Menú Buscar

Mas: "Se trata de romperme las piernas"

La empresa en la que trabaja su culado ha recibido un fuerte incremento de subvenciones de la Generalidad, pero Mas argumenta que es solo un "trabajador" de la misma.

05.05.2015 14:52 h.
3 min
El presidente de la Generalidad, Artur Mas
Redacción
El presidente de la Generalidad y de CiU, Artur Mas, se defiende de las últimas acusaciones periodísticas de posibles irregularidades en el Gobierno autonómico viendo en ellas una conspiración. "Se trata de romperme las piernas", aduce.

Así se ha expresado Mas en una entrevista este lunes por la noche en La Xarxa, en relación a la información publicada el mismo día por el diario El Mundo que, a partir de un informe del Servicio Especial de Blanqueo de Capitales del Banco de España (Sepblac), asegura que la empresa en la que trabaja un cuñado suyo, el grupo informático Seidor, se ha visto favorecida por un "crecimiento anómalo" de las subvenciones de la Generalidad desde que Mas ocupa el poder en el Gobierno autonómico.

"Esto es intoxicación pura y dura", se ha defendido Mas, que ha sostenido que su cuñado, Joan Antoni Rakosnik, es un simple trabajador de la empresa, "sin responsabilidades directivas" ni acciones de la misma. "Se presenta a la empresa como la empresa de mi cuñado", ha lamentado Mas. "Como no me encuentran nada a mi, no se salen con la suya, se trata de romperme las piernas", ha añadido.

Innova, culpa "del tripartito"

Y este no ha sido el único tema de presunta corrupción del que ha hablado Mas. También se ha referido al escándalo sanitario de Innova, centrado en Reus (Tarragona), en el que el principal imputado es el ex presidente del Instituto Catalán de la Salud -con Mas- Josep Prat, y por el que la semana pasada detuvieron a la primera teniente de alcalde de la ciudad, la convergente Teresa Gomis.

"Innova viene de la época del tripartito y del partido socialista", ha contraatacado Mas, aludiendo al hecho de que también hay implicados en el caso vinculados al PSC. No obstante, Mas ha argumentado que, en este caso probablemente no se ha cometido nada más que "faltas administrativas".

"Hay que hacer autocrítica cuando hay tema. Pero no se puede hacer cuando no lo hay", ha sostenido. "Entonces te tienes que defender ante intoxicaciones y calumnias, porque poniéndolo todo al mismo nivel la percepción de corrupción es muy superior a la real", ha cerrado.

Comentar
Antoni Ferret 25/08/2015 - 11:14h
1) Res de trencar-vos les cames, ni res que sigui físic, ni moral. Només (però absolutament) fotre-us fora del Govern i que visqueu molts anys amb plena salut i sigueu feliç, però sense poder-nos fer més mal. / 2) Si el vostre cunyat no és directiu ni acccionista, potser no, però és l'empresa en la qual treballa i... tot queda a casa. És immoral. / 3) Lo de Reus no vulgueu tapar-ho, que és un podrimener d'influències i de privatització. I si hi ha responsabilitat socialista, això no us eximeix. Teniu un concepte molt estès de les faltes administratives.
Antoni Ferret 25/08/2015 - 11:14h
Redacció: us heu lluït amb la frase: "Mas: Se trata de romperme las piernas. La empresa en la que trabaja su culado..." Per ser un subtítol us hi podíeu haver mirat una mica i no fer-ho barrim-barram.
Olegario 25/08/2015 - 11:14h
ATENCIÓN al lapsus: "...poniéndolo todo al mismo nivel la percepción de corrupción es muy superior a la real". Es que no tienen consideración, nassos!. Ya se sabe que corrupción real haberla, háyla, pero es lo normal, ¿no?, vaya, entre un 3 y un 5 %, ¡los que hablan de un 20 exageran!, no les hagan caso. Pero oiga... sino, ¿para qué querríamos gobernar?, si no quieren... ¡pues nos vamos!, ¡que lo hagan los pringaos...!
¿Quiere hacer un comentario?