La fractura social del independentismo empieza a ser una realidad

Un debate sobre la hipotética secesión de Cataluña celebrado en el Auditorio Municipal de Tarrasa acaba con enfrentamientos entre el público asistente. Poco antes, el diputado autonómico de Ciudadanos Jordi Cañas abandonó el escenario al recibir los insultos de un espectador, que le espetó: "¡Eres un terrorista!".

29.11.2013 14:20 h.
3 min

Lo han conseguido. La fractura social empieza a ser una realidad en Cataluña. El proyecto independentista promovido por Artur Mas y por Oriol Junqueras ha dividido a la sociedad catalana por la mitad y, pese a que todo apunta a que la hoja de ruta está condenada al fracaso, lo que es seguro es que la tensión, la crispación y el enfrentamiento entre ciudadanos están aquí para quedarse, y probablemente por mucho tiempo.

Un ejemplo de la hostilidad que algunos dirigentes independentistas y nacionalistas han conseguido inocular con éxito -e impunemente- en la sociedad catalana se pudo comprobar este martes durante un debate organizado por Reagrupament en el Auditorio Municipal de Tarrasa con el título "¿Hay alternativa a la independencia?", y que acabó con el público enfrentado entre sí.

En el escenario, presidido por una estelada, representantes de siete formaciones políticas tenían previsto responder a esa pregunta, moderados por el director de Nació Digital, Salvador Cot. Allí estaban Josep Rull (CiU), Marc Sanglas (ERC), Javier López (juventudes del PSC), Juan Milián (PP), Laura Massana (ICV-EUiA), Jordi Cañas (C's) y Joan Carretero (RCat).

"¡Que eres un terrorista!"

Cuando Cañas estaba en el uso de la palabra, una persona del público le interrumpió al grito de "¡terrorista!". Él, dirigiéndose a esa persona, preguntó: "¿Qué ha dicho usted? ¿que soy un terrorista?". Y el asistente, le confirmó: "¡Que eres un terrorista!".

En ese momento, el portavoz parlamentario de Ciudadanos se levantó, recogió sus cosas y, tras despedise del moderador -quien intentó convencerle de que no se marchase-, abandonó el debate. El representante del PP tomó el mismo camino, y con ellos una buena parte del medio centenar de personas que formaban el público.

A partir de ahí, aplausos, gritos y discusiones entre el público, mientras Cot intentaba poner orden, sin éxito. La tensión llegó a tal extremo que se generó un tumulto en el pasillo de butacas, con empujones, agarrones, forcejeos y amenazas entre varios de los asistentes.

En el vídeo registrado por TalQualTV, una vez calmada la situación, todavía se puede escuchar a alguno de los asistentes justificando las acusaciones de "terrorista" a Cañas. "Se ha de respetar. No se puede acusar a una persona de terrorista", señala un periodista. "Si lo es, ¿por qué no?", responde convencido uno de los asistentes.

Minutos después (y una vez que Cot ordenó la expulsión de la persona que insultó a Cañas), el debate continuó. Sin embargo, una parte de la ciudadanía de Cataluña ya no estaba representada en él.

Comentar
LARRA 25/08/2015 - 11:34h
sembrad vientos y recogeremos tem pestades
Bruno 25/08/2015 - 11:34h
Esta es la típica noticia que nunca saldrá en El Periódico, La Vanguardia o tv3. Para ellos la sociedad catalana está unida en torno al dret a decidir. Sin embargo, los malos de Madrid son los que están tensando la situación con su obstinación. En Cataluña, faltaría más, no hay violencia de ningún tipo contra nadie, ni física ni verbal; todos estamos serenos y el independentismo no genera tensión ni en las familias ni en los trabajos ni en los debates.
Eduardo Pinzolas 25/08/2015 - 11:34h
Esto es un malísimo presagio. Hay muchos envalentonados que se saben con impunidad para agredir a sus adversarios. Esperemos que no haya que lamentar consecuencias más graves en un futuro inmediato, pero es un presagio funesto. Por otra parte coincido con Bruno. Ni esto ni la ocupación del local de UPyD tienen de momento ni creo que tengan ningún eco en la prensa catalana. Ni siquiera en e-noticies.
Eduardo Pinzolas 25/08/2015 - 11:34h
Y todos los que se rasgaron las vestiduras (con razón) por el asalto a la librería Blanquerna permanecen mudos. Y mientras los fascistas de Madrid fueron detenidos y multados, los fascistas locales siguen en la total impunidad. Eso sí son hechos diferenciales.
m.a. 25/08/2015 - 11:34h
La forma: no entiendo por qué los representantes de PP, C's y juventudes del psC, aceptaron que una bandera con barras amarillas y rojas y estrella castrista presidiera la reunión. Luego pasó lo que pasó, pero de entrada ya les habían marcado el primer gol. El fondo: claro que lo han conseguido, hasta ahora yo nunca, salvo alguna vez, había percibido hostilidad al dirigirme en castellano a un catalán. Ahora sí, es lo mismo que esa impúdica exhibición de banderas que están haciendo. Algunas sobresalen de los balcones, cosa ilegal, pero qué más da. Nazionalismo rampante.
Antoni Ferret 25/08/2015 - 11:34h
És un fet molt i molt lamentable i preocupant. De tota manera, de moment només és un. Inconcebible que a una persona que exposa una opinió diferent se li digui "terrorista". Inconcebible que, entre el públic, arribin a les mans. Com que els sapastres del Govern i de la policia acusen de "terrorista" qualsevol que protesti i que es bellugui, aleshores qualsevol inútil ho copia.
Juan Pérez 25/08/2015 - 11:34h
Seria quëstió de fer-li arribar al GH Mas aquest vídeo al seu correu oficial del Parlament. Si algú sap com fer-lo li ho agrairia. Seria bo fer-lo circular perquè vegin amb cara i ulls el grau de fanatisme que estan inoculant en la població. I el pitjor encara està per arribar, perquè quan el desencís per la no-consulta esclati, què no arribaran a fer, menats pel seu fanatisme? Convé, doncs, escampar aquest vídeo tot el que puguem. m.a. té, però, tota la raó: com és possible que Cañas, gat vell, acceppti ser presidit per una senyera inconstitucional? Estic segur que cap dels altres hagués participat a un debat presidit per la espanyola amb el pajarraco, i amb rao. Això ha estat un ps en falsa, pretendre convèncer al contrari a casa seva té aquestes coses. Si un lloc és neutral ho és també a la decoració, que forma part del llenguatge de signes.
¿Quiere hacer un comentario?