Menú Buscar

La misma producción de crudo con una demanda menor

La caída de la actividad industrial en China afecta a las cotizaciones de la energía

24.08.2015 09:35 h.
2 min
Redacción

La cotización del barril de petróleo West Texas, el de referencia en Estados Unidos, cerró la semana pasada a 40,45 dólares, pero había llegado a marcar precio por debajo de los 40 dólares, un auténtico récord desde 2009. Lleva ocho semanas de caídas encadenadas.

Son distintas las razones que lo explican. Y algunas de ellas son como el pez que se muerde la cola: la actividad de las fábricas chinas se ha contraído en agosto por la debilidad de la demanda interna y de las exportaciones. Un escenario que ha vuelto a alimentar los temores de que el segundo consumidor de petróleo del mundo recorte sus pedidos. 

¿La vuelta a 1985?

La vuelta a hace tres décadas ya no parece descartable. A finales de 1985, el precio del West Texas llegó a caer hasta los 10 dólares tras cinco meses de descensos. Estas cifras se alcanzaron después que la OPEP levantase la prohibición de exportar petróleo a los países que habían apoyado a EEUU en la invasión a Irán. 

El comportamiento del petróleo de referencia en Europa tampoco es mucho más alentador y cerró el viernes con un descenso del 2,48%. Al final de la sesión, el barril quedó en 45 dólares.

No sólo es la demanda china la que cae; se está produciendo en todo el mundo. Y, en paralelo, los productores de petróleo, con la OPEP a la cabeza, no han recudido la producción. Menos demanda y más oferta: caída de los precios.

¿Quiere hacer un comentario?