Menú Buscar

Los farmacéuticos se mueven en Barcelona y Madrid por los impagos de la Generalitat

El sector está en alerta cuando se llega al límite de la línea de financiación de Caixabank que daba margen para acumular sólo cinco meses de retrasos para abonar los medicamentos dispensados

10.11.2015 20:50 h.
4 min
Una oficina de farmacia en Cataluña

Alerta en el sector farmacéutico catalán. La actualidad política de la semana y el coqueteo por parte del Gobierno central de eliminar la línea del fondo de liquidez autonómica (FLA) en Cataluña como forma de respuesta a la declaración independentista ha puesto aún más nerviosos a los titulares de las oficinas de farmacia, que ven como les queda tan sólo dos meses de oxígeno económico por los impagos acumulados por parte de la Generalitat.

El Colegio de Farmacéuticos catalán ha movido ficha e inició contactos hace días en Barcelona y Madrid para asegurarse que no se llega a la situación límite. Además de conversaciones con el Gobierno en funciones, el colectivo ha llamado a la puerta del ministro de Hacienda y Administraciones Públicas, Cristóbal Montoro, para buscar conjuntamente una solución. Por el momento no tienen ningún encuentro confirmado, señalan fuentes de la organización, pero prosiguen con “movimientos a todos los niveles”.

Línea de financiación de Caixabank

El principal problema es que la línea de crédito extraordinaria que Caixabank ofreció a los boticarios en enero les daba margen para acumular como mucho cinco meses de impago por parte de la Generalitat. El Gobierno catalán en funciones ya acumula tres facturas por más de 330 millones de euros y ha dejado claro que no hay dinero en la caja ni para abonar estos pagos ni para hacer frente a los venideros.

Tiene pendiente pagar por los medicamentos dispensados en julio (121,5 millones), agosto (100 millones) y septiembre (112,5 millones). El concierto vigente para el pago de las facturas da 35 días de margen respecto a la fecha de la factura para su abono, un criterio que las tensiones de caja de la Generalitat impide cumplir.

Culpa del Gobierno central

Desde el Gobierno catalán se culpa al Ejecutivo liderado por Mariano Rajoy, a quien acusan de ahogo económico por el modelo de financiación vigente. En una reunión que mantuvieron con representantes del Consejo de Colegios Farmacéuticos de Cataluña y la Federación de Asociaciones de Farmacias de Cataluña a finales de octubre manifestaron que la solución llegaría con la habilitación de un FLA extraordinario.

El Ejecutivo en funciones ya lo habría solicitado al Ministerio de Hacienda. Afirmó a los profesionales que la llegada de fondos está pendiente de la autorización de la Comisión Delegada del Gobierno para Asuntos Económicos. Pero el envite independentista ha roto los pocos puentes de diálogo que aún existían entre Barcelona y Madrid y la habilitación de esta línea ahora, más que nunca, parece poco probable.

Además, el propio Montoro ha afirmado en alguna ocasión que el Estado ya ha facilitado puntualmente los fondos a la Generalitat para pagar los medicamentos dispensados.

Alerta en el tercer sector

El Gobierno catalán en funciones no se ha limitado a alertar a los farmacéuticos de que tendrá problemas en la recta final del ejercicio para pagar facturas. La Generalitat también ha hecho llegar el mensaje a las entidades del tercer sector en una reunión reciente.

Por el momento, mantiene los pagos al día con proveedores que cubren servicios como la gestión de servicios como la atención diurna a ancianos, centros ocupacionales, de atención especializada o de orientación a la inserción. Su principal gasto son las nóminas de las personas que trabajan allí. Se repetiría así la situación vivida a finales del año pasado, cuando el Gobierno catalán acumuló facturas de tres meses y llevó al límite a los profesionales.

De nuevo, fue el FLA el que propició los recursos necesarios para solucionar la situación.
¿Quiere hacer un comentario?