Menú Buscar

Monedero y Carmen Lomana, todo el 'glamur' de Podemos

Ponga un comunista en su mesa, es lo más. Carmen Lomana y sus coleguis se comieron el roscón con el dirigente podemista, que se cree un toy boy rodeado de milfs. Separarse es tendencia y el pisco también.

10.01.2015 10:40 h.
6 min

Tanto rollo proleta para acabar comiéndose el roscón de reyes con Carmen Lomana, interlocutora preferente de Juan Carlos Monedero, número dos o tres, que no está claro, de Podemos. ¿Qué será lo próximo? ¿Gemma Galdón en 'Mujeres, hombres y viceversa'? Carmen Lomana es esa señora rubia que responde a lo que antes eran las típicas pijas del PP, un modelo más teórico que real con el que la 'gauche' se reía de los complejos peperos. Lomana es una socialité y una celebrití, un loro con tribuna periodística y una referencia del saber estar. Baste decir que las recepciones en su casa incluyen los bombones de Gimferrero Rocher y mortadela con aceitunas. Nunca se ha comido bien en las grandes casas; es la tradición.

También era costumbre sentar a un pobre en la mesa, que es el papel que le correspondía a Monedero entre las amigas del té de Lomana. Imagínate, un comunista, uno de Podemos, cuchicheaban las damas ante el Stalin de la Complutense. Son las milfs ('Mom I'd Like to Fuck') del momento o como dicen en Venezuela las MQMC, acrónimo de 'mamá que me cogería'. Monedero está en los cincuenta, tanto de pensamiento como de edad, pero parece mucho más joven. Es coquetón y no acepta salir en la tele sin haber pasado por maquillaje. Se cree un toy boy y fue la sensación y el regalo de los reyes magos en el cálido casoplón de la antedicha.

Si la alta sociedad ha conseguido que el temible Monedero incurra en el papel de animador de las tardes tontas de Madrid es que la revolución que anuncia Podemos es un bluf, un mojón de rebelión, un chasco, mucho ruido para nada y la infusión con una nube de leche, please.

Monedero se ha rendido, si es que alguna vez entró en batalla. Mucha estaca para acabar mitineando ante una docena de mujeres que, si en reyes le tenían a él de invitado especial, en febrero contactarán con el padre Apeles para que les cante misa en latín. La izquierda continúa desierta. Podemos no es la consigna para tomar el cielo por asalto sino un carné para la cola del caviar y salir por la tele, que es donde se gana pasta gansa.

¿O hay más? Lomana y Monedero formarían una pareja imbatible en la prensa del cuore, algo así como la rubia del bote y el comecuras de Lavapiés. Cosas más raras se han visto. Lomana, por ejemplo, ha llamado "travesti de geriátrico" a Naty Abascal. También le atribuye una "cierta afición al estado de embriagadez". La ex modelo ni se ha molestado en contestar a la podemista de nuevo cuño, cuya lengua ya de suyo viperina, se afila con retórica bolivariana. Travesti de geriátrico...

Se desinfla Podemos, se desinfla el proceso y nada es lo que era, ni siquiera las bodas por la Iglesia. Alberto Isla, padre del bebé de Chabelita que hizo abuela a la presa Isabel Pantoja, se casó hace menos de un mes con una exnovia de Kiko Rivera, a la sazón hermano de la dicha Chabelita. Techi, llaman a esta muchacha. Total que Alberto y Techi han estado casados 21 días. El párroco lo flipa y dice que en la ceremonia dijo aquello de hasta que la muerte les separse y tal. Nadie compró la exclusiva de la boda, pero la ex pareja puede sacar algo de partido de la ruptura, lo que confirma que estamos en el año de la cabra según los chinos. Vende el desamor y están de moda las separaciones. El signo del XV, que no es una talla.

El doctor Trilladas está a punto de publicar un ambicioso trabajo de investigación sobre la "neurona resistente", documentado estudio sobre la adaptabilidad de las neuronas a la maceración en alcohol, nicotina y otras sustancias incorrectas. Sostiene Trilladas que a partir de los cuarenta años el declive neuronal se detiene y el cerebro aguanta mucha más estopa. Las neuronas, pocas o muchas, que han sobrevido muestran una indiscutible fortaleza fruto de la habituación a los excesos. Conclusión: otra ronda de pisco-sour.

Miquelarena, que no fuma y bebe con absoluta moderación, ha estado a punto de provocar un serio incidente en su domicilio al intentar utilizar en la cocina de gas una cafetera eléctrica. Un despiste lo tiene cualquiera, aduce Mr. Potato, uno de los muchos apodos del reconocido economista Miquelarena. Todo esto provoca dudas en Trilladas sobre la consistencia de su teoría neuronal, así que pretende estudiar con pormenor el cerebro de nuestro colega por el método de trepanación. El nen consigue a duras penas que Trilladas desista de sus propósitos. Tal vez no haya nada que investigar ahí dentro, argumenta nuestro más joven socio, comentario que apacigua al doctor. Como cada viernes los chistorristas consiguen la insólita hazaña de entrar y salir el mismo número de individuos de la pitanza. Sólo un pero, Brutus ha muerto. Nos ha durado menos que un bonsai en malas manos. Se lo zampó un gran danés. Brutus es que era muy chulo en todos los sentidos.

¿Quiere hacer un comentario?