Menú Buscar

Los promotores del hotel en el edifico Deutsche Bank de Barcelona tiran la toalla

KKH plantea transformar el inmueble en viviendas de lujo y comercios por la moratoria turística del equipo de gobierno de Ada Colau

01.10.2015 13:19 h.
2 min
El propietario de KKH, Josep Maria Farré, y la teniente de alcalde de Urbanismo de Barcelona, Janet Sanz
Redacción

Los promotores de la transformación del edifico Deutsche Bank de Barcelona en hotel han decidido renunciar al proyecto por los retrasos en obtener la autorización del Gobierno de Ada Colau a raíz de la moratoria turística, en el aire por la negativa de la oposición en mantenerla. El fondo de inversión KKH, presidido por Josep Maria Farré, plantean una nueva iniciativa que pasa por transformar la emblemática torre situada en el cruce de Gracia y avenida Diagonal (la milla de oro de la capital catalana) en viviendas de lujo y comercios.

Los responsables del private equity han avanzado a El País que el Ejecutivo de BComú cuenta con una carta en la que plantean cambiar los usos del terreno de oficinas a mixto. La teniente de alcalde de Urbanismo, Janet Sanz, ha matizado la declaración. Sólo han recibido, dice, una “declaración de intenciones”.

Debate con los vecinos

La política de ICV ha asegurado en declaraciones a los medios que KKH no ha realizado ninguna propuesta en firme. Celebra que el fondo haya renunciado a la apertura de un nuevo hotel en Barcelona, aunque ha evitado pronunciarse sobre si se bendecirá la nueva propuesta. Sanz se ha limitado a señalar que cuando el equipo de gobierno de Colau tenga sobre la mesa el proyecto “estudiará” si se adecua a la normativa municipal.

También ha avanzado que se abrirá un debate participativo sobre el impacto que pueda tener en la zona. Los vecinos se habían opuesto anteriormente a la apertura del hotel.

Sin modificar el PGM

Según KKH, no se plantea cambiar la edificabilidad. No se deberá modificar el Plan General Metropolitano (PGM), por lo que se prevé un camino más sencillo para obtener la licencia.

El sector especulaba desde hacía tiempo con que KKH modificaría sus intenciones para dar un uso a la torre Deutsche Bank. Pagó 90 millones de euros en julio de 2014 para comprar el inmueble con un vehículo de inversión en el que también participa el fondo Perella Weinberg, con sede en Nueva York (Estados Unidos). Desde ese momento, ha intentado buscar una salida comercial al edificio de oficinas.
Comentar
Antoni Ferret 03/10/2015 - 20:32h
De qui és, ara, l'edifici? Per què se l'ha venut, el Deutsche Bank? Si és que se l'ha venut...
¿Quiere hacer un comentario?