La izquierda ante la comparecencia de Mas en el TSJC

Francesc Moreno
4 min

Esta semana hemos asistido a las declaraciones de Artur Mas, Irene Rigau y Joana Ortega ante el TSJC. Mucho se ha hablado de las mismas. Yo quisiera centrarme en un aspecto que me ha llamado la atención y que no es otro que la reacción de la izquierda catalana no independentista a los hechos acaecidos.

No alcanzo a entender que Ada Colau encabece la defensa de quienes desde hace años vienen utilizando muy abundantes recursos públicos en promover la secesión

No alcanzo a entender que Ada Colau encabece la defensa de quienes desde hace años vienen utilizando muy abundantes recursos públicos en promover la secesión. Más allà de los aspectos estrictamente jurídicos, es llamativo que la representante de un partido político que está contra los recortes sociales defienda a quienes han utilizado los recursos públicos, no para hacer frente a las necesidades de los ciudadanos, sino para promover actividades no amparadas legalmente y que nada tienen que ver con las necesidades de la población en momentos de crisis.

Aunque la izquierda radical esté a favor de la desobediencia, me extraña que ampare a quienes gastan en subvenciones, en publicidad institucional dirigida a contentar a los medios, en crear estructuras de Estado que no son más que redes clientelares para promover sus fines, y en general, ponen toda la administración pública catalana a disposición de una actuación que, además de ilegal, es profundamente insolidaria con los desfavorecidos.

Señora Colau, ¿cómo ampara usted que, en tiempos de dificultades, una administración pública priorice organizar un pseudo reférendum --además, inútil-- o la actividad de Diplocat por encima de las necesidades de la sanidad, la educación o los servicios sociales? ¿Dónde queda su pretendida conciencia social?

Desde otra perspectiva tambien me han sorprendido las declaraciones de Miquel Iceta afirmando que no espera que Mas sea condenado y que los jueces no son extraterrestres y no se les escapa la dimensión política del problema. Aceptar esta tesis es contradictorio con tus mismas palabras de defensa de la legalidad, que comparto al cien por cien. Es tanto como afirmar que saltarse la legalidad está mal pero que, si tienes la fuerza necesaria, no tendrá consecuencias porque tu acción queda impune.

Abrir la puerta a legitimar las vías de hecho es muy peligroso y debería ser terreno prohibido para quienes son, como me consta que tú eres, Iceta, demócratas convencidos

Lo que dices es verdad, pero convendrás conmigo que significa aceptar que el golpe de Estado ya ha triunfado. ¿Dirías lo mismo si Rajoy eliminara el Titulo Octavo de la Constitución sin seguir los procedimientos legales? ¿Serías tan comprensivo con quienes se manifestaran en favor de la España, una, grande y libre, y acabarán con el catalán en las escuelas o el autogobierno, por muchos que fueran?

Abrir la puerta a legitimar las vías de hecho es muy peligroso y debería ser terreno prohibido para quienes son, como me consta que tú eres, demócratas convencidos. Dialogo, sí. Acuerdos, también. Pero desde la aceptación inequívoca de las reglas de juego y el Estado de derecho.

Y, para terminar, un comentario: mucha épica, mucho mártir, mucho chulear de valentía, pero la culpa se la echan a los "voluntarios". En Cataluña vivimos graves déficits democráticos. Y, si la situación no es peor, es porque el nacionalismo no detenta todo el poder. Si dejamos que lo alcance, los comprensivos, los compañeros de viaje, también serán sus victimas. Y entonces será tarde para arrepentirse.

Artículos anteriores
¿Quién es... Francesc Moreno?
Francesc Moreno

Presidente del Consejo Editorial de CRÓNICA GLOBAL. Licenciado en Derecho. Ha sido profesor de Derecho financiero en la Universidad Autónoma de Barcelona (UAB) y de Derecho mercantil en la Universidad de Barcelona (UB). Ha sido vicepresidente de La Seda de Barcelona. Fue el editor de El Debat y Tribuna Latina.

Comentar
Olegario 20/10/2015 - 12:59h
(1) "un aspecto que me ha llamado la atención y que no es otro que la reacción de la izquierda catalana no independentista a los hechos acaecidos". Francesc, la izquierda catalana no existe; a lo sumo existe la catalana izquierda, es decir, primero "lo importante", después "la posturita". Es asunto viejo, basta conocer los avatares de socialistas, comunistas, sindicalistas, e incluso anarquistas. Sin su colaboración explícita, tolerada, colaboradora o permisivaq, nunca habríamos llegado a donde nos encontramos. Antes de dirigir nuestras quejas a los gobiernos centrales debemos conocer qué hemos hecho nosotros. Quizá sufrimos la maldición de "lejos de nosotros la funesta manía de pensar".
Olegario 20/10/2015 - 12:59h
(2) En términos políticos somos muy primitivos, nuestra identificación es con "los nuestros" (la tribu), no con las ideas, no con los principios, no con la marcha de la historia. La principal enfermedad que nos embarga es la pobreza conceptual, el confusionismo. ¿Cómo explicar la vieja expresión de "nacionalista de izquierdas"?, ¿admitiríamos la de torturadores cariñosos?, ¿podemos admitir la de "se trata de engañar al Estado"?. Ya asumimos lo que la buena mujer admitía con naturalidad: "que su marido le pegaba lo normal, ni mucho ni poco". Que se haya apropiado del lenguaje una minoría éticamente deleznable, por manipuladora, demuestra que disponen de medios y de afán de dominio, pero al mismo tiempo demuestra un nivel de formación y de compromiso escasos, tanto de la población como de sus cabezas pensantes.
jojasoclliure 20/10/2015 - 12:59h
Abundando en lo que señala don Olegario, a mí siempre me hizo mucha gracia oir a un tipo como Juan Herrera (y similares) autoproclamarse "catalanistas i d,esquerres" ¡¡??...¿alguien ha oído alguna vez a Duran Lleida (por ej.) decir que es "catalanista i de dretes"?, ¡¡pues claro que no, porque el catalanismo es una ideología de derechas, de toda la vida!
Aleph 20/10/2015 - 12:59h
Efectivamente, Mas y sus consejeras se ponen todas las medallas políticas de la consulta pero rechazan todas las responsabilidades jurídicas. Para ellos los "honores de la épica" y para los funcionarios las responsabilidades legales...
leborgne 20/10/2015 - 12:59h
Oportuno este comentario de F Moreno, como suelen ser todos los suyos. Lo de la sra. Colau me resulta ininteligible y no sólo en este caso, sino en la mayoria de sus intervenciones a favor del famoso proceso...
Marino 20/10/2015 - 12:59h
Nadie entiende a una izquierda que comprende, cuando no respalda, al nacionalismo.Eso es nuevo y no puede durar. Menos aun cuando, como señala el autor, se desvía dinero, tan necesario para evitar desahucios y practicar la Justicia Social, para hacer patria. Pero hoy vivimos en la sinrazón de una izquierda que no sabe por donde se anda. En el mejor de los casos pone paños calientes como Pedro Sánchez y su culpabilización al inmovilismo de Rajoy proponiendo cambiar la Constitución, sin entender que los inmovilistas son los nacionalistas - solo se mueven hacia adelante en el camino a la secesión - ¿No comprende que a los nacionalistas la República española no les interesa no por ser república sino por ser española?. Y en el peor aceptando como Iceta que, por ser peligrosas las consecuencias hay que mirar para otro lado o, en el mas gravísimo, de Podemos, Guanyem, ICV y el sindicalismo por entender que los ciudadanos tienen derechos territoriales diferenciados como expulsar al compatriota
¿Quiere hacer un comentario?