Menú Buscar

Mentiras y miedo

Francesc Moreno
5 min

Entramos en la última semana de campaña con unas encuestas que, en general, dejan a Junts pel Sí cerca de la mayoría absoluta. Si las encuestas siempre deben tomarse con precaución, en el caso catalán los precedentes hacen extremar la prudencia.

Los partidos no secesionistas deberían aprovechar el paso atrás del independentismo y denunciar que mentir a los electores y no alertarles de los problemas que sus decisiones pueden provocar es una estafa

Es evidente que el votante no independentista no se siente comodo revelando su voto por teléfono. Hay miedo. La supuesta existencia de listas negras de catalanes no adeptos al régimen y el acoso de quien se resiste son la causa. Balaguer o las rectificaciones de Gonzalez e Iglesias son muestras del éxito de la presión nacionalista cuando algo no les gusta. Además, los independentistas llevan años hipermovilizados y los no secesionistas han empezado a movilizarse mucho más tarde.

Con todo, hay que partir del supuesto de que las encuestas estén en lo cierto y trabajar para dar la vuelta a la situación. En los últimos días las declaraciones de líderes internacionales, de la banca o del presidente del Barça dudando de que el club juegue la Liga española, suponen un cambio sustancial en el debate.

Hasta ahora el discurso secesionista se ha basado en que la independencia no tenía costes. Nos dirigíamos a un mundo feliz. Seguiríamos en la UE, no habría riesgo de corralito, las pensiones serían más altas, no habría deslocalizaciones de empresas, el Barça jugaría la Liga, seguiríamos siendo españoles, en la Meridiana había dos millones de personas...

Esta política de mentiras ha estallado. Ante la evidencia, la reacción del independentismo no ha sido pedir perdón por sus mentiras sino cambiar el registro y apelar a "la dignidad del pueblo" al estilo del referéndum griego, de populismo castrista o de Maduro.

Los partidos no secesionistas deberían aprovechar este paso atrás. Para ello deben centrar su discurso en poner de manifiesto las mentiras, el cambio de mensaje, a la par que denunciar que en política lo que es una estafa a los electores es mentirles y no alertarles de los problemas que sus decisiones pueden provocar.

La lista de Junts pel Sí no es de fiar. Ha mentido a sabiendas en sus declaraciones públicas y sigue mintiendo a una parte de sus votantes con el doble discurso de Mas: a unos les dice que esto es imparable, que la independencia va en serio; y a otros que no se preocupen que lo que quiere es pactar. Evidentemente, es un discurso tramposo que debe ponerse en evidencia.

La lista de Junts pel Sí no es de fiar. Ha mentido a sabiendas en sus declaraciones públicas y sigue mintiendo a una parte de sus votantes con el doble discurso de Mas

Evidenciar las mentiras, afirmar sin complejos que explicar los riesgos ciertos de la secesión es lo que deontológicamente toca, que las apelaciones al "orgullo del pueblo" frente a los "poderosos" es lo propio de todas las derivas populistas y antidemocráticas, es lo que se debe enfatizar esta última semana. Y hacerlo siendo conscientes de que, aunque pensemos que al final no llegara la sangre al río, cuando se bordea el precipio un accidente siempre es posible. Sólo hace falta mirar la historia y nuestro propio entorno.

Porque ahora que los secesionistas ya desprecian a los empresarios, a la banca, a la UE... habrá que recordarles que los refugiados todavía quieren venir a la UE y que no hay alternativa mejor para el "bienestar del pueblo" que el Estado de derecho, la economía de mercado y la pertenencia a la UE. Salvo para los que pretenden atrincherarse en el poder para preservar y ampliar su poder y su impunidad.

Y cuando esto remita, que lo hará, habrá que decir a los que ahora se movilizan in extremis pero que han permitido llegar a esta situación, que es hora de tener una estrategia a medio y largo plazo para evitar las recaídas. A ver si el susto sirve para que los que no creen en aventuras populistas se pongan las pilas y actúen en consecuencia.

Artículos anteriores
¿Quién es... Francesc Moreno?
Francesc Moreno

Presidente del Consejo Editorial de CRÓNICA GLOBAL. Licenciado en Derecho. Ha sido profesor de Derecho financiero en la Universidad Autónoma de Barcelona (UAB) y de Derecho mercantil en la Universidad de Barcelona (UB). Ha sido vicepresidente de La Seda de Barcelona. Fue el editor de El Debat y Tribuna Latina.

Comentar
Aleph 22/09/2015 - 00:24h
Hay que reorientar la estrategia electoral. La independencia sólo beneficiará a los funcionarios y a los que pretenden serlo. ¡A nadie más! En Cataluña hay 300.000 funcionarios. Si los multiplicamos por 4, que es su entorno de influencia próximo, da 1.200.000. ¡Este es el núcleo que sostiene al "proceso"!
mimartin 22/09/2015 - 00:24h
Hay 2 razones por las que los resultados van a ser aproximadamente 55 diputados de ERC/CDC y 8 de la CUP, lejos de la mayoria: 1. Que la gente calla su voto en las encuestas mas que nunca, porque la presión es brutal (ver cómo la ANC dice que los leales "vomitan" sus ideas en sus mitines). 2. Hace 3 años , las encuestas daban a la suma ERC CDC 10-12 diputados más que los que obtuvieron. Al CIS le conviene por supuesto exagerar los votos secesionistas para movilizar a la gente.
Marino 22/09/2015 - 00:24h
Ocurre como en su día en las generales cuando nadie decía que iba a votar al PP y ganó. Y eso que no había miedo a listas de ningún tipo sino a ser considerado retrógrado. Esto caerá pero para ello tiene que caer el pesebre y eso es mas difícil. Porque lo que sustenta todo esto es que movilizarse en la calle, que es donde está la pelea, significa ser "fichado" por el poder. ¿Y cómo se puede reducir ese poder, consentido hasta el extremo de incumplir sentencias? Yo no veo mas salida que desmontar el Estado de las Autonomías. Es difícil pero menos que encontrar una solución, por muy federal que sea, que contente a los nacionalistas. Hay que volver a partir de cero. El Estado Autonómico ha sido un plataforma para debilitar y tratar de derribar al Estado. No ha servido para "encajar" al nacionalismo que en su día ni siquiera pensaba qué era eso de encajar ni soñaba con tener tanto poder. Se lo pusieron en bandeja y así lo ha utilizado: Para someternos.
Ramonsalvat 22/09/2015 - 00:24h
Coincido con el Sr.Marino, si los "indepes" no consiguen el 50% del voto emitido, y pienso que no lo tendrán, fracasan. Luego la solución no es otra que modificar el actual sistema, y el "estado de las autonomías" es ya, con perdón, un enorme chapuza irreconducible. Solo puede existir una solución en mi creiterio: un estado federal muy solido con los territorios forales o históricos muy delimitados y con un reparto solidario de los presupuestos, un estado preparado para una europa federal, no pequeños reinos de taifas.
ViejoCaminante 22/09/2015 - 00:24h
En el 2005 cuando el huracán Katrina asolo Nueva Orleáns y se destapó que los diques de contención ni eran los adecuados ni suficientes, los comentarios en España arremetieron contra George W. Bush por no haberlos hecho en condiciones y gastar el dinero en otras cuestiones, tales como la militar, antes de atender a la seguridad de los ciudadanos, aunque es cierto que fue el Cuerpo de Ingenieros del Ejercito el responsable de diseñar y construir los diques. Fue un corresponsal Español en Norte América el que aclaró el tema. EEUU es un Estado Federal donde cada estado tiene sus competencias y sus recursos económicos y los ciudadanos lo tienen muy asumido. Las criticas en EEUU fueron contra el gobernador de Luisiana por su gestión en la construcción de los diques y responsable directo de la seguridad de los ciudadanos de Nueva Orleáns. La otra cuestión que llama la atención es que fue el partido del Gobernador el primero en tomar cartas en el asunto y lógicamente destituirlo de cara a las próximas elecciones. Vaya, igualito que aquí. La solución del Estado Federal no es fácil. Realmente un E.F ya tenemos, no existe un modelo de E.F. La primera cuestión es si los ciudadanos la asumimos. La segunda si a los políticos de las CCAA les interesa asumirla. A unos les va bien porque les caen mas € de la cuenta y a otros por el efecto victimismo que lo tapa todo. Si los ciudadanos no asumimos el EF, no sirve para nada. Y repito, realmente un estado federal ya tenemos. Respecto a Cataluña, mantengo lo que vengo diciendo desde hace unos años: Ser presidente de la Gene es un chollo, no es responsable de nada y nadie le pide responsabilidades.
¿Quiere hacer un comentario?