Suárez, por mostrarnos con hechos y palabras que esto es posible.
¿Quiere hacer un comentario?