Menú Buscar

Metges de Catalunya pide a Ruiz que descarte el consorcio sanitario de Lérida

El sindicato mayoritario de médicos en Cataluña presenta alegaciones al polémico proyecto, en periodo de exposición pública. La Generalidad sigue adelante pese a la oposición expresa del Parlamento autonómico y las protestas de plataformas ciudadanas.

14.04.2015 19:49 h.
5 min
Imagen de una manifestación en Barcelona contra los recortes en sanidad, en febrero de 2013
Redacción

Continua la oposición al polémico proyecto de la Generalidad del consorcio sanitario de Lérida, que los críticos consideran que abre la puerta a la privatización de la sanidad pública, que representa la creación innecesaria de un nuevo ente, y que va en detrimento de las condiciones laborales de los trabajadores. A las peticiones expresas de paralizar el proyecto de plataformas ciudadanas y del propio Parlamento autonómico -ignoradas hasta el momento por la Generalidad-, ahora se suma la del principal sindicato médico de Cataluña, Metges de Catalunya (MC).

Según ha informado en un comunicado, Metges de Cataluña ha presentado alegaciones contra el proyecto, actualmente en periodo de información pública, después de que se publicará en el Diario Oficial de la Generalidad a finales de marzo. Este trámite es obligatorio, según marca la Ley de régimen jurídico y de procedimiento de las administraciones públicas de Cataluña, y con él el Ejecutivo autonómico ignoró la petición expresa del Parlamento autonómico, que solo 12 días antes le había instado a paralizar la iniciativa.

Un plan que aumenta "cargos, mandos y gastos"

El sindicato pide la "paralización y retirada del plan", entre otros motivos, porque considera que "solo contribuye a la hipertrofia organizativa" del sistema público de salud, "con el consiguiente incremento de cargos, mandos y, por tanto, de gastos".

Esta es una de las principales críticas al proyecto, que prevé fusionar en un nuevo ente, el Consorcio Sistema Integral de Salud Lérida, a las dos empresas de la Generalidad que actualmente prestan servicio sanitario público en la provincia, el Instituto Catalán de la Salud (ICS) y Gestión de Servicios Sanitarios (GSS, que gestiona los centros traspasados por la Diputación de Lérida a la Generalidad en 1992).

Para los críticos, sería más eficiente, en términos de racionalidad administrativa, que el organismo menor, GSS, se integrara simplemente en el mayor, el ICS. Y en esta línea se manifiesta Metges de Catalunya, que el actual modelo organizativo sanitario de la Generalidad "ya dispone de mecanismos suficientes para lograr una gestión más racional y eficiente, mediante actuaciones de reestructuración, simplificación y descentralización de sus órganos", y que no es necesario "crear nuevas entidades que alteren el sistema".

Alertan de la "laboralización de la plantilla"

El sindicato también se suma a las críticas que alertan de un empeoramiento de las condiciones laborales de los trabajadores. Como, de hecho, deja claro el propio proyecto, que, aunque garantiza mantener las condiciones actuales de la plantilla, también especifica que las "nuevas contrataciones", y las "coberturas de vacantes" del nuevo ente se realizarán con personal laboral. Lo que, a la larga, puede implicar la sustitución del actual personal funcionario y estatutario.

En este sentido, Metges de Cataluña alerta de que la Generalidad "quiere imponer" un "proceso de laboralización de la plantilla". Y que este "comportará una pérdida de transparencia e imparcialidad en los procesos de contratación, con la introducción de criterios subjetivos alejados de los principios de publicidad, igualdad, mérito y capacidad".

También señalan que la coexistencia de distintos tipos de régimen laboral de los trabajadores constituirá una "fuente de distorsiones", salvo que "se establezca un convenio único" que "homologue las condiciones retributivas y laborales" de la plantilla.

Riesgo de "recortes de puestos de trabajo"

Igualmente en el terreno laboral, el sindicato también señala su "preocupación" porque el objetivo declarado de la administración autonómica de "reducir gasto" con el nuevo consorcio se traduzca en "un recorte de puestos de trabajo, de derechos adquiridos por los profesionales y de servicios para los usuarios".

Finalmente, el sindicato considera que la naturaleza jurídica del nuevo ente que planea la Generalidad -un consorcio adscrito al Servicio Catalán de la Salud (CatSalut), formado por el propio CatSalut, el ICS, la Universidad de Lérida y el Instituto de Investigación Biomédica de Lérida- hará "más dificultoso y con menos garantías de transparencia" el control público del mismo.

El periodo de información pública del polémico proyecto finaliza el próximo día 28, y Metges de Cataluña no es la única entidad que planea presentar alegaciones al mismo. La plataforma que ha aglutinado la mayor parte de protestas ciudadanas contra el mismo, la Marea Blanca, tiene en marcha una campaña para recoger también alegaciones.

Comentar
Antoni Ferret 25/08/2015 - 11:15h
1) Està molt bé que el sindicat de metges s'hi oposi. No sé què pensen fer els altres sindicats. 2) Això és la pitjor entremaliadura que ha fet aquest mal Govern, i mira que n'ha fetes!!
Olegario 25/08/2015 - 11:15h
Que aprovechen para hacer pedagogía de la importancia de votar y de elegir a quién. Ni un voto para los que consideran que lo público es su patrimonio personal.
¿Quiere hacer un comentario?