Menú Buscar
Primeras planas

La ANC hace una lista negra con las fichas de los malos catalanes

El ABC desvela: "Han elaborado una gran base de datos con información personal de los ciudadanos en la que se identifica las tendencias independentistas o españolistas de los encuestados". Y más sondeos

07.09.2015 08:33 h.
16 min

ABC:La candidatura de Mas maneja una lista negra de catalanes no separatistas

El Mundo: Los partidos independentistas lograrán la mayoría absoluta el 27-S

El País: Sánchez acepta reconocer la singularidad de Cataluña

La Razón: El PP europeo arropará a Rajoy al final de la campaña catalana

Ara: El unionismo acepta el plebiscito

El Periódico: Los electores de Junts pel Sí piden que cuenten los votos

El Punt Avui: Solidaridad municipal

La Vanguardia: La reforma del TC busca esquivar una suspensión de la autonomía

Cinco Días: Dividendos crecientes

Expansión: Bankia cumnple su plan

Encuestas. Cocina molecular, espuma de instante, esferificación del voto previsto y aproximación al zumo del momento. Demasiado glutamato. El músculo independentista se mide en escaños. Los votos cuentan, pero no para Artur Mas. La campaña soberanista es como la batalla de Stalingrado. Puerta a puerta y hasta la última bala. Hay dos tipos de sondeos. Los clásicos y los de la ANC.

En El Mundo ilustran la mañana con un sondeo de los primeros, de Sigma Dos, que analiza Daniel G. Sastre: "Los independentistas se impondrán el 27-S. Junts pel Sí, la lista de Artur Mas y Oriol Junqueras, no obtendría por sus propios medios la mayoría absoluta en las elecciones catalanas del 27 de septiembre. Sin embargo, el presidente de la Generalitat podría mantenerse en el cargo si consigue el apoyo de la CUP: la suma de las dos candidaturas independentistas alcanzaría un mínimo de 70 diputados (dos por encima de la mayoría absoluta en el Parlament) y un máximo de 74".

Sigue: "Los resultados que arroja la encuesta de Sigma Dos para El Mundo bastarían para que Mas diera inicio al proceso de independencia, según el listón que se ha puesto el propio president. Pero del sondeo se desprenden también otras dos conclusiones que ponen en duda la viabilidad de su plan: la suma de Junts pel Sí y la CUP estaría siempre por debajo del 50% de los votos y, cuando se pregunta a los catalanes directamente por la secesión, la mayoría la rechaza. Un 46,2% se opone a la ruptura con el resto de España, frente a un 44,4% que la apoya".

Más: "Todo apunta a que las elecciones del 27-S, que Mas ha calificado como «las más importantes de la historia» de Cataluña, también serán las más reñidas. Sólo bajo el prisma del poco exigente objetivo que se ha marcado el presidente de la Generalitat se puede considerar que el resultado que arroja la encuesta de El Mundo un éxito para el independentismo. Junts pel Sí ganaría las elecciones con un mínimo de 62 diputados y un máximo de 65. CiU y ERC obtuvieron 71 escaños en 2012, lo que parece avalar la tesis de Junqueras (que sólo abandonó en el último minuto, cuando vio que peligraba la convocatoria del 27-S) de que a los independentistas les habría ido mejor por separado. También es notable la caída en el porcentaje de voto: del 44,4% de CiU y ERC en 2012 pasarían ahora al 39,4%. Cinco puntos de diferencia que no pueden explicarse en el hecho de que Convergència haya roto con Unió, porque Junts pel Sí ha incorporado a influyentes entidades privadas soberanistas como la ANC u Òmnium Cultural".

Y: "Si Mas podría declarar la secesión, según su estrategia de arrogarse todos los diputados independentistas, es por el crecimiento de la CUP. El partido anticapitalista pasaría de tener tres diputados en el Parlament a triplicar esa representación: la encuesta de Sigma Dos les da ocho o nueve escaños. Sumados, los diputados que apuestan por la ruptura con el resto de España obtendrían un máximo de 74 representantes; son los mismos que ahora ostentan CiU, ERC y la CUP en conjunto".

En segundo lugar y según el sondeo, Ciudadanos obtendría entre 16 y 17 diputados, seguido de Cataluña sí que es pot, con una horquilla de entre 15 y 17. El PSC sacaría entre 14 y 15 escaños y 13 el PP. Unió quedaría con 3.

En El Periódico también tiran de encuesta y dan cuenta de la opinión mayoritaria de que se cuenten votos, en lógica plebiscitaria, y no escaños, en clave autonómica. Rafa Julve pone letra a los porcentajes: "Artur Mas y Junts pel Sí han avisado por activa y por pasiva de que harán una declaración unilateral de independencia (DUI) -previsiblemente en el 2016- si el Parlament que resulte de las elecciones del 27-S tiene una mayoría absoluta de diputados soberanistas. Se han conjurado para llevar a cabo esa acción aunque no superen el 50% de los votos. La CUP, la otra fuerza partidaria de la secesión que concurre a las urnas, está dispuesta incluso a acelerar los plazos de la DUI para que se lleve a cabo cuanto antes, pero en cambio discrepa de sus compañeros de viaje a Ítaca y opina que no puede proclamarse una secesión unilateral si no se gana en votos y en escaños. En los dos. Y esa es también la postura mayoritaria entre los catalanes: solo uno de cada 10 (el 12,4%) comulga con la propuesta de Junts pel Sí de que hay que seguir adelante con la DUI si más de la mitad del Parlament reclama marcharse de España pese a que en las urnas haya más papeletas contrarias a la independencia".

Continúa: "Según la última encuesta del Gabinet d'Estudis Socials i Opinió Pública (GESOP) para El Periódico, el 12,4% de ciudadanos secundan esa parte de la hoja de ruta de la candidatura que encabeza Raül Romeva pero que tiene a Mas de presidenciable. En la franja mayoritaria hay un 46,3% que defienden que los independentistas únicamente podrían proclamar la secesión unilateral si ganaran en votos y en escaños, mientras que el 31,1% advierten de que en ningún caso se puede hacer una DUI (el 10,3% o no sabe o no contesta)".

Y: "Ese es el recuento sobre el conjunto de la población, pero la propuesta de Junts pel Sí no encuentra tampoco mayor respaldo si nos fijamos únicamente en los independentistas. Aunque a nivel genérico el 85,8% de los partidarios de separarse de España están de acuerdo con que se haga una DUI si gana el bloque soberanista el 27-S, dos de cada tres catalanes que apoyan la secesión (el 67,9%) entienden que hay que ganar en escaños, pero también en papeletas. En el caso concreto del electorado potencial de la candidatura de Romeva-Mas-Junqueras, el porcentaje de los que secundan ese posicionamiento es del 64,9%, por un 24,7% que apoyan las intenciones de sus líderes de soslayar los votos. Los simpatizantes de la CUP, por contra, se alinean mayoritariamente con la tesis de su candidato Antonio Baños y el 78,3% reclaman el doblete, por un 17,4% que se conforma con la victoria en número de diputados".

La ANC no necesita empresas que le hagan encuestas. Se sobra con sus voluntarios, según desvela el ABC de la mano de su periodista Javier Chicote. Es el caso de las listas negras de la candidatura positiva. Escribe el autor: "La candidatura unificada por la independencia de Cataluña Junts pel Sí ( Juntos por el Sí), integrada por Convergència y ERC, está decidida a «convencer» hasta el último catalán para que les vote en las elecciones del próximo 27 de septiembre. Para ello se está sirviendo de una serie de campañas puestas en marcha por organizaciones de la llamada «sociedad civil» que pueden suponer una violación de la Ley de Protección de Datos. Han elaborado una gran base de datos con información personal de los ciudadanos en la que se identifica las tendencias independentistas o españolistas de los encuestados y se ponen al servicio de la candidatura que lideran Raül Romeva, Artur Mas y Oriol Junqueras".

Más: "Las acciones las lleva a cabo la plataforma Ara és l´Hora (AeH), que agrupa a la Asamblea Nacional Catalana (ANC) y Òmnium Cultural (OC). La campaña más polémica ha sido la denominada «Gigaencuesta», que se desarrolló en los meses previos a la consulta ilegal que convocó Artur Mas para el 9 de noviembre de 2014. Treinta mil voluntarios visitaron alrededor de un millón de hogares preguntando sobre distintas cuestiones relativas a la posibilidad de que Cataluña fuera independiente. Dos partidos, Ciudadanos y Vox, denunciaron la encuesta ante la Agencia Española de Protección de Datos, que actualmente está tramitando un expediente sancionador que prevé multas de hasta 600.000 euros".

Y: "El expediente refleja que «ambas asociaciones han recogido, grabado y conservado información sobre datos de ideología relativos a personas que negaron su participación en la encuesta o que, aun habiéndola realizado, no consintieron expresamente el tratamiento de sus datos personales, por lo que existe un tratamiento de datos especialmente protegidos sin el consentimiento expreso y por escrito de los afectados en el sentido exigido por el artículo 7.2 de la Ley Orgánica de Protección de Datos». La Agencia ordenó que «se dejen de utilizar de forma inmediata esos ficheros con los datos recabados». Vox no ha dudado en calificar esta base de datos como una «lista negra» de partidarios y no partidarios del proceso independentista de Artur Mas".

Información prolija la recogida por la ANC. Continúa la información: "Los voluntarios anotaban calle, número, piso, puerta de la vivienda y la tendencia política de quien allí reside. Solicitaban también nombres y teléfonos. Según las fuentes consultadas por ABC, si la recepción a los encuestadores era hostil, quedaba anotado".

Es "La vida de los otros". Lo tienen todo controlado. La primera estructura de Estado es el independentista cotilla, el jefe de escalera, el encargado de calle, el dinamizador del vecindario. Y encima saben que la vieja de los gatos es contraria al proceso. ¿Y dicen que los españoles no serán molestados?

Al otro lado del Ebro se afanan por encajar Cataluña en España con la combinación del guiño y la admonición. Hubo amor, declaraba Mas en su carta a los españoles. Y donde estuvo la brasa, quedan rescoldos. Pedro Sánchez ha tomado nota del intercambio epistolar entre González y Mas y toca la lira federal en El País. Escribe Àngels Piñol: "El líder del PSOE, Pedro Sánchez, reclamó ayer una reforma de la Constitución que reconozca la singularidad de Cataluña. “No renuncio a caminar hacia una España federal que reconozca y asuma como propio a un pueblo singular como es Cataluña, con sus historias, tradiciones, instituciones, lengua y cultura”, aseguró en un mitin en Tarragona. El secretario general de los socialistas respondía así a la reflexión que el expresidente Felipe González hacía el pasado sábado, en la que sostenía que un cambio en la Ley Fundamental debería contemplar a Cataluña como nación".

Sigue Piñol: "La postura de González coincide con la del PSC, que quiere que el futuro texto constitucional considere a España como Estado plurinacional. La fórmula de la singularidad ha generado discrepancias con algunos sectores del PSOE, pero es la misma que propuso antes del verano el comité de expertos que está asesorando a la formación socialista en la reforma de la Constitución y la que se incluyó en la Declaración de Granada del partido".

Y: "Las palabras del dirigente socialista, a quien acompañaba en el mitin el primer secretario del PSC, Miquel Iceta, muestran que los dos partidos se han dado una tregua de cara a las elecciones autonómicas del 27-S y a las generales de diciembre. En el acto, Sánchez afirmó que se siente catalanista y reivindicó el catalanismo progresista como única forma para avanzar y mantener la unidad territorial. “Cuando Cataluña se sitúa al margen de la ley, Cataluña sale derrotada. Quien quiera una Cataluña mejor que diga adiós a Mas, al 3%y a Jordi Pujol”, sostuvo".

Opinión. En La Vanguardia, destacada como siempre la firma de Francesc-Marc Álvaro. En tono didáctico explica la letal combinación para España del pacto de los corbateros y los de las camisetas, la hondura patriótica del empresariado partidario del proceso y la negativa de Cataluña a seguir mordiendo la almohada. Pura lírica: "Una de las cosas más importantes que han pasado en Catalunya los últimos cinco años –y que no se explica casi nunca en los medios de Madrid, pero sí en la prensa internacional– es el compromiso de una parte significativa del empresariado y el mundo profesional con el proceso soberanista. Unos lo hacen asumiendo el derecho a decidir y otros abrazando la independencia como proyecto para librarnos de unas estructuras políticas que –datos en mano– frenan y bloquean el crecimiento y el bienestar del conjunto de la sociedad catalana, como han significado en varios informes incluso entidades tan poco amigas de la secesión como Foment del Treball. Una de las fortalezas que tiene la corriente de cambio catalán es la alianza entre los de las corbatas y los de las camisetas".

Más: "Al lado de un empresariado ubicado frontalmente en contra del proceso (una realidad que desmiente las teorías de González sobre el miedo a expresar públicamente razonamientos contrarios a la independencia) hay también un mundo empresarial que vive esta etapa como una oportunidad y en sintonía con la Catalunya que no quiere agachar más la cabeza".

7 de septiembre. Santos Regina, Alpino de Chalons, Carísima de Albi, Clodoaldo, Esteban de Chatillon, Gauzlino de Toul y Evorcio.

Comentar
LARRA 07/09/2015 - 14:13h
VAMOS A VOTAR TODOS----Vamos a andar hundiendo al poderoso alzando al perezoso sumando a los demás vamos andar
¿Quiere hacer un comentario?