Menú Buscar

Las regiones de Donetsk y Lugansk declaran su independiencia de Ucrania

Las dos regiones rusófonas ucranias han seguido los mismos pasos que Crimea: referéndum ilegal, independencia unilateral y petición de incorporación a Rusia, en contra de la comunidad internacional. Ahora, Moscú tiene la palabra.

12.05.2014 19:56 h.
2 min
Sede del Gobierno regional de Donetsk, ocupada por los secesionistas
Redacció

La región ucrania de Donetsk, situada en el este del país y de mayoría rusófona, ha proclamado este lunes su independencia de Ucrania, después del referéndum ilegal celebrado el día anterior, que, según los organizadores -que no contaron con observadores internacionales-, dio un 89% de votos favorables a la secesión.

Inmediatamente después de proclamar la secesión de forma unilateral y en contra de la Constitución de Ucrania, el Consejo de la autoproclamada República de Donetsk ha pedido al Gobierno de Rusia que acepte su anexión. Donetsk sigue así los pasos de Crimea, la región ucrania que, poco después del cambio de gobierno tras los trágicos disturbios en Kiev, se anexionó a Rusia con el mismo procedimiento: referéndum ilegal, independencia unilateral y petición de incorporación a Moscú.

Secesiones en cadena

No ha sido la única secesión unilateral en Ucrania este lunes. Poco antes, la autodenominada República Popular de Lugansk ha proclamado también su independencia, y también al día siguiente de un referéndum ilegal celebrado sin garantías democráticas y en contra de la Constitución de Ucrania. En el caso de Lugansk, los organizadores afirman que el 'sí' a la secesión obtuvo un 96% de los votos.

Tras estos movimientos de las regiones rusófonas, ahora la pelota está en el tejado de Moscú, que puede decidir anexionarse las autoproclamadas repúblicas independientes, como hizo con Crimea, o puede preferir aparcar la tensión con Kiev y Occidente y limitarse a alentar su rebelión, pero sin una anexión formal.

Comentar
Antoni Ferret 25/08/2015 - 11:28h
Els està bé, als que han fet, i hi han col·laborat, la provocació de la imposició d'un govern feixista amb suport occidental. Els està sortint el tret per la culata.
Juan Pérez 25/08/2015 - 11:28h
D'acord, Antoni, però la realpolitik deixarà aquests rusòfons a terra de ningú. Ja veurem com evoluciona la situació, però és molt possible que, una vegada que Rússia ha optat per no agreujar els seus problemes econòmics, atesa la deserció de capital forani del seu sistema financer, aquests patriotes hagin de replegar veles i mirar de negociar la supervivència dintre d'Ucraïna. Ja veurem. Sembla que l'abraçada de l'ós no hi arriba, de moment. Seguim a l'aguait.
¿Quiere hacer un comentario?