Menú Buscar

La Sindicatura de Cuentas alerta de numerosas irregularidades en la Agencia Catalana de Cooperación al Desarrollo

La entidad fiscalizadora detecta deficiencias en las subvenciones, excesos sobre el presupuesto, expedientes no revisados y contrataciones contraviniendo la normativa durante el ejercicio 2011.

30.01.2014 21:01 h.
3 min
Redacción

La Sindicatura de Cuentas ha hecho público este jueves un demoledor informe sobre la actividad de la Agencia Catalana de Cooperación al Desarrollo (ACCD), que depende de la Generalidad, durante el ejercicio 2011, el primero completo desde la llegada de CiU a la Gobierno autonómico tras el tripartito. Un informe que recoge numerosas irregularidades, falta de control y de organización.

El informe comienza relatando varias irregularidades en las subvenciones otorgadas. Señala que "en cuatro de los once" expedientes de adjudicación directa revisados "no queda suficientemente justificada la imposibilidad de promover la concurrencia". También indica que las subvenciones de concesión directa hasta 300.000 euros "fueron firmadas por el director general de Cooperación al Desarrollo", mientras que, con la ley en la mano, "correspondía hacerlo al presidente".

La Sindicatura denuncia igualmente que en un caso de una subvención superior a este límite de 300.00 euros, esta se partió "en dos tramos para evitar la autorización previa necesaria del Gobierno [autonómico]".

"Perjuicio para la tesorería de la Generalidad"

El informe añade que las subvenciones del ejercicio 2011 superan en 830.562 euros "el presupuesto definitivo" que marca la normativa, y que se ha producido "una inobservancia procedimental y un posible perjuicio para la tesorería de la Generalidad".

Además, el informe relata numerosos casos de mal funcionamiento. Como por ejemplo que de "122 expedientes abiertos, había diez perdidos", y que hay expedientes "en los cuales el ente beneficiario había entregado la justificación, pero la Agencia no lo había revisado". Del mismo modo, el informe detecta "incumplimientos de la normativa en relación con la subcontratación de la actividad subvencionada en dos expedientes, por importe total de 230.000 euros, en lo relativo a limitaciones, peticiones de tres o más ofertas y/o vinculaciones entre el beneficiario y las empresas subcontratadas".

También hay irregularidades en el área de personal. Concretamente, la ACCD "otorgó complementos salariales a dos trabajadoras que no se ajustan a derecho y que pueden comportar la existencia de indicios de responsabilidad contable". Igualmente, "se formalizaron cuatro nuevos contratos laborales", contraviniendo un decreto del mismo 2011 "por el cual no se podía nombrar ni contratar nuevo personal laboral para cubrir plazas vacantes o lugares de refuerzo sin el visto bueno de los departamentos de Gobernación y Relaciones Institucionales".

Comentar
Antoni Ferret 25/08/2015 - 11:32h
Bé, això són peccata minuta.
wiki 25/08/2015 - 11:32h
En el diner públic no hi ha peccata minuta. Qualsevol irregularitat ha de ser sancionada amb la màxima severitat. Es la meva opinió i crec que també el sentir comú de les societats occidentals.
wiki 25/08/2015 - 11:32h
A les muntanyes de l'Atles, noroest d'Àfrica, diuen: "qui roba un ou pot robar un bou".
albertfonxe 25/08/2015 - 11:32h
El govern dels "millors"
Crazy 25/08/2015 - 11:32h
Que pongan los nombres de los contratados y saltara la liebre.
¿Quiere hacer un comentario?