Menú Buscar

Mordidas, mordazas y tríplex con piscina: Los Pujol y los Torrente

La prensa soberanista tapa la entrada en escena de la Fiscalía anticorrupción y celebra que sólo quedan cien días para el 9N. Duran ya prepara nuevo partido para la colección de otoño. Rull prefiere refundir,

01.08.2014 11:25 h.
11 min

Buenos días. Ahora va a resultar que no se puede tener una colección de coches deportivos de lujo, valga la redundancia. El garaje de Jordi Pujol Ferrusola, que parece un capricho del doctor No en Nunca digas nunca jamás, es causa de gran escándalo en Abc, como si acaparar bólidos torpedos fuera tan raro. ¿Qué pasa? ¿Que no se puede tener hobbies? Jordi Pujol Ferrusola coleccionaba coches como otros coleccionan sellos o chapas de tapones de cava. Más que envidia debería provocar conmiseración. El primogénito del president presenta todos los síntomas del síndrome de Diógenes y las patologías de Torrente.

La Fiscalía Anticorrupción se ha fijado en el patrimonio de los Pujol y les ha pedido a todos los miembros de la familia las declaraciones de la renta de los últimos años. Tela. Lo llevan abriendo portada todos los periódicos salvo dos, el Ara y El Punt-Avui. Toda la prensa en España, lo que incluye Cataluña, es de partido. Toda, salvo dos diarios, los dos citados, que forman parte de otra categoría: la prensa del movimiento. No es que la realidad importe demasiado, pero causa cierta sorpresa y podría ser hasta un indicio de la fase de negación, entre la ira y la aceptación, que los dos periódicos soberanistas se vayan por las ramas y reduzcan el acecho de la Fiscalía a una nota marginal en primera.

En el Ara, la noticia es que "Mas-Colell avisa de que no cumplirá el déficit". En la portada de El Punt-Avui celebran una efeméride o algo parecido. Que quedan cien días para el referéndum separata que nos van a encolomar sí y sí, ya sea por la improbable vía de que Mas pueda convocar una encuesta o por la más que segura movilización de la Assemblea Nacional Catalana (ANC), lo que en vez de una fiesta de la democracia será un guateque y una merienda caníbal.

Pudiera ser que La Confesión de Pujol todavía mantenga en estado comatoso a las mentes pensantes y editorialistas del mundo independentista. El "chok" ha sido total, tanto que acólitos, creyentes, gentes de buena fe y preferentistas de la banca moral del espíritu santo catalán aún no han encontrado una explicación a la que atenerse y esperan una señal, un indicio del cielo o un discurso de Oriol Junqueras que vuelva a despejar el camino. Pujol nos ha mentido, las apariencias engañan, dime de qué presumes y te diré de que careces, el hábito no hace al monje... El refranero catalán también es intenso, extenso y "adiente": qui no enganya no guanya, qui no cau, ensopega y qui ho vulgui creure que ho vagi a veure.

Pujol, que es hombre sentencioso, preferirá el de com més diners, més maldecaps, que se le ciñe a la ocasión. La última hora de ayer del ya conocido como caso Pujol es que no va a ser tan fácil lo de retirarle al "molt honorable" lo de molt honorable y otras prebendas. En La Vanguardia viene en un recuadro que el consejero de Interior, Ramon Espadaler, el democristiano al que Duran ha dejado colgado de la brocha, le mantiene la escolta a Pujol. Es un recuadro sin firma: "El Departament d’Interior mantendrá por motivos de seguridad el servicio de escoltas del que dispone actualmente Jordi Pujol, pese a su renuncia a las prerrogativas de las que disfrutaba como expresident de la Generalitat, tras su confesión de que miembros de su familia ocultaron durante 34 años cuentas en el extranjero que ahora habían regularizado. Fuentes de la conselleria que dirige Ramon Espadaler informaron a Efe que la decisión de mantener el servicio de escoltas a Jordi Pujol no responde a criterios políticos, sino que obedece a razonamientos técnicos, basados en informes de seguridad".

Se cree muy alegremente que Pujol deberá comparecer ante el parlamento autonómico el próximo 2 de septiembre y se sabe que el juez de la Audiencia Nacional Pablo Ruz ha citado a declarar a Jordi Pujol Ferrusola y exesposa el 15 de septiembre. Y es conocido que entre el 2 y el 15 de septiembre se encuentra el 11. La Diada promete emociones más fuertes si cabe y con la Sociedad Civil Catalana enredando por Tarragona.

En el Abc, además de los coches de Pujol jr. hablan del patrimonio inmobiliario, bajo los efectos del chateaux de Josep Pujol en la Cerdaña francesa, donde el patriarca medita y musita una estrategia judicial de ave fénix. Está incendiado con los artículos de los columnistas a los que tanto y tan buen pienso regaló en los últimos cuarenta años. La cuestión es que en el diario monárquico Javier Chicote aporta nuevos datos sobre las investigaciones judiciales en torno al "hereu" de Pujol y escribe: "La Audiencia Nacional tiene en el punto de mira la trama inmobiliaria del primogénito de Jordi Pujol, que pudo blanquear capitales comprando diversos inmuebles en Cataluña. El principal de ellos es una mansión de mil metros cuadrados construidos en una parcela de 1.400 metros en Pedralbes, la zona más cotizada de Barcelona. La operación de compra-venta está plagada de incógnitas. Pujol Ferrusola y su entonces esposa, Mercè Gironés, adquirieron el inmueble en 2003, pero once años después aún no lo han inscrito en el Registro de la Propiedad, «en contra de la seguridad jurídica» que esto proporciona, según un informe de la Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal entregado al juez Pablo Ruz. Al no inscribir la finca, cualquiera que investigue al primogénito del expresidente catalán no daría con la propiedad de su inmueble más preciado, con tres plantas y piscina. Una de las consecuencias de no registrar la compra-venta es que ningún banco hipoteca el inmueble. Ese no fue problema para «junior», que pagó por la casa 2,5 millones de euros «a tocateja»".

En El Mundo es Fernando Lázaro quien aborda el expediente del informe de la UDEF y relata el espeluzno que provocaba en los empresarios y directivos de las grandes empresas la mención de los apellidos Pujol Ferrusola. Pagaban el pizzo sin rechistar. Como para no abonar, a tocateja también, con los rumores que corrían por ahí.

La gracia de los periódicos también está en las fotos. La Razón elige una para portada de Mas, Felip Puig y Jordi Pujol brindando con cava. Eran los buenos viejos tiempos. Puig es el de en medio de los chichos y le huele el orto a pólvora según se desprende de la información del periódico de Planeta. Otra foto impagable es la de la entrevista a Josep Rull en su despacho de número dos de Convergència. Ha plantado la estelada y ha retirado la senyera y la bandera de la UE. Rull se mantiene en la idea de la refundación de CDC, que se antoja más difícil que levantar una empresa de Ruiz Mateos o poner de moda la mirinda, que ya no existe.

Dadas las circunstancias, cobra forma el operativo de Josep Duran Lleida para reinventar el centro catalán y llevarse los pocos votos que aún le queden a CiU antes de su entrada en la galería de la fama de los partidos muertos. Llamar federación a CiU es lo que en Cataluña se entiende por periodismo de precisión, cosa que ayuda a entender las coartadas del periodismo que se dice catalán a la hora de explicar cómo nadie dijo nada y todo el mundo lo sabía todo. Ya nos lo explicarán Alsius, Rahola o Culla en una entrevista en la revista del Col.legi de Periodistes.

En El País, Miquel Noguer y Miguel González dan cuenta de los movimientos del que se había retirado, que fue otra muestra de sagacidad periodística general. Escriben: "Unió Democràtica de Catalunya no está dispuesta a dejarse arrastrar por la grave crisis que acecha a sus socios de Convergència a raíz del escándalo de Jordi Pujol, que mantuvo durante 34 años una fortuna oculta en el extranjero. El partido democristiano ha decidido dar un acelerón al proyecto que su líder, Josep Antoni Duran comenzó a dibujar el pasado junio para impulsar un nuevo movimiento centrista en Cataluña. El mismo Duran anunció ayer que la nueva plataforma echará a andar en noviembre, precisamente el mes en el que la Generalitat prevé celebrar la consulta ciudadana soberanista. El político democristiano anunció que se propone “liderar una reflexión” sobre la pérdida de credibilidad de los partidos y la necesidad de recuperar los valores cívicos, para lo que está preparando unas jornadas de debate que vayan “mucho más allá” de su propia formación y que incluyan a colectivos sociales. Duran aseguró que su proyecto es anterior a la confesión de Pujol y que con el mismo no pretende “salvar la piel” a Unió. No obstante, no descarta que de esta reflexión pueda salir una “nueva alternativa” de cara al futuro, como en su día Convergència Democràtica hizo la “casa grande del catalanismo” para relanzar a Artur Mas".

No hace falta recordar cómo celebraba el columnismo separata el paso atrás, el principio del fin y el comienzo de la retirada de Duran hace una semana. Otro ejemplo de periodismo de precisión a la catalana. El chiste está en que van seis en un avión: un inglés, un francés, uno de Lepe, Mas, Pujol y Duran. Y sólo funciona un paracaídas. Casualmente el de Duran.

1 de agosto, Fe, Esperanza y Caridad

¿Quiere hacer un comentario?