Menú Buscar

Las películas europeas no se tendrán que doblar al catalán

La Generalidad modifica la ley obligada por una directiva de la Comisión Europea. Los films de la UE se equiparan ahora a los hablados en castellano, que tampoco tienen ninguna cuota de doblaje o subtitulación.

01.04.2014 19:37 h.
4 min
Un tramo de la cadena humana independentista de la Diada, en Pineda de Mar
Carles Bellsolà

El Gobierno de la Generalidad ha aprobado este martes una importante modificación de la Ley del Cine, forzada por la Unión Europea: con el nuevo redactado, las películas producidas en el resto de países de la UE se equiparan a las de habla castellana, y como estas, no será obligatorio que se distribuyan en Cataluña con un mínimo del 50% de las copias dobladas o subtituladas al catalán.

Según ha explicado el consejero de Cultura, Ferran Mascarell, en rueda de prensa después del Consejo Ejecutivo, con la modificación de la ley aprobada hoy los films europeos "no tendrán ninguna obligación desde el punto de vista idiomático", y los distribuidores las podrán exhibir en Cataluña con el número de copias dobladas o subtituladas al catalán que consideren oportuno. Para compensar la modificación, la Generalidad podrá "establecer mecanismos de apoyo al doblaje y subtitulación" de los films europeos.

El redactado de la ley -aprobada en 2010 por el tripartito- antes de esta modificación obligaba a que las películas las películas habladas en una lengua extranjera -por lo tanto, los films en castellano quedaban exentos- se exhibieran en Cataluña con un mínimo de la mitad de las copias dobladas o subtituladas al catalán. En 2012, la Comisión Europea exigió modificar este punto, al considerarlo "incompatible con las normas de la UE sobre la libre circulación de servicios", porque "dificulta la distribución de películas no españolas".

Con la modificación, sólo será obligatorio doblar o subtitular al catalán los films producidos fuera de la UE en idioma diferente al castellano, y que se exhiban con más de 16 copias -otra excepción, para proteger los films minoritarios- en Cataluña. Esto apunta directamente a los grandes éxitos de Hollywood, que, por otro lado, constituyen la mayor parte de la recaudación en Cataluña.

CiU no está aplicando la ley

La ley, elaborada a instancias de ERC, contó con un apoyo formal pero nada entusiasta de CiU, que defendía el modelo pujolista de incentivar el doblaje sin imponer cuotas. Aún así, con el relevo en la Generalidad, el Gobierno autonómico de Artur Mas asumió el texto de la ley sin modificaciones. Pero sin mucha voluntad de aplicarla, como lo demuestra el hecho de que la Generalidad no ha exigido aun cumplir las cuotas de doblaje, que se tienen que desarrollar por reglamento, y que, según el texto de la ley, podían implantarse progresivamente en los cinco años posteriores -ampliables a siete-.

En cambio, ya en 2011, el Gobierno autonómico cerró un acuerdo con los exhibidores y los grandes distribuidores estadounidenses para aumentar el número de películas dobladas al catalán, previa subvención por parte de la Generalidad, y con el objetivo de incrementar progresivamente el número de films doblados al catalán hasta llegar a un 35% en 2017.

Un pacto que ha recordado hoy mismo el Gobierno autonómico, introduciendo otra moratoria importante en la ley. Así, y después de volver a proclamar que apuesta por "la vía del acuerdo", explica que si en los próximos seis meses no se cerraran los acuerdos previstos, la Generalidad empezará a exigir el cumplimiento de las cuotas de doblaje y subtitulación. Pero con un "periodo transitorio de 10 años".

Comentar
Antoni Ferret 25/08/2015 - 11:30h
Una més que hem d'entomar. Però quan tinguem un Govern d'esquerres ho tornarem a posar obligatori. I la UE que s'estarrufi.
¿Quiere hacer un comentario?