Menú Buscar

La sorprendente trayectoria de Ernest Maragall, número dos de ERC a las europeas

De joven, trabajó en el ámbito de la publicidad y el maketing; ha sido analista informático en el Ayuntamiento de Barcelona; consejero de Educación de la Generalidad y asesor de una farmacéutica especializada en la investigación. Tras ser dirigente del PSC durante años, ahora, se presenta como número dos de ERC en las elecciones europeas, mientras negocia con ICV para las municipales y se declara "hombre de Mas" en Europa.

15.05.2014 23:03 h.
5 min
Ernest Maragall

El número dos de la candidatura de L'Esquerra pel Dret a Decidir -formada por ERC y por Nova Esquerra Catalana, una escisión del PSC-, Ernest Maragall, asesoró a la multinacional farmacéutica Farmhispania en 2012, según hizo constar en su ficha de diputado. En su declaración de actividades y cargos públicos, el que fuera consejero de Educación de la Generalidad y dirigente del Ayuntamiento de Barcelona durante años apuntó en el apartado de "actividades privadas ejercidas actualmente" que tenía como actividad profesional por cuenta propia la "asesoría externa a la sociedad Farmhispania de Montmeló". Maragall, diputado autonómico del PSC en esa legislatura, dejó de ejercer, curiosamente, su única actividad extraparlamentaria en el momento de dejar el escaño.

El 15 de diciembre de 2012, pocos días después de las elecciones autonómicas, Ernest Maragall presentó su nuevo partido -Nova Esquerra Catalana (NECat) con un programa político de izquierdas, catalanista y soberanista que tiene entre sus objetivos "acabar con el austericidio, regular los abusos financieros y promover la regeneración democrática", se supone que en este punto también se incluye la puerta giratoria, es decir, que los políticos presten sus servicios en empresas privadas. El nuevo partido se empezó a gestar desde la Fundación Cataluña-Europa, en la que Ernest Maragall fue elegido vicepresidente ejecutivo en enero de 2012, relegando a una presidencia honorífica a su hermano Pasqual, que fue fundador de la misma, acompañado en el núcleo duro por Antoni Castells -ex consejero de Economía de los gobiernos tripartitos- como presidente del Consejo Asesor.

El asesoramiento ejercido por Maragall a la multinacional Farmhispania, ubicada en la localidad barcelonesa de Montmeló, fue autorizado por el Parlamento autonómico porque no era incompatible -no era ilegal- con su cargo. Sin embargo, sorprende que el número dos de la formación soberanista y de izquierdas asesore a una multinacional farmacéutica que opera con sus clientes con "confidencialidad y exclusividad" en "servicios de desarrollo de procesos, de síntesis para moléculas ya existentes, moléculas complejas para la industria farmacéutica y biofarmacéutica". La empresa tiene 40 científicos trabajando en procesos de I D y cuenta con tecnología de última generación, como informa en su página web. Entre las actividades más destacadas de Farmhispania se encuentran productos contra las alergias, las migrañas, la hipertensión, la incontinencia urinaria o los agentes bloqueadores neuromusculares.

Una actividad ajena a su experiencia profesional

La actividad de la multinacional choca frontalmente con la experiencia profesional del número dos de ERC. Ernest Maragall desempeñó desde 1958 a 1970 actividades de publicidad y marketing en el Ayuntamiento de Barcelona, y desde 1970 a 1979 ejerció de analista informático en el Consistorio. A partir de ese momento desempeñó su actividad política en diferentes responsabilidades. Con este currículum se hace difícil contemplar un ámbito de colaboración entre la multinacional y su asesor en el ámbito de esta "asesoría externa" que le proporciona en una actividad evidentemente remunerada. Quizá por este motivo, la empresa sitúa el marco de colaboración en "asesoramiento sobre economía de empresa".

Maragall no es el único dirigente de la izquierda catalana que tiene actividades profesionales ajenas a su actividad política. Hace escasos días, Marina Geli, que fue consejera de Sanidad en los siete años de tripartito, pidió autorización a la Comisión del Estatuto del Diputado del Parlamento autonómico para asesorar a la Fundación Abbott, dependiente de la multinacional farmacéutica del mismo nombre. Geli realizó esta petición a la Cámara autonómica una vez sus diferencias con la dirección de Pere Navarro se hicieron evidentes desde que rompiera la disciplina de voto a cuenta del 'derecho a decidir'. Geli ahora ha decidido participar en esta fundación aunque dice desconocer la remuneración que percibirá.

Ahora, Maragall figura como número dos en la candidatura de ERC, coaligada con su partido, NECat. Lo curioso es que este nombre se asemeja a una conocida herramienta informática -Netcat- para el análisis de la red conocida como "navaja suiza" por los hackers por sus muchas funciones, al igual que la famosa navaja multiusos. El partido, al parecer, también tiene muchas funciones. Se ha coaligado con ERC, negocia con ICV candidaturas en ayuntamientos y Maragall afirma que los eurodiputados de ERC "serán los hombres de Mas en Europa". Camaleónico.

Comentar
m.a. 25/08/2015 - 11:28h
...y vomitivo.
albertfonxe 25/08/2015 - 11:28h
...y lo que haga falta, todo por un buen plato de lentejas.
dosostenido 25/08/2015 - 11:28h
Somos de casa...por la Independencia, para que España no nos robe...
Juan Pérez 25/08/2015 - 11:28h
Potser hi hagi una mica de ingenuïtat en sorprendre's del "travestisme" polític, del qual n'és representant un dels polítics pitjors dotats intel·lectualment: Ernest Maragall. Com a conseller d'Ensenyament ja va deixar un penós record, no només per la seva incapacitat expressiva, ben clarament per sota de les competències bàsiques que exigim als alumnes, sinó pel seu submarinisme convergent amb la LEC, aquest atemptat als fonaments de l'ensenyament públic. Ben penosa, la trajectòria política d'aquest travesti...
Olegario 25/08/2015 - 11:28h
Con esta plantilla se comprende el comportamiento político acumulado por el PSC y el "prestigio y respeto" ganado entre sus militantes y votantes.
Dalmau 25/08/2015 - 11:28h
Señor Juan Pérez: Todo el catalanismo es en si mismo, un ejercicio de travestismo político constante a lo largo de su historia, con fidelidades oportunistas y mercantilistas, transversales y sin principios éticos. Y por favor respetemos a las personas y analicemos las instituciones y sus hechos. El señor Junqueras no tiene precisamente una capacidad expresiva superior y ERC un travestismo político menor.
jehuro 25/08/2015 - 11:28h
Este individuo es un "chaquetero" sólo le falta la verde de Augusta, por que no se lo ha propuesto, seguro que la conseguiría sin saber jugar al golf. ¡Tiene una cara como un pianooooooo!
¿Quiere hacer un comentario?