Menú Buscar

La CUP denuncia la "privatización encubierta" del Hospital Clínico

Uno de los grandes hospitales de Cataluña, el Clínico, está transfiriendo pacientes a un centro privado, el Hospital del Sagrado Corazón, por orden de la Generalidad. Los médicos se oponen, y algunos de ellos se niegan a llevar a cabo las operaciones en el centro privado.

04.10.2013 16:02 h.
3 min
La ministra de Empleo y Seguridad Social, Fátima Báñez, en su comparecencia de este martes en la comisión del Congreso
Redacción

La CUP ha denunciado ante la Oficina Antifraude de Cataluña -ente administrativo adscrito en el Parlamento autonómico- lo que considera que es una "privatización encubierta" del Hospital Clínico de Barcelona en favor de una empresa privada, IDCSalut, a la que el Clínico está transfiriendo actividad, teóricamente debido a los últimos recortes. A la vez, un grupo de médicos del Clínico ha dejado más que patente el malestar que ha despertado esta medida: han desobedecido las órdenes de la Consejería de Salud y se han negado a hacer intervenciones públicas en el centro privado.

La diputada autonómica cupaire Isabel Vallet ha presentado este jueves una denuncia en la que se plantean sospechas de que algunos directivos del hospital público que aprobaron una alianza con IDCSalut -antes llamada Capio- han sido después contratados por esta empresa privada. Concretamente, se detalla el caso del ex consejero delegado del Clínico Raimon Ballenas, ahora director general de la empresa privada.

Podría no ser un hecho aislado

La denuncia de la CUP está directamente relacionada con lo que señaló el partido el martes, asegurando que había accedido a documentación que demostraría que en 2009 -durante la época del tripartito- se firmó un contrato con Capio, que se ha intentado mantener oculto, para privatizar de forma "encubierta" el Clínico.

La CUP explica que los presupuestos de este año del Clínico contemplan un recorte de 17,5 millones, que comportará cerrar 74 camas y trasladar parte de la actividad del centro al Hospital del Sagrado Corazón. La formación recuerda que el Sagrado Corazón es un hospital privado del grupo IDCSalut.

También considera que este podría no ser un hecho aislado, al señalar que esta empresa ha duplicado la facturación de sus contratos con la Generalidad desde que empezaron los recortes presupuestarios, pasando de 63 millones de euros en 2010 a 127 millones el año pasado.

Médicos rebeldes del Clínico

Coincidiendo con esta denuncia, varios médicos del Hospital Clínico se han sumado a la polémica. Según explica este jueves El Periódico, "tres cirujanos, dos traumatólogos y un especialista en patología" del Clínico, que desde el 1 de octubre deberían estar llevando a cabo intervenciones en las instalaciones del Sagrado Corazón, se han negado a hacerlo.

Según esta información, los médicos "no entienden ni aceptan" que los recortes presupuestarios obliguen a cerrar camas, y que, a la vez, estos pacientes sean atendidos -también con dinero público- en un centro privado. En palabras del presidente del comité de delegados médicos del Clínico, Rafael Molina:

"Los médicos del Clínico no entendemos que un hospital público tenga que cerrar camas por razones presupuestarias, y envíe pacientes y cirujanos a un centro privado que Salud sí que podrá financiar".

Comentar
Barcelonina 10/10/2013 - 19:55h
Ja era hora de que algún partit comences a denunciar el que ja fa temps que el Sr. Quintà i la revista. Cafè amb Llet denuncien ja fa temps i sempre en solitari. Jo, per motius professionals se que es cert tot el que es denuncia sobre l'espoli de la sanitat a Catalunya. Ara m'agradarà veure si la Sra. Forcadell organitza una cadena per denunciar la destrossa de la Sanitat Catalana. Això si que representaria una lluita per la llibertat d'un poble contra la casta política que malauradament tenim a Catalunya.
¿Quiere hacer un comentario?