Menú Buscar

La Cambra de Comerç saca adelante su gestión en Fira Barcelona sin oposición

El líder de los críticos se queda sólo en la votación

28.10.2015 20:36 h.
3 min
El presidente de la Cambra de Comerç de Barcelona, Miquel Valls (izquierda), y el director de estudios económicos, Joan Ramon Rovira (derecha), en la presentación de un informe de coyuntura de la institución

La dirección de la Cambra de Comerç de Barcelona consiguió este miércoles un espaldarazo total del pleno en la gestión que ha impulsado en Fira Barcelona. Los empresarios que conforman la institución de promoción económica de la capital catalana dieron luz verde por casi unanimidad a las decisiones que han tomado los últimos años el presidente del consejo de administración de la feria, Josep Lluís Bonet (Freixenet), y el hasta ahora director general, Agustín Cordón.

Sólo se emitió un voto en contra durante la sesión, el de Ramon Masiá, el empresario que intenta desbancar al presidente de la Cambra de Comerç, Miquel Valls. Su pseudo moción de censura presentada hace un mes contra el líder de la institución no prosperó. Masiá mantiene sus críticas contra Valls, pero no cuenta con aliados en el plenario.

Continuidad al modelo ferial

Los empresarios de la institución decidieron en la sesión que se debe “dar continuidad al modelo de gestión ferial”. Señalaron la importancia que ha tenido en los éxitos de Fira Barcelona la colaboración entre las administraciones para que los proyectos impulsados concluyeran con éxito.

La Cambra es la encargada de nombrar a los miembros del consejo de administración de la institución ferial y su pleno decidió dar continuidad a los equipos de gestión. Cordón se incorpora al consejo y se le renovó la responsabilidad a Miquel Martí (Moventia), Luis Conde (Seeliger y Conde) y Pedro Fontana (Elior), tal y como se había pactado con anterioridad con la Generalitat y el Ayuntamiento.

Pleno más dinámico

Por otro lado, Valls presentó un informe del nivel de ejecución presupuestaria de La Cambra que también recibió el apoyo mayoritario del plenario.

La sesión de este miércoles fue más dinámica que nunca, según los presentes, gracias a la nueva normativa de intervenciones. Pueden hablar más empresarios pero con un tiempo acotado a tres minutos, por lo que las intervenciones breves llevan a que se establezca un debate más fluido en el órgano de gobierno.

Entre las palabras que se pidieron en la sesión destacó la del presidente del gremio de carniceros y charcuteros de Barcelona y comarcas, Joan Estapé. El empresario explicó que consumiremos carnes sin problemas, aunque alertó de las consecuencias empresariales de la alerta de la OMS sobre los riesgos que la carne procesada suponen para sufrir cáncer. Valls ofreció el apoyo de la Cambra a las compañías del sector y se comprometió a estudiar medidas de colaboración para atenuar la posible crisis que se espera.
¿Quiere hacer un comentario?