Menú Buscar

Las ventas de cava crecen un 6%, gracias al mercado español

El sector se muestra "muy satisfecho" por la recuperación del mercado interno español, tras tres años de caídas. No se dan las cifras de ventas desglosadas por Comunidades Autónomas.

10.03.2015 16:42 h.
4 min
El consejero de Agricultura, Ganadería, Pesca, Alimentación y Medio Natural, Josep Maria Pelegrí, y el presidente del Consejo Regulador del Cava, Pere Bonet, en rueda de prensa en Barcelona.
Redacción

El sector del cava ha mostrado este martes su satisfacción por un notable aumento de las ventas en 2014. Un aumento que se ha basado en el buen comportamiento del mercado interior español, que ha compensado la caída de las ventas en el extranjero, y que registra su primer año de incremento desde 2010, y el segundo desde el inicio de la crisis.

Según los datos presentados este martes por el Consejo Regulador del Cava, en 2014 el sector facturó 1.030 millones de euros, un 6,18% más que en 2013, y vendió 242,2 millones de botellas, un 0,38% más que el año anterior.

"Son resultados muy satisfactorios", ha considerado el presidente del Consejo Regulador del Cava, Pere Bonet, en rueda de prensa en Barcelona. Bonet ha celebrado que la recuperación llega tras años de "ciertas dificultades", aunque ha matizado que las caídas en ejercicios recientes nunca fueron "importantes".

El mercado interno se recupera tras tres años malos

Estos incrementos se explican por la recuperación del mercado interior. En España se vendieron el año pasado 87,5 millones de botellas, un 7,54% más que en 2013, remontando el vuelo tras tres años consecutivos de descensos de las ventas (-0,47% en 2013, -6,28% en 2012 y -8,71% en 2011).

Por contra, el mercado internacional ha empeorado. En 2014 el sector vendió 111,6 millones de botellas en el exterior, un 5,3% menos que en 2013. Ese año ya se inició un cierto descenso de las ventas en el extranjero (-1,53%), tras tres años de subidas ( 5,69% en 2012, 2,32% en 2011 y 11,72% en 2010).

La caída de las ventas en el exterior responde fundamentalmente al mal resultado en el principal país importador de cava, Alemania, donde se vendió un 24,18% menos. No obstante este descenso, Alemania sigue siendo el mejor mercado extranjero para el cava, con unas ventas de 30,5 millones de botellas, aunque casi empatando con Bélgica, con 30,4 millones.

Dos de cada tres botellas vendidas, en el exterior

También pese a este descenso de las exportaciones, el mercado exterior sigue teniendo más peso, con un 63,9% del total de las ventas (46,1% a la UE y 17,8% a países terceros), por un 36,1% del mercado interno español.

Las empresas catalanas copan casi el 97% de las ventas del sector, y en la presentación de los resultados también ha intervenido el consejero autonómico de Agricultura, Ganadería, Pesca, Alimentación y Medio Natural, Josep Maria Pelegrí (UDC), que se ha congratulado especialmente de la mejora del mercado español.

"Estoy convencido de que el esfuerzo conjunto que hemos hecho en los últimos años para incrementar el consumo interior está dando sus frutos, lo que demuestra que vamos en la buena dirección", ha expresado Pelegrí.

Cava y política

Las cifras presentadas hoy, no obstante, no desglosan las ventas en el mercado español por Comunidades Autónomas, así como tampoco las del mercado catalán y las del resto de España. De esta forma, no se pueden aventurar conclusiones sobre la evolución de estas ventas desglosadas en relación al clima político en Cataluña, a causa del reto secesionista que encabeza el presidente de la Generalidad, Artur Mas.

En algunos años recientes, se había registrado una disminución de las ventas de cava -percibido como producto especialmente representativo de Cataluña- en el resto de España, que podían ser atribuidas al clima político, aunque también a la crisis económica.

En fecha más reciente, desde el entorno secesionista se lanzó un boicot contra Freixenet, por su anuncio navideño en el que, en el centenario de la marca, se invitaba a brindar "por los próximos cien años juntos", en lo que algunos interpretaron como una llamada a la unidad de España.

En vísperas de Navidad, el presidente de Freixenet, José Luis Bonet, aseguró que los intentos por perjudicar los resultados de su marca en Cataluña se estaban viendo compensados por las ventas en el resto de España.

Comentar
RS 25/08/2015 - 11:17h
¿No boicoteaban el cava en el resto de España?
¿Quiere hacer un comentario?