Menú Buscar

Los alumnos catalanes de 4º de ESO empeoran en las materias básicas

Las notas medias de la prueba de competencias básicas para alumnos del último año de ESO son ligeramente peores que las de 2014. La consejera Rigau destaca que son mejores que en 2012, el primer año de la prueba.

10.04.2015 16:55 h.
3 min
La consejera de Enseñanza de la Generalidad, Irene Rigau, en el centro, junto a la la directora general de ESO y Bachillerato, Teresa Pijoan, y el secretario de Políticas Educativas, Joan Mateo
Redacción

Los escolares catalanes del último año de ESO han obtenido peores notas en todas las materias evaluadas en la prueba de competencias básicas de este año respecto a 2014, con la única excepción del inglés. Así lo señalan los datos presentados -en clave muy positiva- por la consejera de Educación, Irene Rigau. Las notas de este año frenan una trayectoria que siempre había sido ascendente en las tres ediciones anteriores de la prueba.

Según datos que ha presentado este viernes en rueda de prensa Rigau, acompañada por el secretario de Políticas Educativas de la Generalidad, Joan Mateo, y por la directora general de ESO y Bachillerato autonómica, Teresa Pijoan, los alumnos de 4º de ESO han obtenido en las pruebas de este 2015 notas ligeramente inferiores a las de 2014 en Catalán, Castellano y Matemáticas, y han mejorado apreciablemente en Inglés.

En concreto, la nota media para Lengua catalana ha sido este 2015 de un 76,3 sobre 100, ocho décimas menos que el 77,1 del año pasado; en Lengua castellana, la media de este año ha sido de un 75,2, 1,2 puntos menos que en 2014, y en Matemáticas ha sido de un 68,7, cuatro décimas menos que el año pasado. Solo mejora la nota media de Inglés: un 69,3, con una mejora de 2,4 puntos sobre el 66,9 del año anterior.

Rigau alaba el "modelo plurlingüe"

Echando la vista más atrás, las notas de este año reflejan una evolución positiva respecto a la primera edición de la prueba, en 2012. Y esto es justamente lo que ha destacado la consejera Rigau, que ha señalado que "la apuesta por el modelo plurilingüe de la Generalidad ha ido a favor de todas las lenguas", ya que "todas obtienen una puntuación superior" respecto al primer año de la prueba.

En 2012, la nota media en Catalán fue de 72,8 sobre 100, lo que representa que la mejora en 2015 ha sido de 3,5 puntos. En Castellano se obtuvo ese año un 73,9 (mejora de 1,3 puntos en 2015) y en Matemáticas la media fue de 64 (mejora de 4,7 puntos). En Inglés, la primera prueba homologable, según los criterios de la UE, fue 2014, y respecto a ese año la mejora ha sido de 2,4 puntos.

Rigau ha querido relativizar el empeoramiento de las notas en la prueba de este año al afirmar que los "cambios significativos" se dan cuando "se superan los dos puntos" de diferencia entre una y otra nota.

Comentar
Antoni Ferret 25/08/2015 - 11:16h
Bé, són lleugeres oscil·lacions amunt i avall, que no tenen una gran importància.
xanafont 25/08/2015 - 11:16h
Muchos cercanos a la docencia estamos constatando el empeoramiento que se está produciendo en todas las materias, no sólo en las básicas, de una forma bastante significativa. En 2012, cuando se hicieron las primeras pruebas, profesores y alumnos no tenían ni idea cómo se plantearían éstas,pero en los dos años siguientes el formato ha sido el mismo, por lo que los resultados deberían ser mejores, ya que es más fácil prepararlas a partir de un modelo existente.
¿Quiere hacer un comentario?