Menú Buscar

La CUP promoverá "un movimiento de resistencia civil" y de "desobediencia" para "imponer" el referéndum secesionista

"Hacemos un emplazamiento público para que se constituya de la forma más urgente posible un movimiento de resistencia civil organizada porque creemos que este país [por Cataluña], probablemente, a lo largo del otoño tendrá que estar más cerca de Gandhi que de Alex Salmond. La fuerza, las características, la naturaleza, el tono de nuestro contrincante, el Estado español, no permite ningún tipo de diálogo, y por tanto, la fuerza democrática se ha de imponer", señala la dirección de la formación independentista.

13.07.2014 15:26 h.
2 min
Asamblea Nacional de la CUP
Redacción

La CUP promoverá la puesta en marcha de forma inmediata de "un movimiento de resistencia civil organizada" y de "desobediencia" a las leyes y a los tribunales para "imponer" la celebración de un referéndum para la secesión de Cataluña. Así lo ha decidido la Asamblea Nacional que la formación independentista ha celebrado este domingo en Cervera (Lérida).

"Hacemos un emplazamiento público para que se constituya de la forma más urgente posible un movimiento de resistencia civil organizada porque creemos que este país [por Cataluña], probablemente, a lo largo del otoño tendrá que estar más cerca de Gandhi que de Alex Salmond, es decir, la fuerza, las características, la naturaleza, el tono de nuestro contrincante, el Estado español, no permite ningún tipo de diálogo, y por tanto, la fuerza democrática se ha de imponer", ha señalado el dirigente de la CUP Lluís Sales.

Objetivo: la "ruptura con el Estado"

De igual forma, la diputada autonómica Isabel Vallet ha advertido de que "todos estos movimientos de acercamiento de posiciones entre Mas y Rajoy para nosotros son un peligro de que todo este proceso puesto en marcha por la voluntad popular acabe con un pacto entre élites, con un pacto entre burguesías y que, finalmente, todo este proceso acabe en otro nuevo encaje en el Estado español, cosa que no solo no queremos, sino que trabajaremos para que no pase apelando a la desobediencia y a un movimiento de resistencia civil pacífica organizado a favor de ejercer el referéndum el 9 de noviembre".

"Ninguna comida o conversación telefónica entre Mas y Rajoy puede sustituir que finalmente que esta parte del país [en referencia a lo que los nacionalistas denominan Países Catalanes], que es lo principal, pueda decidir de forma democrática el 9 de noviembre cuál es su apuesta de futuro", ha añadido.

Vallet ha alertado del "riesgo de un autonomismo renovado" y ha insistido en la necesidad de evitarlo creando "un movimiento fuerte y desobediente que plantee esta ruptura con el Estado".

Comentar
quin melic mes bonic tenim 25/08/2015 - 11:26h
IMPONER palabra preferida por las CUP.
m.a. 25/08/2015 - 11:26h
Ya el hecho de un banderón gigante presidiendo lo que fuera que estaban haciendo, produce vómito. Qué pobreza intelectual debe poseer esa gente para tener que arroparse con toda esa parafernalia patriotera fascistoide. Es como una vuelta al pasado nazional franquista. Sólo les falta sacar bajo palio el cadáver incorrupto de Companys (menuda idea les he dado), o cualquier otra barbaridad. ¿Estos son mis convecinos? Pensaba que vivía en otro país. Uno tolerante, cosmopolita, amante de la cultura, del arte... y resulta que es casposo y cavernícola. ¡Qué pena!
Antoni Ferret 25/08/2015 - 11:26h
Alguns nacionalistes, quan parlen dels "altres" nacionalistes, els insulten sistemàticament, i sovint els tracten de "nazis" amb gran facilitat. Més valdria que s'autoanalitzessin ells.
Juan Pérez 25/08/2015 - 11:26h
I ara se n'adone, aquests "pipiolos" que l'acord amb Mas pel futir estat és l'acord amb la burgesia? Juguen a la política fins que la desesperació ante la fermesa de la realitat els empenyi cap a la violència. No sols està escrit, sinó publicat...
dosostenido 25/08/2015 - 11:26h
Sr. Ferret, en cierta ocasión le invite a poner ejemplos de las acciones del nacionalismo Español en Cataluña, sigo esperando.
Olegario 25/08/2015 - 11:26h
La vía de la ruptura, para tirar adelante, necesitaría una sociedad de ruptura. Las CUPs, la ANC y demás "profetas" creen que el "constructo" que han generado tiene existencia real. ¡Allá ellos!. Sin embargo, la llamada vía de negociación encierra mucho más peligro, ya que hasta ahora, los partidos de Estado, PSOE y PP, han mostrado querencia por quitarse ´de encima "el problema catalán", abdicando de su responsabilidad constitucional y aceptando y consagrando un estatus de doble asimetría: entre Cataluña y el resto de España, y entre "catalanes de pedigrí" y el resto de catalanes. La marcha de Rubalcaba y la derrota de Madina podrían indicar que en el PSOE se están poniendo las pilas, pero son imprescindibles las aportaciones de otros partidos conscientes de la trampa institucional en la que nos hallamos.
¿Quiere hacer un comentario?