Menú Buscar

Mas-Colell corrige a Mas sobre el impago de la deuda

El consejero de Economía tiene que salir a la palestra para suavizar el tono de la amenaza del 'President'

22.09.2015 21:06 h.
4 min
El presidente de la Generalitat, Artur Mas (izquierda), y el 'conseller' de Economía, Andreu Mas-Colell (derecha), en los pasillos del Parlament.
Carles Bellsolà

El Govern da marcha atrás en su amenaza de no pagar la deuda. El consejero de Economía y Conocimiento, Andreu Mas-Colell, ha enmendado la plana este martes a las duras --y controvertidas-- declaraciones de la noche anterior del propio presidente de la Generalitat, Artur Mas. El President había amenazado con que una eventual Cataluña independiente no asumiría "la parte" de la deuda pública de España que le correspondería, si el Gobierno rechazara negociar la secesión.

"Queremos negociar, no un sálvese quien pueda", ha afirmado Mas-Colell en la rueda de prensa posterior al Consejo Ejecutivo, refiriéndose a la deuda española. Significativamente, el consejero ha comparecido en persona, sin delegar la explicación en la portavoz del Ejecutivo, Neus Munté. Un gesto que deja claro que el Govern pretendía rectificar la amenaza de Mas del día anterior. "Tranquilos, todo esto se tiene que negociar. No les dejaremos colgados, pero se tiene que negociar. Estudiaremos qué parte de la deuda corresponde, porque esto no será un sálvese quien pueda", ha precisado.

Un argumento que no es nuevo

Las palabras de Mas iban en la línea de uno de los argumentos recurrentes del entorno independentista acerca de la deuda externa: que esta está suscrita por el Reino de España, y que, por tanto es este quien debería pagarla en su totalidad si no aceptara negociar con una eventual Cataluña independiente los términos de la secesión.

El argumento lo vienen repitiendo desde hace años representantes destacados del movimiento independentista como los economistas Xavier Sala i Martin -fue de los primeros que lo planteó- o Elisenda Paluzie, entre otros. Pero no tiene el mismo significado que sea el propio presidente de la Generalitat quien lo formula. Especialmente, en el contexto internacional actual, cuando todo lo que suene a impago de deuda despierta las alarmas en Europa.

Mas-Colell, en tono suave también con las pensiones

Probablemente por eso ha matizado Mas-Colell. Que ha hablado en una línea parecida en relación a otro gran tema sobre la mesa: el futuro de las pensiones en una Cataluña independiente.

Rehuyendo el tono amenazante, Mas-Colell ha reunido en una misma frase la advertencia y las disposición para negociar. Ha querido dejar claro que las pensiones de jubilación de los trabajadores ahora en activo "están contraídas por el Estado español, que es quien ha recibido las contribuciones durante muchos años".

De estas palabras se desprende --pero el consejero ha evitado explicitarlo, suavizando así la formas de su mensaje-- que también en este caso debería ser el Gobierno central quien se hiciera cargo del pago si no quisiera negociar los términos de la secesión con Cataluña. E igual que cuando ha hablado de la deuda, Mas-Colell ha matizado esa quasi-amenaza, al mostrarse dispuesto a negociar. "Le ayudaremos", ha dicho, refiriéndose al Gobierno. "No les dejaremos colgados", ha concluido.

El PP lo ve como una "broma"

Desde el partido en el Gobierno, el PP, se ha calificado de "broma" las declaraciones de Mas. El portavoz adjunto popular en el Parlament, Santi Rodríguez, ha afirmado que "tanto las amortizaciones como los intereses" de la deuda de la Generalitat "las está pagando el Estado". "No es ninguna novedad que diga que no puede pagar la deuda, ya no la está pagando", ha señalado.

Rodríguez ha ironizado con que Más-Colell ha salido a corregir a Mas porque "debe de saber algo más de números que él, no mucho más". Y ha dejado claro que, en cualquier caso "no hay ninguna negociación a abrir". "La deuda no ser repartirá, porque no habrá ningún proceso de secesión", ha zanjado.

Comentar
Antoni Ferret 25/09/2015 - 00:06h
Tot això són paraules sobreres. Es refereixen al cas, hipotètic, d'una victòria independentista. Però una victòria independentista, diguin lo que diguin, NOMÉS podrà ser per majoria de vots (i majoria clara i sobrada). No MAI per 68 o 69 diputats. Per tant està fora de lloc discutir sobre negociació, deute, pensions. Tot això ara no ve al cas.
Antoni Ferret 25/09/2015 - 00:06h
El nou Ajuntament de Barcelona ha destinat 94 milions (que eren disponibles sobrants d'altres partides) a actuacions socials i d'equipaments. Molt bona decisió!
Marino 25/09/2015 - 00:06h
Todo consiste en enredar y enmarañar. La deuda a la que se refiere Mas-Colell asciende a entre 130 y 160 mil millones de euros, lo que unido a la deuda catalana, ya casi en 70.000 millones, suma un total de 200 a 230.000 millones. La "negociación" estaría en esos 30.000 millones de diferencia. Nada más. Ahora bien, como la independencia es además de ilegal innegociable, lo que debió hacerse es lo que dice Ruiz Soroa: Haberse retirado todos de las elecciones. Que la proclamen con el cien por cien de los votos emitidos. Porque así lo que se está haciendo es reconocer que en unas elecciones autonómicas se puede hacer un discurso político independentista. Algo inadmisible. Si algo no se ajusta a Derecho y un Estado no es reconocido por aquel del que se separa, y por otros, el número de votantes es indiferente. Aunque participe el 90% del censo. Que evidentemente, de haberse retirado los demás partidos, no habría alcanzado mas que el mítico 18.
Antoni Ferret 25/09/2015 - 00:06h
Demano ajuda a l'autor del comentari anterior. Jo tenia entès, per haver-ho llegit diverses vegades, que el deute espanyol rondava el 100 per 100 del PIB. I que el PIB era de - un bilió. Aleshores no sé d'on surten aquests 200.000 milions, que seria només un 10 per 100 del que jo creia. Si us plau...
Antoni Ferret 25/09/2015 - 00:06h
Perdó... Volia dir d'un 5 per 100.
Marino 25/09/2015 - 00:06h
De mil amores Ferret: La deuda española es efectivamente de - un billón de euros. Yo hablo de la parte porcentual que le correspondería a Cataluña si se independizara. Se baraja un monto equivalente al PIB de Cataluña - 200.000 millones de euros. Casi setenta mil de deuda catalana actual y el resto es la que tendría que asumir como porcentaje que le correspondería de la española. Con -30.000 millones que difieren según quién lo interprete.
Antoni Ferret 25/09/2015 - 00:06h
Molt bé, gràcies.
¿Quiere hacer un comentario?