Menú Buscar

La manifestación de la confusión

Organizaciones separatistas se manifiestan este domingo en Bruselas por la autodeterminación. Sus argumentos son contradictorios, y detrás de ellos aparece el pancatalanismo. CDC apoya la marcha sin fisuras.

30.03.2014 10:55 h.
4 min
Carteles de la manifestación para la autodeterminación de este domingo y de una las "consultas" independentistas realizadas en Cataluña entre 2009 y 2011

"Derecho a decidir" no es lo mismo que autodeterminación. "El derecho a decidir es un principio político, no un derecho internacionalmente reconocido", según Jaume López Hernández. El catedrático de Ciencia Política de la UPF es autoridad en la materia. Publicó hace más de dos años un texto programático en el que se encuentra la descripción del "derecho a decidir" tal y como hoy hace uso del concepto la Generalidad de Artur Mas.

En él también se recoge el "principio de radicalidad democrática", al que ahora se refiere el presidente autonómico con cierta frecuencia, e incluso la expresión kantiana de "mayoría de edad" que hace pocos días utilizó el candidato de ERC para las elecciones europeas, Josep Maria Terricabras. Todo el "proceso" soberanista se basa en este "derecho a decidir". López Hernández tenía claro que el derecho a la autodeterminación no es aplicable al caso catalán.

La European Partnership for Independence (EPI) cree que sí. A través de su plataforma International Commission of European Citizens (ICEC) organiza este domingo una manifestación en Bruselas "a favor del ejercicio del Derecho Universal de Autodeterminación" que cuenta con el apoyo de diversos partidos catalanes.

Los "Países Catalanes" como referencia

La autodeterminación tiene como marco referencial a un sujeto, siempre es "de los pueblos". La EPI fija este marco nacional para el caso catalán en los Países Catalanes, como muestra este mapa. Es por lo tanto coherente que partidos declaradamente pancatalanistas, como la CUP y ERC, den su apoyo a la manifestación. Convergència Democràtica de Catalunya (CDC), interpelada por CRÓNICA GLOBAL, también se ha mostrado favorable sin fisuras a la manifestación, mientras que ICV le da un apoyo matizado. "Apoyamos el principio" de autodeterminación, "pero para ICV el sujeto de la autodeterminación no son los Países Catalanes, sino Cataluña", ha declarado el secretario general del partido, Josep Vendrell, a este diario.

El manifiesto de la marcha no hace referencia a los Países Catalanes, sino que da apoyo explícito al referéndum independentista del 9 de noviembre. Anna Arqué, portavoz de la ICEC y de la EPI, ha aparecido varias veces en TV3 para explicar la manifestación, argumentando a la vez con los dos conceptos mutuamente excluyentes, el "derecho a decidir" y la autodeterminación.

Arqué ya fue portavoz de Catalunya Decideix!, la entidad que organizaba las "consultas" sobre la independencia entre 2009 y 2011 y en las que votaron Artur Mas y diversos de sus consejeros. Mas hizo saber que votó a favor de la secesión. Estas "consultas" sólo tuvieron lugar en Cataluña, pero los organizadores usaron carteles que mostraban los Países Catalanes como ámbito de referencia y la pregunta de las papeletas era, cuando menos, ambigua, ya que hablaba de la "nación catalana".

Tres días después de la última ronda de las "consultas" en Barcelona, la portavoz Arqué explicó al diario Gara "qué mapa se hace en la cabeza" al hablar de la "nación catalana": "El de Países Catalanes: Principado, Valencia, la Franja, Baleares, Cataluña Norte y Alguer".

Comentar
Olegario 25/08/2015 - 11:30h
¿Dónde están las personas?, ¿dónde los ciudadanos?. Países catalanes es un constructo fantasmal y ambiguo sin anclaje jurídico posible. Cataluña dispone de anclaje jurídico en tanto que comunidad autónoma del estado español. Cuando los valedores de la secesión niegan ese anclaje, la sitúan en el vacío referencial, en el universo de los constructos. La única realidad tangible y jurídica es cada una de las personas que la habitan, que unidas al resto de españoles componen el sujeto político llamado pueblo español. Este sí, depositario de soberanía y de derecho para decidir. Justamente es esta realidad la que no tienen en cuenta los paladines del derecho a decidir.
Antoni Ferret 25/08/2015 - 11:30h
Està bé que aquest diari informi d'aquesta manifestació de Brussel·les. Però és absolutament INADMISSIBLE que no informi sobre la manifestació d'ahir a la tarda a Barcelona. I no pas dels incidents, sinó de "la manifestació".
Juan Pérez 25/08/2015 - 11:30h
Antoni, sovint parles del que surt i no surt a Crònica com si hi hagués un cap totpoderós que en pren les decisions, de si surt això o allò altre. La realitat, convé no oblidar-ho, em sembkla que s'atansa més a l'esforç heroic de tirar el diari endavant, que, com diem en castellà "no es moco de pavo". La indignació és bona, pero el principi d'equanimitat a l'hora de jutjar aconsella la prudència. Si t'hi fixes, encara tampoc no ha sortit res de les primàries d'ahir.... Doncs, això.
leborgne 25/08/2015 - 11:30h
Eso, eso, Sra. Arqué: no hay que olvidarse de la Catalunya Nord, que de ningún modo debe quedar irredenta...¿A qué espera dicha Sra. para dirigirse a las autoridades francesas solicitándoles formalmente la revisión del Tratado de los Pirineos de 1659?. A no dudarlo, el Sr. Hollande atenderá su demanda y cooperará con estos esforzados pancatalanistas, en claro contraste con la inflexibilidad mostrada al respecto por las autoridades españolas, siempre tan obcecadamente centralistas...
Tarragonaopina 25/08/2015 - 11:30h
Para los nacionalistas es lógico hablar de Països Catalans, es una prueba más de su etnicismo y totalitarismo. Una lengua, un pueblo, un país. Da igual el absurdo, que entre las poblaciones de la Comunidad Valenciana, las Baleares y la franja de habla catalana de Aragón sea absolutamente marginal, minoritario ese sentimiento, sin mencionar el ridículo de querer englobar territorios de Francia e Italia. Los nacionalistas tienen sus dogmas y de forma parecida a los que creen que suicidándose por Alá irán al cielo rodeados de bellas vírgenes, repiten sus incongruencias apoyados por políticos demagógos y académicos cínicos, todos ellos estómagos agradecidos. De todas formas la necedad no es patrimonio exclusivo de los nacionalistas catalanes, los estúpidos y ridículos políticos que dicen que el Valenciano es una lengua diferente al catalán o que el catalán que se habla en Aragón se debe llamar Lapao, quedan a su misma altura. No se dan cuenta en el PP, que precísamente reconocer que (cont)
Tarragonaopina 25/08/2015 - 11:30h
reconocer que el catalán, en diferentes variantes es patrimonio también, tanto como de Cataluña de otras zonas de España es un argumento para desmontar los delirios lingüísticis nacionalistas catalanes. Ni el catalán es la única lengua de Cataluña, de hecho más catalanes tienen como materna el castellano y además existe el aranés, ni es una lengua únicamente de Cataluña, es sobre todo una lengua española y una riqueza cultural que se ha mantenido en zonas de España mientras casi ha desaparecido en Francia. Sería bueno que para contrarestar el empuje étnico-linguístico nacionalista, políticos de habla catalana de otras zonas viniesen a explicar en su catalán a los catalanes que se puede tener el catalán como lengua materna, pero además entender la riqueza de tener una lengua de valor internacional como el castellano y seguir siendo español queriendo el catalán. Creo también que se debería hacer pedagogía sobre esto en la parte de España donde no se habla catalán.
¿Quiere hacer un comentario?