Menú Buscar

Las encuestas vuelven a fallar

Los sondeos realizados en las últimas semanas en relación al 27S sobrerrepresentar a las opciones nacionalistas e independentistas

28.09.2015 01:58 h.
3 min
Encuestas sobre el 27S

Una de las conclusiones que deja la cita electoral de este domingo es la falta de fiabilidad de las empresas demoscópicas. Al igual que ocurrió en las autonómicas de 2012, las encuestas electorales no han sabido prever las preferencias de voto de los catalanes.

El fracaso más estrepitoso ha sido el del sondeo encargado por TV3 y Catalunya Ràdio a TNS Demoscopia, tanto por su proximidad con las votaciones --de hecho, se hizo a pie de urna-- como por la amplitud de la muestra --200 entrevistadores recogieron la opinión de 30.000 personas--.

Sobrerrepresentación nacionalista

Como en la encuesta de IPSOS para TV3 de 2012, TNS Demoscopia ha vuelto a sobrerrepresentar las opciones independentistas y nacionalistas, y ha minusvalorado el peso de las formaciones no secesionistas.

En concreto, este sondeo otorgaba a la lista de Junts pel Sí entre 63 y 66 escaños, cuando se ha quedado en 62, y auguraba a la CUP entre 11 y 13 asientos, pero no ha pasado de los 10. Por el contrario, preveía una horquilla de 19-21 diputados para Ciudadanos, y han sacado 25. Y otorgaba entre 12 y 14 a Catalunya Sí que es Pot, cuando se han quedado en 11. Más acertados han estado con el PSC (14-16), el PP (9-11) y Unió (0-3).

Junts pel Sí, C's y CSQEP, imprevisibles

Por otra parte, de las 17 principales encuestas realizadas en las últimas semanas solo cuatro de ellas (El Mundo, El Periódico, Economía Digital y la Cadena Ser) apuntaron que Junts pel Sí lograría 62 escaños.

Menos acertados han estado con Ciudadanos. Solo una de ellas, la de El Periódico, previó que la formación naranja alcanzaría 25 asientos. Todas las demás auguraron unos resultados más modestos.

Y todavía más errados han estado con Catalunya Sí que es pot. Ninguno de los sondeos indicó que únicamente obtendrían 11 diputados autonómicos. En cambio, sí se aproximaron algo más a los resultados que han logrado el PSC (16), el PP (11), la CUP (10) y Unió (0).

Indecisos y voto oculto no independentista

Los motivos de este descalabro son múltiples. Por una parte, la presencia de nuevas opciones --como las coaliciones de Junts pel Sí y Catalunya Sí que es pot, y la presencia de Unió en solitario-- hacían más difícil cocinar los trabajos de campo, al no contar con recuerdo de voto fiable.

Por otra parte, la tensión generada por el proyecto independentista de Mas y Junqueras hacía más imprevisible el comportamiento de los electores. Además, casi todos los sondeos estimaban un alto número de indecisos. Y ninguno de ellos prevía una participación tan alta como la que se ha producido, del 77,5%, inédita en unas autonómicas.

Finalmente, como se ha podido comprobar el 27S, el voto oculto sigue estando, fundamentalmente, entre los simpatizantes de los partidos no nacionalistas. La radicalización del discurso independentista y la presión mediática y social hace que los contrarios a esta opción no expresen sus preferencias abiertamente.

¿Quiere hacer un comentario?