Menú Buscar

La Marea Blanca recoje alegaciones para parar el consorcio sanitario de Lérida

Situarán puntos de recogida en la calle y frente a los principales hospitales de Lérida. La Generalidad sigue adelante con el proyecto haciendo caso omiso del Parlamento autonómico.

08.04.2015 20:52 h.
2 min
Redacción

El Gobierno autonómico sigue adelante con su proyecto de crear un nuevo consorcio sanitario en Lérida que fusione a los dos organismos que prestan servicio sanitario público en la provincia, pese a la oposición expresa del Parlamento autonómico y a las múltiples protestas ciudadanas. Y la plataforma que ha aglutinado la mayor parte de estas protestas, la Marea Blanca de Ponent, no va a quedarse con los brazos cruzados.

La plataforma ha anunciado una campaña para recoger alegaciones contra el proyecto, para la cual montará puntos de recogida en la ciudad de Lérida y en localidades de la provincia, así como frente a los hospitales Arnau de Vilanova i Santa Maria.

La campaña se lanza una semana después de que la Generalidad, haciendo caso omiso a una moción del Parlamento autonómico que le instaba a paralizar el proyecto, publicara un edicto por el cual se somete a información pública la "propuesta de acuerdo" del Ejecutivo autonómico por el que "se autoriza la disolución de Gestión de Servicios Sanitarios y la constitución del Consorcio Sistema Integral de Salud Lleida (SIS Lleida) y se aprueban sus Estatutos".

Los argumentos de los críticos

La oposición al proyecto argumenta fundamentalmente tres razones para rechazarlo. Por una parte, ven en él una puerta abierta a la privatización encubierta de la sanidad pública catalana. Por otra, consideran poco eficiente, en términos de racionalidad administrativa, crear un nuevo organismo que se sume a los ya existentes en el sistema sanitario de Cataluña.

Finalmente, señalan que el futuro consorcio -y así lo dejan claro sus estatutos- formalizará sus nuevas incorporaciones con contratos laborales, por lo que, a medio o largo plazo, el actual personal estatutario será sustituido por pesonal laboral, con peores condiciones y menos derechos.

Comentar
Antoni Ferret 25/08/2015 - 11:16h
Per respecte a la sanitat pública i per respecte als treballadors i treballadores, totalment en contra. El Nou Govern que substituirà la camarilla, anul·larà aquest nyap.
Olegario 25/08/2015 - 11:16h
¡Qué grandes!, no es que vivan al margen de la Constitución, de lo que decide el Gobierno de España para todo el territorio, de las sentencias de la Justicia, de las directivas europeas, es que se mean en el Parlament. ¿Passa argoooo? (efectivamente saben muy bien para lo que sirve)
¿Quiere hacer un comentario?