Menú Buscar

La economía europea se desaceleró en el tercer trimestre

Alemania redujo ligeramente su crecimiento durante el verano, como le ocurrió a España, mientras Francia se estancó

13.11.2015 13:09 h.
3 min
Una familia comprando en una tienda.
Redacción

La zona euro desaceleró su crecimiento en el tercer trimestre del año, situándolo en una media del 0,3%, frente al 0,4% del trimestre anterior. Los datos de Eurostat sitúan a Eslovaquia y a España como los dos países con mejor ritmo trimestral acumulado, con un 0,9% y un 0,8% (en al anterior trimestre, España creció dos décimas más). Alemania retrocedió y Francia se estancó.

En comparación con el tercer trimestre de 2014, la economía de la eurozona creció a un ritmo del 1,6%, una décima por encima del incremento interanual del 1,5% del trimestre precedente.

Los 28 se mantuvieron

La media de los 28 países de la UE, el PIB experimentó una expansión trimestral del 0,4% entre julio y septiembre, en línea con el crecimiento del segundo trimestre. En términos interanuales, la UE creció un 1,9% en el tercer trimestre, igual que en los tres meses anteriores. Rumanía ( 1,4%), Eslovaquia y Polonia ( 0,9% en ambos casos) y España ( 0,8%) van por delante.

Por contra, en el tercer trimestre Finlandia (-0,6%), Grecia y Estonia (-0,5% ambos) experimentaron retrocesos de la actividad económica, mientras Portugal se estancó.

Estados Unidos creció a un ritmo del 0,4%, frente a la expansión del 1% del segundo trimestre, mientras que creció un 2% interanual.

Alemania se contrae

La locomotora alemana creció al mismo ritmo que la media europea, el 0,3%, frente al 0,4% del trimestre anterior, según los datos publicados por la oficina federal de estadística germana, Destatis. La agencia destacó la contribución positiva al crecimiento del tercer trimestre del gasto en consumo doméstico. De este modo, el gasto en consumo final de hogares y Gobierno volvió a registrar un repunte.

Por contra, la inversión registró un ligero retroceso trimestral, mientras la balanza comercial tuvo un impacto bajista como consecuencia de un alza de las importaciones "notablemente mayor que el de las exportaciones". En comparación con el tercer trimestre de 2014, la economía alemana creció el 1,8% en términos no ajustados estacionalmente, dos décimas más que en el segundo trimestre.

Los franceses mejoran el consumo

Francia, por su parte, permanece estancada: su PIB creció el 03% en el tercer trimestre, como en el segundo, según revelan los datos publicados por el Instituto Nacional de Estadística (Insee). El repunte del PIB galo entre julio y septiembre responde al crecimiento del 0,4% de la producción de bienes y servicios, frente a la caída del 0,1% en el segundo trimestre.

Asimismo, el gasto en consumo final de los hogares franceses registró un crecimiento de tres décimas en el tercer trimestre tras estancarse en el trimestre precedente.

La aportación de la balanza comercial fue negativa (-0,7%), después de que las importaciones aumentaran un 1,7%, frente al incremento de cinco décimas del segundo trimestre, mientras las exportaciones cayeron un 0,6%, cuando en el trimestre precedente habían crecido un 1,9%.

Comentar
Antoni Ferret 15/11/2015 - 22:26h
Bones notícies!! És bo que els països més desenvolupats creixin poc (o bé no creixin) perquè ja han crecut massa. El planeta no tolera un creixement tan alt com el que tenen.
¿Quiere hacer un comentario?