Menú Buscar

Los Pujol, la independencia, Rajoy y los medios catalanes

Xavier Salvador
2 min

¡Qué fácil resulta para muchos medios y analistas decir que cada vez que se produce una sospecha de corrupción en Cataluña lo que se pretende es atentar contra las ansias independentistas de una parte de su población!

Démosle la vuelta al argumento: cuando ayer, a primera hora de la mañana, conocíamos diferentes registros vinculados con la corrupción del clan Pujol y, un par de horas más tarde, las fuerzas independentistas mostraban su hoja de ruta, ¿acaso estaban tapando con la política utópica los hechos relativos a la podredumbre del corrupto y su entorno?

Es obvio que no. Las coincidencias existen y, en muchas ocasiones, la victimización no es más que una defensa endeble para quienes piensan, como el ladrón, que todos son de su condición.

Que el clan Pujol esté bajo sospecha guarda una relación muy menor con los postulados independentistas de una parte de los catalanes. Pero mantiene, en cambio, poca distancia con el aparataje de poder que ayudó a elevar ese sentimiento de manera torticera y manipuladora.

Sin embargo, nadie piensa que Junts pel Sí y la CUP estén tapando la corrupción de CDC y de sus máximos dirigentes y líderes durante años. Los registros de ayer y la declaración parlamentaria de los dos grupos independentistas nos servirán, como mucho, para analizar cómo tratan la noticia los medios catalanes. Mírense sus portadas hoy y saldrán de dudas sólo con preguntarse quién hace prevalecer qué. Sencillo.

Artículos anteriores
¿Quién es... Xavier Salvador?
Xavier Salvador

Pese a nacer en Barcelona en un ya lejano 1965, he acabado siendo un tipo de pueblo. Hoy dirijo CRÓNICA GLOBAL después de haber dado bandazos periodísticos por ahí durante años (El Observador, Diari de Barcelona, El Periódico, Economía Digital...). He escrito dos libros. El más leído, Pujol KO, junto a varios autores. Del otro (El yugo milenario) es del que me siento más orgulloso, pero fue un divertimento intelectual de otro tiempo y otro lugar. Me gustan las personas auténticas, trabajar en equipo, la familia y el buen vino. Bonhomía en estado puro, vamos.

¿Quiere hacer un comentario?