Menú Buscar
Elecciones al minuto

La abstención de la CUP es insuficiente para que Mas sea investido presidente

Las fuerzas independentistas tienen dos votos menos de los necesarios para alcanzar la mayoría simple para la investidura

28.09.2015 12:06 h.
3 min
El presidente de la Generalitat, Artur Mas (izquierda), y el líder de ERC, Oriol Junqueras (derecha), en la noche electoral del 27S
Redacción

Los resultados del 27S alejan a Artur Mas de la presidencia de la Generalitat. El actual líder del Ejecutivo catalán y número cuatro de Junts pel sí necesitará el voto a favor de la CUP para ser investigo por tercera vez consecutiva y no valdrá la abstención de la formación liderada por Antonio Baños. Como mínimo, necesita el apoyo explícito de dos de ellos.

El presidente de la Generalitat se elige por mayoría absoluta de los diputados en el Parlament en una primera vuelta. En el caso de que nadie la obtenga, vale la mayoría simple en vueltas posteriores. O, lo que es lo mismo, 68 votos favorable en la primera vuelta y 64 en posteriores.

Convencer a dos diputados

La primera opción está casi descartada si se tiene en cuenta que la CUP dejó claro incluso en la noche electoral que no le ofrecerá el apoyo explícito al presidente catalán. En el caso de que se abstuviera, Mas necesita convencer a otros dos diputados para que hagan lo propio y le permiten ser presidente. Junts pel sí tiene 62 representantes en la Cámara catalana y las fuerzas no independentistas suman 63 representantes.

La tarea de convencer a dos diputados de Catalunya Sí que es Pot, PSC, PP o Ciudadanos es titánica. El candidato del partido inicialmente más proclive a facilitar la investidura, la coalición de ICV y Podemos, Lluís Rabell, ha dejado claro este lunes por la mañana que ellos no harán a Mas presidente. Todos los ojos están puestos en el peso que pueda tener el voto de los 131.033 catalanaes que han solicitado hacerlo por correo, el 56% más que en 2012.

Voto por correo

Si Junts pel sí se apunta finalmente el representante número 63 se le allana el camino de la investidura porque le valdría con la abstención de la CUP. En algunos momentos de la noche electoral lo llegó a tener, aunque finalmente se lo apuntó el PP.

Otro escenario que se abre es la renuncia de las nuevas aspiraciones presidencialistas de Mas para que Junts pel sí consiga los apoyos que le falten. El entorno del partido apunta que esta es una opción que cada vez tiene más fuerza.

El Parlament de Cataluña que se constituirá tras los comicios tiene dos meses desde la fecha del primer debate y la elección de un presidente. Si tras este periodo no se consigue la investidura, se deberán convocar unas nuevas elecciones que se celebrarían por lo pronto al inicio de 2016.
¿Quiere hacer un comentario?