Menú Buscar

Moventia y Colau afirman que han salido airosos de la rescisión del contrato con Oporto

La compañía de la familia Martí y el Ayuntamiento de Barcelona sostienen que la pérdida de la concesión fue de mutuo acuerdo con las entidades adjudicantes y sin coste económico

28.08.2015 19:48 h.
3 min
La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, el presidente de Moventia, Miquel Martí Escursell, y una imagen del metro de Oporto
C. F.

Moventia, la empresa logística catalana de la familia Martí, ha manifestado 15 días después de que el Gobierno de Oporto rescindiera el contrato firmado con una filial del grupo para gestionar el transporte público de la segunda ciudad portuguesa que la operación no ha tenido ningún impacto económico en las finanzas de la sociedad.

El grupo capitaneado por Miquel Martí Escursell, patrón de honor del lobby nacionalista FemCat y ex consejero de la aerolínea quebrada Spanair, señaló en un comunicado que la “desvinculación de la gestión futura del transporte público” de la ciudad lusa se realizó “de mutuo acuerdo con Metro de Oporto y STCP, las dos entidades titulares de los servicios concesionados”. Asimismo, niega categóricamente que la decisión se tomara por la imposibilidad de pagar 20 millones de euros de un aval.

Cambios en mitad de la adjudicación

Moventia vehiculó el concurso portugués a través de la sociedad Transports Ciutat Comtal (TCC), de la que controla el 67% del capital. El 33% restante está en manos de Transports Metropolitans de Barcelona (TMB), la empresa pública gestionada por Mercedes Vidal, persona de la estricta confianza de Ada Colau.

El relato de los hechos que hizo la compañía indica que la pérdida de la concesión de Oporto vino por “circunstancias sobrevenidas durante el proceso administrativo de contratación”. Inicialmente, Metro de Oporto y STCP, gestora de la red de autobuses, debían preparar dos contratos para que TCC se quedara con la gestión de ambos transportes. Pero a la mitad del proceso se decidió cambiarlo y firmar un único contrato para “salvaguardar el interés público, según la opinión de las entidades adjudicantes”, remarca el grupo catalán.

TCC participa en la nueva licitación

TCC había rubricado la subconcesión del metro de la ciudad lusa el 23 de abril depositando 18,3 millones de euros como aval del servicio. Al eliminarlo, la gestora pública ha reembolsado la cantidad a la firma catalana.

Moventia y BComú remarcan en el comunicado que TCC “ha sido invitada a participar por Metro de Oporto en la nueva licitación que fue relanzada el pasado 22 de agosto”. La sociedad no tira la toalla para hacerse con el que sería su primer contrato internacional y que le reportaría unos 100 millones de euros en los 10 años que dura la concesión del servicio.
Comentar
Antoni Ferret 30/08/2015 - 12:36h
Diu: "15 días después de que el Gobierno de Oporto...". ¿Segur que és correcte això de "Gobierno de Oporto"? Deu ser "Gobierno municipal de Oporto".
¿Quiere hacer un comentario?