Menú Buscar

Lo que le faltaba a los Sumarroca: tensión laboral en Comsa SAU

El comité de empresa de la constructora inicia un mes de protestas para reclamar que los trabajadores dedicados al mantenimiento del metro de Barcelona cobren según convenio

27.10.2015 21:11 h.
3 min
Concentración de los trabajadores de Comsa SAU frente a la sede de la filial en Barcelona

Comsa Emte es una de las empresas bajo la lupa de la investigación del 3% por la estrecha relación del socio minoritario escondido, los Sumarroca, con la familia Pujol y CDC. En plena ebullición del caso, el grupo debe hacer frente al conflicto laboral que ha explotado en la filial de construcción, Comsa SAU, por un problema en la retribución directa de 20 trabajadores.

El grupo ha pactado con el Ayuntamiento de Barcelona prorrogar el convenio que afecta a los empleados de mantenimiento del metro de la capital catalana sin contar el visto bueno de la plantilla. El problema es que el acuerdo laboral deja fuera del convenio marco del sector a los afectados; hecho que se traduce en un incremento salarial entre 200 y 300 euros al mes que, en conjunto, implicaría que Comsa Emte desembolsara unos 60.000 euros anuales para solucionarlo, según fuentes sindicales.

Negociación sin acuerdo

Los representantes de los trabajadores han negociado hasta el martes por la mañana para conseguir el objetivo, pero la empresa no ha dado su brazo a torcer. La mesa de diálogo se ha levantado sin acuerdo y, por ello, los sindicalistas han convocado protestas cada lunes del próximo mes frente a la sede de filial, situada cerca de la céntrica estación de Sants de Barcelona.

Este miércoles llevan la protesta en las cocheras de Can Boixeres del Metro, en Hospitalet del Llobregat (Barcelona). Reclaman a la dirección de Comsa Emte que se siente de nuevo a negociar y que las condiciones de toda la plantilla se enmarquen en el convenio sectorial.

Reestructuración de la filial

El acuerdo laboral que se ha prorrogado se firmó en 2011, en el momento más crudo de la crisis de la construcción. Comsa Emte ha reestructurado en varias ocasiones la filial en los últimos ejercicios para adaptar el negocio en España a la nueva realidad del sector.

La última medida se aplicó el pasado enero, cuando el grupo presentó un expediente de regulación de empleo temporal para 303 trabajadores, frente a una plantilla de 350 personas, en varias provincias. Estará vigente hasta el próximo enero.

En los últimos ejercicios también se ha producido un cambio de fuerzas en el comité de empresa. UGT es ahora el sindicato mayoritario frente a CCOO.
¿Quiere hacer un comentario?