Menú Buscar

Los magistrados del TC están preparados para suspender la ley en cuanto reciban el recurso del Gobierno

La reputación de la institución se disputa entre los que abogan por una prontitud en el fallo y los que creen que un dictamen de esta envergadura requiere de más tiempo. Los jueces quieren conseguir una votación unánime y denuncian la confusión de la Ley entre los conceptos de consulta y referéndum.

29.09.2014 13:07 h.
2 min
Redacción

Los magistrados del Tribunal Constitucional están a la espera de que el Gobierno de Mariano Rajoy presente el recurso de impugnación de la Ley de Consultas aprobada por el Parlamento autonómico de Cataluña con el objetivo de realizar la consulta secesionista del 9 de noviembre.

A la espera del recurso, los magistrados contemplan diversos escenarios para que el dictamen obtenga el mayor respaldo posible por parte de todos los jueces que conforman el tribunal.

Variedad de opiniones entre los magistrados

Los jueces son conscientes de que, con este nuevo recurso, está en juego la reputación de la institución.

Una institución que para algunos sectores de la sociedad perdió parte de su credibilidad debido al retraso de más tres años que hubo de la sentencia del Estatuto de autonomía.

En esta ocasión, los magistrados se dividen entre los partidarios de dictar sentencia antes de la fecha de la consulta secesionista del 9 de noviembre y los que opinan que un pronunciamiento sobre un asunto de esta envergadura exige un tiempo prudencial.

Los primeros consideran que una suspensión automática de la ley y del decreto de convocatoria acompañada de una sentencia en firme en un plazo breve resolvería la cuestión antes del 9 de noviembre. No se podría votar porque se habría dictaminado ya la inconstitucionalidad de la ley.

Lo segundos, sin embargo, han manifestado que las siete semanas que faltan la fecha de la consulta independentista no bastarían para dictar sentencia.

Confusión entre 'consulta' y 'referéndum'

Los magistrados denuncian que la Ley de consultas no puede jugar con la confusión entre los conceptos de 'consulta' y 'referéndum' y, aseguran, que ninguna comunidad autónoma tiene competencias para preguntar a la ciudadanía sobre el modelo territorial de España.

Comentar
Antoni Ferret 25/08/2015 - 11:23h
Diu: "cap comunitat autònoma té competències per preguntar a la ciutadania sobre el model territorial d'Espanya". Cap comunitat autònoma no; però una nació sí. I tant! Perquè té uns drets naturals que són "anteriors" a la Constitució i a totes les constitucions.
fereyes 25/08/2015 - 11:23h
Cataluña no es una nación. A ver si se entera de una vez Sr. Ferret. El TC anuló el artículo que afirmaba eso. Si mañana, la población de Cataluña se levanta y crea un nuevo Estatut diciendo que Cataluña es un planeta porque así lo siente la mayoría de su población y lo acepta un 70% de los votantes, no significa que Cataluña se convierta en un planeta. ¿ Lo entiende Sr. Ferret ?
JuanPerez 25/08/2015 - 11:23h
Apel·lar als "drets naturals" val tant com convertir les creences religioses en coneixement cientific. De totes maneres l'únic "dret natural" que jo reconec en les persones és el de dir bestieses: és un dret universal i empíric. I sembla que ho practiquem sovint...
fereyes 25/08/2015 - 11:23h
Recuerdo cuando quisieron introducir con calzador ese artículo en el preámbulo "Cataluña es una nación". Se decía que simplemente era un sentimiento pero que no iba a tener valor jurídico ( nos la querían colar ). Ahora resulta que, sin ni siquiera haber sido aprobado ese preámbulo puesto que se consideró ILEGAL por entrar claramente en conflicto con el artículo 2 de la constitución y sólo por el hecho de haber estado vigente durante un año mientras el Tribunal Constitucional resolvia el contencioso, vienen personajes a decir que "Cataluña es una Nación" porque lo dice el Estatut. "Derechos naturales", déjeme que me parta un rato Sr. Ferret. Los "derechos naturales" son el derecho a la vida entre otros, además del derecho a decir burradas como muy bien apunta el colega Juan. El derecho a una nación basado en una suerte de valores uniformizadores y de tintes xenófobos, está muy por debajo del "derecho natural".
¿Quiere hacer un comentario?