La bandera de Estados Unidos vuelve a La Habana

Washington evita a los disitentes del castrismo en la restringida ceremonia de la nueva embajada

14.08.2015 17:32 h.
2 min
Redacción
 
James Tracy, Larry Morris y Mike East, los mismos marines que arriaron la bandera de Estados Unidos en La Habana hace 53 años, participaron ayer en la izada de la nueva enseña en la flamante embajada en la capital cubana, frente al Malecón.
Un secretario de Estado norteamericano, John Kerry en este caso, visitaba la isla 70 años después para asistir a la ceremonia. Otro testigo de la histórica ruptura de relaciones el 3 de enero de 1961 también estuvo presente: Wayne Smith trabajaba en la embajada de Estados Unidos en La Habana cuando cerró sus puertas dos años después del triunfo de la revolución castrista.
En 1979, el presidente demócrata Jimmy Carter le nombró jefe misión de la Sección de Intereses de Estados Unidos en La Habana. El ex diplomático trabaja actualmente como director del proyecto Cuba del Centro para la Política Internacional en Washington.
A diferencia de la ceremonia de reapertura de la embajada del pasado 20 de julio, en la que los cubanos expusieron en Washington la bandera que arriaron en 1961, la parte estadounidense ha llevado una bandera nueva, ya que la que retiraron hace medio siglo no se ha conservado.
El Gobierno estadounidense no ha invitado a la ceremonia de reapertura de la embajada en La Habana a ningún disidente cubano, aunque sí recibirá a varios de ellos en una recepción en la casa del encargado de negocios de la embajada, Jeffrey DeLaurentis.
Se estima que Kerry intentará hacer un equilibrio diplomático para lanzar un mensaje de que Washington seguirá promoviendo la libertad política y los derechos humanos en la isla, sin ofender al gobierno de Raúl Castro.
Comentar
Antoni Ferret 25/08/2015 - 11:09h
Després de l'immens mal que han fet...
¿Quiere hacer un comentario?