Menú Buscar

La NSA habría espiado más de 60 millones de llamadas telefónicas en España en un mes

En total, 60.506.610 llamadas habrían sido vigiladas por la NSA entre diciembre de 2012 y enero de 2013. Estos registros no habrían controlado el contenido de las llamadas, sino el número de serie de los aparatos que se comunican, el lugar donde se encuentran, el número de teléfono de las tarjetas SIM usadas y la duración de la llamada.

28.10.2013 10:13 h.
4 min
Redacción

La Agencia Nacional de Seguridad estadounidense (NSA) habría espiado más de 60 millones y medio de llamadas en España entre diciembre de 2012 y enero de 2013, según la documentación que tiene en su poder el ex agente de la agencia Edward Snowden.

Este lunes, El Mundo informa que bajo el título "Spain -last 30 days" existe un documento en el que aparece un gráfico de barras que muestra el flujo diario de llamadas, definidas con las siglas DNR, interceptadas durante los días comprendidos entre el 10 de diciembre de 2012 y el 8 de enero de 2013.

El día de máximo flujo fue el 11 de diciembre, con más de tres millones y medio de llamadas registradas en España. Por contra, los días 30 de diciembre, y 1 y 2 de enero no aparecen llamadas. En total, 60.506.610 llamadas fueron vigiladas por la NSA en poco menos de un mes. Estos registros no habrían controlado el contenido de las llamadas, sino el número de serie de los aparatos que se comunican, el lugar donde se encuentran, el número de teléfono de las tarjetas SIM usadas y la duración de la llamada.

Ilegal en España

Tal y como señala el diario de Unidad Editorial, la ley española 25/2007 de conservación de datos relativos a las comunicaciones electrónicas y redes públicas de comunicación protege la privacidad de los datos "que revelen el contenido" de las comunicaciones, pero también "los datos que permitan determinar el momento y duración de una determinada comunicación" y "los necesarios para identificar el origen y destino de la comunicación, así como la identidad de los usuarios o abonados de ambos".

Por lo tanto, todas las informaciones que la NSA habría registrado de manera masiva y sistemática en España no habrían seguido el conducto legal, cuya ejecución solo está en manos de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado y los funcionarios de la Dirección de Vigilancia Aduanera cuando ejerzan funciones de policía judicial. También el CNI puede acceder a este tipo de información, siempre que lo autorice el Tribunal Supremo.

Tras darse a conocer este tipo de posible espionaje, el Gobierno pidió explicaciones al embajador de EEUU en España, James Costos, que se reunirá, este lunes, con el secretario de Estado para la Unión Europea (UE), Íñigo Méndez de Vigo, ya que el ministro de Asuntos Exteriores y de Cooperación, José Manuel García-Margallo, se encuentra de viaje oficial en Polonia.

No solo terrorismo

Desde hace unos días, diversos medios de comunicación franceses, británicos y alemanes han ido publicando que la NSA habría espiado a varios dirigentes mundiales y habría tenido equipos de espionaje desplegados en países aliados a EEUU. Entre los espiados se encontraría la canciller de Alemania, Angela Merkel.

Esta supuesta intrusión de EEUU en las comunicaciones telefónicas por el mundo ha generado un lógico rechazo por parte de gobiernos aliados a los estadounidenses. Unas decisiones que el Gobierno de EEUU ha justificado bajo el amparo de la Patriot Act, aprobada en octubre de 2001 tras los atentados a las Torres Gemelas en Nueva York, cuyo objetivo es el de combatir el terrorismo.

Sin embargo, con la información hasta ahora publicada, la mayoría de comunicaciones interceptadas no están en absoluto relacionadas con el terrorismo. Así, se habría espiado a la presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, además de a Merkel, o a empresas como Petrobrás o a instituciones internacionales como la ONU.

¿Quiere hacer un comentario?