Menú Buscar

La oportunidad perdida de Ciudadanos

4 min

Cuanto más avanza la precampaña electoral, más convencido estoy de que Ciudadanos ha perdido una magnífica oportunidad para ser la alternativa al nacionalismo en Cataluña. Pero la alternativa con mayúsculas, una formación que estuviera más cerca de los treinta que de los veinte escaños. Un partido que pusiera en jaque al independentismo y les hiciera ver que se les acabó el chollo, que una fuerza que sin complejos y sin ataduras defendiera el proyecto común español en Cataluña podía ser hegemónica en un futuro no demasiado lejano.

No pongo en cuestión la valía de Inés Arrimadas, pero el que tendría que haber encabezado la lista es Albert Rivera

No pongo en cuestión la valía de Inés Arrimadas. Pero el que tendría que haber encabezado la lista es Albert Rivera. Ciudadanos nació para defender a los catalanes no nacionalistas, y en el momento más difícil para esa Cataluña no secesionista se nos ha ido a hacer “los madriles”. Albert Rivera es el que tendría que debatir con Romeva. Y el que debería decirle lo vergonzoso que es que se haya prestado a encabezar operaciones de distracción para que Artur Mas no rinda cuentas de su pésima gestión.

A Arrimadas le falta una legislatura para que adquiera el fuste que Albert ya tiene, y se va a notar en los resultados. Además, a los catalanes no nos gustan los segundos platos, y el plato principal que ahora tiene Ciudadanos se llama Rivera.

La gran mayoría de sus posibles votantes hubiera entendido que, considerando la situación especial que está viviendo Cataluña Rivera, se hubiera presentado primero a las autonómicas y luego a las generales. Este error le va a costar C’s el puñado de escaños necesarios para ser la alternativa de verdad.

Seguro que Ciudadanos va a experimentar una fuerte subida de escaños en el Parlament. Frente a las trayectorias erráticas del PP de Alicia Sánchez Camacho y el PSC han sido los que han defendido con mayor coherencia el proyecto común español en Cataluña. Pero el incremento no será el suficiente para ser alternativa de gobierno.

Si los de Mas han podido reunir a Pep Guardiola, Lluís Llach y otros muchos, yo esperaba de Ciudadanos una lista igual de potente, de catalanes no nacionalistas conocidos, que quisieran dar el paso

Conozco a buena parte de los que integran la lista de Ciudadanos, y son buena gente y trabajadores, pero esperaba “algo más”. De la misma manera que los de “Junts pel sí”, aunque sea una candidatura que solo busca tapar los errores de Mas, han sabido fichar a personas de ámbitos sociales muy diferentes.

Si los de Mas han podido reunir a Pep Guardiola, Lluís Llach y otros muchos, yo esperaba de Ciudadanos una lista igual de potente, de catalanes no nacionalistas conocidos, que quisieran dar el paso. Han optado por una lista de ‘ciudadanos’ comprometidos, y es una opción muy válida. Pero un poco de ‘candilejas’ no hubiera venido mal en la batalla de la imagen que nos espera de aquí al 27-S.

Entiendo la postura de Ciudadanos de intentar ser fuertes en Madrid para desde allí acabar con la connivencia de los gobiernos de España con los nacionalismos. Pero esa batalla llegará en diciembre. Y creo que se han equivocado al no ir a por todas el 27 de septiembre.

Les deseo mucha suerte, pero Xavier García Albiol no es Alicia Sánchez Camacho. Fíjense en los resultados que unos y otros consiguen en Badalona y entenderán que C’s no lo va a tener nada fácil. Porque en el tema de la defensa del proyecto común Albiol nunca ha sido sospechoso.

Artículos anteriores
¿Quién es... Sergio Fidalgo?
Sergio Fidalgo
Tras licenciarse en Periodismo e Historia, comenzó su carrera como redactor erótico ('La guía del sexo'). De ahí pasó a la prensa deportiva (BiB, As, 23 perico y La Grada) y a la política (E-notícies). Ha publicado media docena de libros sobre el RCD Espanyol, uno de poemas de gasolinera ('Antología patética') y tres sobre bares de Barcelona ('Las bravas del Tomás' y 'Barcelona on the rocks' -1 y 2-).
Comentar
m.a. 26/08/2015 - 23:08h
Pienso que el mensaje para los defensores de la normalidad democrática debe quedar claro ¿Hay que ir a votar? En mi opinión, Sí, porque la abstención no cuenta y cada cual la interpreta según le conviene.
Olegario 26/08/2015 - 23:08h
Comparto la opinión de Sergio. Así lo he comentado con algunos amigos. El nacionalismo ha llevado las cosas a un punto no convencional de la política: Para encarrilar el todo urge resolver la parte. No obstante, las decisiones están tomadas; lo posible es realizarlas de una manera o de otra. Digamos que Albert, Girauta y demás ciudadanos de peso, incluidos los actores sociales simpatizantes, actúen en consecuencia.
JuanPerez 26/08/2015 - 23:08h
En efecte, no ha sabut resistir-se als cants de sirena del Congrès, a la molla de l'os, al "cogollito", a l'epicentre de la vida política espanyola... Dissortadament també penso que por haver estat una jugada errònia i que C's pot perdre molt del que, en bona lògica, hauria de guanyar. Massa precipitat tot i poca dimensió pública de la candidata substituta, perquè no es tracta, no ens enganyem, d'uan candidata que ha guanyat no sé quines eleccions, sinó un nomenament al vell dit de "no s'han presentat d'altres". Està per veure l'abast de la pèrdua, però no arriba, en el millor moment. Així les coses, dubto molt si la veritable victòria el 27-S no hauria de ser la de l'abstencio massiva que despulli d'una vegada per totes el somni de la totalitat dels secessionistes... El que no voldria, perquè ja n'estic fart, és tornar a votar amb resignació... "Para este viaje...", que diem en castellà.
¿Quiere hacer un comentario?