La sociovergencia se abre camino en Barcelona

El candidato socialista, Jaume Collboni, se ofrece a CiU para pactar los presupuestos a cambio de un "giro social". El alcalde Trias, abierto a negociar.

24.10.2014 15:39 h.
3 min
El socialista Jaume Collboni, en una foto de archivo
Redacción

La siempre comentada sociovergencia, el pacto entre CiU y PSC, las dos fuerzas hegemónicas en Cataluña desde la década de los 80 hasta el estallido del reto secesionista, podría hacerse realidad en el Ayuntamiento de Barcelona. Aunque fuera con un apoyo externo y parcial, y de momento, solo para aprobar las cuentas del consistorio.

El acercamiento entre ambas formaciones, aun en un estado muy inicial, se visualizó ayer jueves en el consistorio barcelonés. Primero, cuando el equipo de gobierno del alcalde Xavier Trias (CDC), obligado por su falta de mayoría a recurrir a la 'aritmética variable', aprobó con los socialistas diversas actuaciones en la movilidad de la ciudad, especialmente en lo que respecta al uso de la bicicleta en la vía pública.

Tras ponerse de manifiesto esta entente, el alcaldable socialista, Jaume Collboni, se ofreció públicamente a Trias para aprobar los presupuestos del Ayuntamiento para 2015 -por la vía de la abstención de su grupo-, a cambio de un "giro social" en las cuentas municipales.

"Si los Presupuestos de 2015 tienen una clara orientación y la exigencia de hacer más asequible la vida a Barcelona, estoy en disposición de estudiar la abstención", declaró Collboni, en un coloquio en el Círculo Ecuestre.

En la línea de Iceta

El dirigente socialista sigue así la línea que está marcando a nivel de toda Cataluña el primer secretario del PSC, Miquel Iceta, que recientemente se ha ofrecido en diversas ocasiones al presidente de la Generalidad, Artur Mas, para sustituir a ERC como socio externo del Gobierno autonómico, a cambio también de un giro social y de renunciar a la agenda secesionista.

Para justificar su ofrecimiento -y, tácitamente, el de Iceta-, Collboni expuso que su partido rechaza los códigos de la "vieja política", que aconsejan aumentar la agresividad con el rival político cuando se acercan unos comicios. Por contra, Collboni explicó que lo que le mueve, antes que los intereses partidistas, es facilitar la vida a los ciudadanos.

La oferta de Collboni fue bien recibida por Trias, quien, según informó Europa Press a partir de fuentes del gobierno municipal, se mostró agradecido por la "actitud positiva" de Collboni, y se habría mostrado abierto a pactar los presupuestos de 2015 con los socialistas catalanes.

También según esta información, el equipo de gobierno municipal reconoció contactos en las últimas semanas entre Trias y Collboni, y seguirá "negociando" proximamente para intentar cerrar un acuerdo.

Comentar
LARRA 25/08/2015 - 11:22h
El segundo plato socialista, no os harán ni caso.
¿Quiere hacer un comentario?