Menú Buscar

La morosidad de las grandes empresas del Ibex lastra la recuperación

Mientras estas compañías cobran de sus clientes en un plazo medio de un mes, ellas pagan a sus proveedores a una media de 190 días.

17.07.2015 21:04 h.
4 min
La asociación de grandes empresas españolas en una de sus visitas a la Moncloa durante la etapa Rajoy

La morosidad se ha convertido en una auténtica amenaza para la supervivencia de las pequeñas empresas españolas, incluso ahora, cuando parece que la economía empieza a salir del túnel y el montante de los impagados desciende: en mayo fue el 22,9% más bajo que un año antes.

El plazo de pago de las grandes empresas a sus proveedores está en seis meses. Y, concretamente, las 35 que pertenecen al selectivo Ibex, el índice bursátil español, tardan 190 días de media. Esas compañías cobran sus facturas en un plazo medio de 30 días, lo que da un diferencial de 160 días de exceso.

Unos 3.000 millones de coste anual

Pimec ha calculado que el coste financiero de los 63.000 millones de euros de las multinacionales españolas aplazan durante esos 160 días supera los 3.000 millones. Ese importe va contra la rentabilidad de estas empresas, y con frecuencia añade problemas a sus relaciones con los bancos.

“Me hace mucha gracia, por no decir otra cosa, cuando oigo decir a los directivos del Consejo Empresarial para la Competitividad que lo que necesita nuestra economía es que las empresas ganen tamaño. Pero si son ellas, las grandes firmas del Ibex, las que no dejan crecer a las pymes”.

La financiación más necesaria se pone difícil

Josep González, presidente de Pimec, la patronal catalana de pymes, se queja de que sean precisamente estas sociedades las que lastren la cuenta de resultados de sus proveedores. Y que éstos, en lugar de buscar financiación para adquirir bienes de equipo, que es la gran asignatura pendiente en esta fase del ciclo económico para que las pymes puedan crecer, se vean en la obligación de utilizar sus créditos para tapar las deudas de sus clientes.

David Garrofé, secretario general de Cecot, patronal también catalana de empresas medianas y pequeñas, coincide en que son las empresas del Ibex las que más tardan en pagar.

"Hacen más negocio financiero que industrial"

Desde su punto de vista, lo hacen “porque muchas de ellas, sean industriales, comerciales o de servicios en realidad hacen más negocio financiero que de otro tipo. Si consiguen arrancar dos puntos a sus proveedores, eso les da un margen estupendo para sanear su cuenta de resultados.”

La tasa de morosidad se ha moderado, producto de la normalización de la situación económica. En mayo pasado, sólo el 1,9% del importe de los compromisos de pagos vencidos ha sido impagado. Pero las grandes empresas españolas no parecen dispuestas a dejar de hacer negocio gracias al poder que tienen sobre sus proveedores.

El sector público paga mejor que el privado 

Es una situación nunca vista: el sector público paga mejor que el privado, se quejan en Pimec y en Cecot. El Gobierno no se atrevió a incluir un régimen sancionador en la ley para que al moroso no le salga gratis financiarse a costa de sus proveedores, ni tampoco lo ha hecho después.

Las pymes son especialmente sensibles ante este problema porque de hecho el sistema de créditos que ha configurado el BCE en Europa les penaliza. La autoridad monetaria ha dado instrucciones a los bancos para que concedan sus préstamos teniendo en cuenta la solvencia de las empresas, una ratio que siempre es más baja en las pequeñas que en las grandes.

De ahí que la banca aumente las garantías que exige a las pymes a la hora de darles financiación, una fianza que a menudo pasa por retener parte del crédito como aval del dinero prestado. Es decir, que al final obtienen menos recursos y encima han de destinar una buena parte de éstos a aguantarle las facturas a sus grandes clientes.

Comentar
Antoni Ferret 25/08/2015 - 11:11h
Diu: "lo que necesita nuestra economía es que las empresas ganen tamaño". De cap manera!! Les empreses petites són més útils, i, a més, solen ser, de vegades, més humanes.
JG 25/08/2015 - 11:11h
Antoni Ferret, tiene que haber de todo. Las empresas pequeñas suelen más cercanas sí, pero es más complicado ascender o evolucionar que en las grandes, que hay puestos de todo tipo y es más fácil hacer carrera. Yo llevaba dos años en una empresa pequeña, pero me estanqué porque ya estaba todo lo alto que podía estar. Esta misma semana he fichado por una multinacional, que me permite tener recorrido al alza (además de subirme el sueldo un pico).
¿Quiere hacer un comentario?