Menú Buscar

La Generalidad manipula un grabado en su exposición de Blanquerna sobre 1714 para seguir alimentando el victimismo

La lámina original, obra del francés Pierre Aveline, es en blanco y negro y recoge una escena posterior a la Guerra de Sucesión y anterior a que la 'rojigualda' empezase a ser utilizada por la Armada, en 1785. Pese a ello, la Generalidad muestra una copia coloreada en la que los barcos que asedian Barcelona lucen los colores de la bandera actual de España.

22.04.2014 12:38 h.
2 min
Grabado utilizado por la Generalidad en su exposición de Blanquerna '1714. Memoria gráfica de una guerra'
Redacción

La Generalidad manipula una vez más los hechos históricos para incidir en la acostumbrada retórica victimista. De nuevo, la tergiversación se cierne sobre los episodios del conflicto bélico de 1714, cuya conmemoración sirve este año de marco en Cataluña para la eventual celebración de un referéndum secesionista, justificada oficialmente, a su vez, como respuesta a los "ataques" del resto de España contra Cataluña.

En un exposición de cerca de 80 grabados titulada 1714. Memoria gráfica de una guerra en el centro cultural Blanquerna de Madrid, sede de la Generalidad en la capital del país, se reproduce un grabado, cuyo original es en blanco y negro, con las banderas de los navíos de guerra que asedian Barcelona teñidas de 'rojigualda'.

En efecto, según ha denunciado el blog Dolça Catalunya y ha recogido este martes el diario Abc, las tres franjas horizontales roja, amarilla y roja de la actual enseña española ondean coloreadas en los buques que disparan cañonazos sobre el puerto de Barcelona, aun cuando los hechos representados nada tienen que ver con la Guerra de Sucesión, puesto que en la lámina se observa que la Ciudadela ya está construida, cosa que no ocurrió hasta finalizar dicho conflicto bélico.

Además, el grabado, obra del francés Pierre Aveline, está datado en 1750, mucho antes de que la 'rojigualda' empezase a ser utilizada por la Armada, en 1785. En la Guerra de Sucesión los barcos leales a la causa borbónica siguieron luciendo el pabellón blanco con el escudo de la Casa Real.

Inaugurada el pasado 6 de febrero por el consejero de la Presidencia, Francesc Homs, esta exposición luce ahora como el enésimo intento de la Generalidad de presentar la Guerra de Sucesión como un enfrentamiento bélico del resto de España contra Cataluña.

Comentar
MonnerSans 25/08/2015 - 11:29h
Como Doctor en Historia, y profesor universitario de dicha materia que fui durante muchos años, estos hechos me repugnan especialmente. Y, a la vista de su frecuente aparición, siempre me he hecho la siguiente pregunta: Si a un médico, o a un arquitecto, o a un ingeniero civil -por poner algún ejemplo- se les puede llegar a sancionar, incluso con la cárcel, por su mala praxis profesional...¿no debería ocurrir lo mismo con los historiadores, dado que los efectos de su mala praxis pueden llegar a ser igualmente devastadores en tanto que potenciales generadores de odios y violencias sociales? No se trata de tener una opinión u otra, una visión u otra de la Historia, que eso es repetable y entendible. Se trata -como en este caso flagrante- de la MENTIRA PURA Y DURA y hecha a conciencia (la actual bandera española aún no había sido inventada en 1714, luego no podía figurar jamás en esos barcos). Y eso, en mi criterio, debería de estar perseguido y penado por la ley.
¿Quiere hacer un comentario?