Menú Buscar

Mas critica su imputación afirmando que el 9N fue un acto de "rebelión democrática"

El presidente de la Generalitat afirma que en ningún momento se actuó fuera de la ley: "Legalmente no desobedecí"

30.09.2015 09:23 h.
1 min
El presidente de la Generalitat y candidato de Junts pel Sí, Artur Mas
Redacción
El presidente de la Generalitat, Artur Mas, ha defendido el llamado proceso participativo del 9 de noviembre porque, en su opinión, en ningún momento se actuó fuera de la ley: "Legalmente no desobedecí. Políticamente hubo una rebelión democrática: pusimos las urnas".

En una entrevista en Catalunya Ràdio, ha avanzado su estrategia para defenderse tras haber sido imputado, afirmando que aunque el Tribunal Constitucional suspendió el 9N, la Generalitat preguntó qué debía suspender y no obtuvo respuesta, de ahí que todo siguió hacia adelante: "Como no respondieron, no nos frenamos".

Preguntado por las consecuencias que puede tener su imputación, ha afirmado que mucha gente en Cataluña podría llegar a la conclusión de que no le interesa el actual "ordenamiento jurídico y decide cambiar de marco", en alusión a una eventual independencia de Cataluña.

Comentar
Antoni Ferret 30/09/2015 - 12:23h
1) Estic d'acord que la convocatòria del 9-N va ser una rebel·lió, cosa digna i respectable. Però, en altres qüestions, aquest senyor s'ha comportat com una persona malvada. / Tot això no és suficient per voler un altre ordenament jurídic, o constitucional, sinó que tot lo que corres`pongui a l'administració dels enyor Rajoy és "provisional" i serà canviat en qüestió de mesos.
m.a. 30/09/2015 - 12:23h
El 9N fue un intento de de subvertir la legalidad y reventar el Estado de Derecho utilizando fondos y Organismos públicos que son de todos los españoles. Que la Justicia actúe es imprescindible en un Estado basado en el cumplimiento de la Ley. Y quienes más están obligados a ello son los altos cargos institucionales ¡Faltaría más!
Olegario 30/09/2015 - 12:23h
Si hay gente que considera un héroe a quien siendo el máximo representante del Estado, habiendo prometido o jurado cumplir y hacer cumplir la Constitución y las leyes, dedica todas sus energías a la destrucción de ese Estado, voluntaria o ingenuamente, participa de la misma ética y de la misma moral acomodaticia. Más le vale ganar, pues como se afirma desde el sarcasmo, los traidores nunca ganan, pues si lo hacen, dejan de ser traidores y se convierten en héroes.
¿Quiere hacer un comentario?