Menú Buscar

Los sindicatos arrancan a Soria el compromiso de crear un grupo de seguimiento de la crisis de Volkswagen

El ministro de Industria recibe junto a la titular de Empleo a los primeros espadas de UGT y CCOO para abordar conjuntamente el ‘dieselgate’

13.10.2015 17:31 h.
4 min
Matías Carnero (segundo por la derecha), presidente del comité de empresa de Seat y de UGT, y Rafael Guerrero (segundo por la izquierda), su homólogo en CCOO en una imagen de archivo en Martorell.
Redacción

El encuentro entre los grandes sindicatos y el ministro de Industria, Energía y Turismo, José Manuel Soria, y la de Empleo, Fátima Báñez, han acordado este martes poner en marcha un grupo de coordinación y seguimiento de la situación para seguir la crisis de Volkswagen.

 CCOO y UGT han conseguido poner en marcha este espacio en el que estarán representados las dos centrales, los dos ministerios, el consorcio alemán y las comunidades autónomas afectadas directamente por las consecuencias de la falsificación de las emisiones en 11 millones de vehículos. Es decir, la sede de Seat en Martorell (Barcelona) y la planta de Volkswagen en Landaben (Navarra).

Empleo a más de 20.000 personas

“Es importante establecer un nexo de información clara y transparente”, remarcó el secretario general de UGT, Cándido Méndez, a la salida del encuentro. El líder sindical ha recordado que las medidas que implemente el consorcio para responder a la crisis de la manipulación de las emisiones tendrán impacto sobre una industria que emplea de forma directa a más de 20.000 personas en España. La automovilística germana es el origen de buena parte de la actividad productiva del sector en el país.

Asimismo, aseguró que los trabajadores son “víctimas” del engaño de Volkswagen y no los “culpables”. Especialmente en el caso de las factorías españoles, donde no se fabrican motores, sólo se ensamblan. Por ello, el líder de UGT pide que se preserven los empleos por lo menos en las dos plantas del grupo “tanto en el corto como en el medio plazo”.

Patinazos de Soria

Volkswagen aún no ha concretado cómo se traducirá en España el ajuste generalizado que se aplica en las inversiones previstas en todo el consorcio. En mayo se anunciaron la llegada de 4.200 millones de euros entre las factorías nacionales (3.300 en Cataluña y 900 en Navarra).

Soria se desmarcó del guión pactado y la semana pasada aseguró que el consorcio había garantizado la inversión en un encuentro secreto que mantuvo en la sede central de Wolfsburg (Alemania) con la cúpula de la empresa. Aguantó un chaparrón de críticas y este martes, antes de reunirse con los sindicatos, afirmó que la dirección del grupo también le había garantizado que incrementaría la carga productiva de ambos centros.

Preservar las cargas de trabajo

Los representantes de los trabajadores indican que no se trata de una garantía como tal, que se trata más de una declaración de intenciones que temen que la indiscreción del ministro se lleve por delante. “Esperemos que no haga más gambadas”, remarcó tras la reunión el presidente del comité de empresa de Seat, Matías Carnero.

De hecho, una de las peticiones que han realizado UGT y CCOO tras el encuentro es “preservar en 2019 la misma carga de trabajo en las dos factorías de España”. También han pedido definir en el corto y en el medio plano las inversiones que llegarán definitivamente en el país.
¿Quiere hacer un comentario?