Menú Buscar

La gran tragedia griega y la corrupción en estado puro

La Ciudad de la Justicia, erigida sobre el hormigón del tres por ciento, acoge hoy a los Pujol y a los okupas de Can Vies. Matas Zapata, un testimonio histórico en el Parlament. Griegos de obra, alemanes de corazón.

27.01.2015 08:49 h.
14 min

Las comisiones parlamentarias de investigación sirven de mucho, aunque no lo parezca. Los testimonios en apariencia menos útiles permiten calibrar los grados y niveles de desfachatez, incompetencia, relajación y relativismo de los implicados, directos o remotos, en los asuntos a discernir. Las cámaras no son tribunales, pero los citados se pueden negar a declarar de tal modo y manera que quien se somete a las preguntas de sus señorías lo hace porque quiere, sea por gusto, sentido de la responsabilidad o por ganas de hablar.

El coronel en la reserva de la Guardia Civil, Matas Zapata, estuvo ayer en el "Parlament" y tenía ganas de hablar, o más bien de charlar. Y lo hizo por los codos. No era un buen día para que sus declaraciones llegaran demasiado lejos, pero constan. En El País, por ejemplo, Pere Ríos, le dedica una pieza sustantiva. Se trata del rumor de fondo, de lo que se sabía, de lo que se toleraba y de ir a Andorra a comprar azúcar: "Matas Zapata estuvo destinado en Andorra desde 1979 hasta su jubilación y era precisamente el responsable de evitar la evasión de capitales. Se le atribuye haber sido espía del CNI y estar detrás de la fuga de cifras millonarias protagonizado por la familia Pujol al país vecino. “La palabra espía no me gusta, era un interesado en información”, dijo. También negó cualquier vinculación con el expresidente de la Generalitat, su esposa y sus hijos, pero sí admitió que entre 1991 y 1997, Marta Ferrusola viajaba a Andorra cada dos o tres meses".

Interesado en información es un eufemismo chapucero, pero no habla un literato, sino una autoridad competente en aquellos días. Prosigue el testimonio: "Matas Zapata admitió haberla visto en numerosas ocasiones en aquel país junto a sus hijos y reconoció que conocía que ingresaban dinero, pero precisó que “nadie pensaba en aquel momento que podía ser dinero sucio”. El guardia civil sabía de esos viajes porque Marta Ferrusola acudía acompañada de escoltas y él se encargaba de las gestiones con el departamento de Interior de la Generalitat para que los mossos d'esquadra pudiesen llevar el arma reglamentaria. Un ejemplo de la tolerancia institucional con la evasión de capitales, explicó, era que España permitía la fuga de hasta dos billones de pesetas anuales, a cambio de que se controlase el dinero sucio”, en alusión a las cantidades que no procedían de los beneficios empresariales. En esa línea insistió en que Andorra siempre ha sido el destino preferido por la burguesía catalana para evadir capitales, aunque no el único. “Muchas personalidades españolas y catalanas traían dinero, incluso era elegante decirlo”, remachó".

Sí, de una finura fenomenal. Andorra en invierno y Andorra en verano y las autoridades, las "bancarias" y las del orden público, glosando las virtudes de las pistas y las termas mientras el pueblo se metía el tabaco en los refajos. ¿Qué entenderán algunos por beneficios empresariales?

Ahí, donde Matas Zapata, tendrá que sentarse el presidente de la Generalidad, Artur Mas, porque a Oriol Junqueras se le ha terminado la paciencia, según la versión más extendida en la prensa. El sumario del caso ITV, otro de tantos relativos a la sociedad ilimitada Pujol e hijos, ha puesto a Mas en el centro de todas las tramas. Artur por aquí, Artur por allá... La confianza era tan extrema que se notaba hasta en el contacto corporal. Era Oriol quien agarraba del brazo al "president" y era ese mismo Pujol quien susurraba en el cogote de Mas durante las sesiones parlamentarias. No ha pasado ni un año de aquello.

Hay días en los que la rapiña no resulta escandalosa, sino triste, normal e inevitable. Además, ni siquiera se ve en laportadas porque es un hecho cotidiano, la vieja noticia de que un perro sin bozal ha mordido a un niño. Pues claro que sí. Se iba a Andorra con cuarenta millones de pesetas y se volvía con queso francés, carísimo, pero más barato que en el colmado. Una de las gracias de todo esto es que es compatible con dar lecciones de moralidad y democracia a los griegos, a quienes se exige la devolución del oro de Moscú o, en su defecto, que se dejen saquear de nuevo por los bancos ingleses, que tienen patente de corso como los Pujol en Cataluña.

La Ciudad de la Justicia de Barcelona (que también se construyó por el método del tres por ciento) recibirá hoy a los Pujol, al patriarca, su esposa y los hijos Marta, Mireia y Pere. Cuenta Germán González en El Mundo que habrá blindaje policial puesto que coincide el testimonio, si es hablan, de los Pujol con el juicio por los incidentes del desalojo de Can Vies. La familia dispondrá de mossos de escolta. Aún hay clases.

La corrupción tiene más derivadas en el quiosco de hoy. En La Razón, por ejemplo, aparece Juan Carlos Monedero, el número tres de Podemos, con boina y bufanda roja en el Metro. Es la foto de portada. A esa misma hora decía que estaba en clase, que quiere decir en castellano antiguo "campana", por lo de estar en misa y repicando. Debe explicaciones por más de cuatrocientos mil euros cobrados al erario bolivariano por diseñarles un euro latino. ¿Y los informes, dónde están? Recuerda el caso de la esposa de Oriol Pujol, que facturaba a Alta Partners, la compañía de Sergi Alsina con informes de Sharp, Sony y Yamaha (las empresas deslocalizadas con las que se pudieron lucrar los Pujol y compañía) sacados de Internet. Y eso hasta que le dijeron que no hacía falta, que seguramente era mejor no dejar pruebas.

Luis Bárcenas, según El Mundo, si que tiene pruebas. Es lo que cuenta Esteban Urreiztieta: "El ex tesorero avisa de que tiene grabado a Rajoy y presume de tener conversaciones con Arenas y pruebas de la campaña de 2011". En el texto, Urreiztieta desgrana las maniobras en la oscuridad de la familia Bárcenas: "Los investigadore sostienen que el ex responsable de las finanzas del partido ha puesto estas pruebas en manos de terceras personas y que habría utilizado ocasionalmente a sus hijos para entregar o recuperar parte de las mismas. En este sentido, las mismas fuentes de la Seguridad del Estado apuntan a la existencia de intercambios puntuales de sobres con documentación en la gasolinera ubicada en la madrileña calle de Vallehermoso".

En el PP dicen estar poco o nada preocupados por Bárcenas, un tipo sin crédito en el sentido literal de la palabra. ¿Pero quién tiene crédito hoy en día? Tampoco la corrupción, presente, pasada y futura, altera el rictus socialista, que ha lanzado a Susana Díaz contra Podemos como un ariete. Se la juega, alertan todos los análisis, por mucho que sólo le quede al partido de Iglesias un margen de veinte días para elegir candidato y montar la campaña. En el trasfondo, tres consejeros afectados por los ERE's pasan a la diputación permanente para no quedar expuestos a los designios de la juez Alaya. ¿Corrupción? ¿Dónde?.

De vuelta a El País, Oleguer Pujol, el menor de la saga local, se deja entrevistar por Jesús Duva. El testimonio también es de los que dejan huella. Dice que nunca ha tenido negocios con sus hermanos, que nunca ha trabajado en Cataluña, ni para la Generalidad ni con la Generalidad, que la fortuna no es ni de tres mil ni de ochenta millones... Es la teoría de la persecución política contra los apellidos, sostiene el último Pujol-Ferrusola. Sostiene Oleguer: "“El nivel de dispersión sobre mi realidad ya es demasiado alto. Siento una necesidad imperiosa de contar que yo no tengo 3.000 millones de euros, ni 500 ni tampoco 89. No es justo”, detalla en una conversación con EL PAÍS. Aunque evita hablar de la familia, atribuye sus problemas con la justicia a su condición de hijo del expresidente catalán. “La persecución de mis apellidos es clara. Se cuestiona mi actividad profesional por ese motivo. Y la persecución está relacionada con el proceso político en Cataluña”. Victoria Álvarez, examante de su hermano Jordi, dijo del benjamín que es "el más listo y preparado" de los Pujol. Oleguer ríe al oírlo. “Aquí no hay nadie más listo ni más tonto, cada uno ha hecho lo que ha podido. A esta señora ni la conozco”. Su vida, subraya, ha discurrido al margen del devenir del resto del clan. “Nunca he hecho ninguna operación en Cataluña, ni he comprado edificios de la Generalitat o suelo pendiente de calificar. He huido de cualquier vinculación a todo esto. Tampoco he hecho negocios con mis hermanos”". Sólo le falta decir que "yo no me llamo Pujol", como en la canción de los Toreros Muertos, esa que dice "deja ya de joder, yo no me llamo Javier".

En Grecia. Y mucha. Toneladas de trinques, despilfarros, robos a punta de decreto y las más variadas formas de envilecimiento imaginables. El dinero es lo de más, según el relato del norte de Europa. Como en España vivimos como griegos pero pensamos como alemanes exigimos que nos paguen los 26.000 millones de euros que les dejamos, como si los periódicos fueran dueños de un capital que no manejan los pujoles, bárcenas, blesas y griñanes, sino consejos de sabios honrados garantes del bienestar público y de la justicia fiscal.

Hasta el Papa Bergoglio podría haberse pronunciado sobre la victoria de Tsipras, que ha decidido aplicar la máxima del César y ha dejado en la estacada el juramento por la iglesia ortodoxa. Malos tiempos para los dioses griegos. O para todos. Luis Maria Anson aventura en su Canela fina de El Mundo turbulencias históricas y escribe: "Decía Indro Montanelli que los listos viven de los tontos y los tontos de su trabajo. Para mi inolvidado amigo los listos europeos están en la Romania, es decir Italia, Grecia, España, Portugal. Y los tontos en la Germania, en las naciones centroeuropeas". Justo al lado del periodista y académico oficia Arcadi Espada, que aborda en su columna el silencio de la izquierda local ante el pacto de Syriza con los nacionalistas de derechas: "La indomable izquierda griega, modelo y afán de tantos indómitos, ha pactado con un partido teocrático, antisemita y homófobo. Si el pacto ha sido posible es porque los dos partidos comparten estrategia. Y la estrategia es la tópica del nacionalismo. Lejos de enfrentar a todos y cada uno de los griegos con su inmediato pasado, con su despilfarro, su desidia y sus ensoñaciones; lejos de enfrentar incluso a los griegos entre sí, como corresponde, al fin y al cabo, a los que patrocinan la lucha de clases, optaron por la fabricación del enemigo exterior: Europa, es decir, Alemania".

De las reacciones en Europa, un pequeño sumario en La Vanguardia avizora una sintonía de fondo entre la Santa Sede y Syriza. ¿Cómo? Así: "El diario del Vaticano, L’Osservatore Romano, publicó un comentario en el que afirmó que el resultado electoral “debe leerse como oportunidad política” y exige “fuerte responsabilidad”". Y algo más que buenas palabras.

En resumen y según Raúl del Pozo: "El caso es que donde nació casi todo lo bello, lo bueno y lo justo, estaban pasando hambre y, acosados por el paro y la deuda, se han sublevado contra su injusto destino". La tragedia griega es la muerte de Demis Roussos, el cantante, y la diez militares de la OTAN, dos griegos y ocho franceses, en la base de Los Llanos en Albacete. El avión se estrelló al despegar. Malos presagios para el comienzo de la era Tsipras.

27 de enero, Ángela de Mérici y Enrique de Ossó y Cervelló.

¿Quiere hacer un comentario?