Menú Buscar

Junts pel sí presenta su "hoja de ruta" a la independencia

Los planes de CDC y ERC empiezan con una "declaración solemne" del Parlament tras el 27S

04.09.2015 16:07 h.
3 min
El número uno de JxSí, Raül Romeva, junto al también candidato y consejero de Justicia, Germà Gordó, en el acto de este jueves en el Colegio de Abogados de Barcelona.

Junts pel Sí, la candidatura de CDC, ERC y las entidades independentistas para las elecciones del 27S, ha presentado este viernes su "hoja de ruta" para la independencia. Que la candidatura considera la "única alternativa que tiene Cataluña para sobrevivir".

El encargado de detallar los planes de Junts pel sí ha sido el ex comisionado para la Transición Nacional -el Tribunal Constitucional suspendió el cargo en julio- Carles Viver i Pi-Sunyer, que ocupa un puesto simbólico en la candidatura.

En un acto en el Colegio de Abogados de Barcelona, acompañado de nombres destacados de la candidatura como Carme Forcadell (ex ANC), Muriel Casals (ex Òmnium), Eduardo Reyes (ex Súmate), Carles Puigdemont y Josep Rull (CDC), o Marta Rovira (ERC), Viver i Pi-Sunyer ha recordado que es "condición sine qua non" para dar inicio a los planes de Junts pel sí que el independentismo obtenga un "mandato democrático" en los comicios".

Sin detalles sobre votos ni escaños

Viver i Pi-Sunyer no ha especificado ni el número de escaños ni el porcentaje de votos necesario para obtener este mandato. Pero sí ha detallado los pasos a seguir porteriormente.

En primer lugar, el Parlament debería emitir una "declaración solemne". Un pronunciamiento unilateral. Pero que, según ya pactaron en enero CDC y ERC, no sería una declaración formal de independencia, sino solo de "anuncio e inicio del proceso" de la secesión.

"Voluntad de diálogo", pero independencia aunque no lo haya

A continuación, los planes de Junts pel Sí pasan por plantear negociaciones con el Gobierno. "Tenemos que dejar clara la voluntad de diálogo", ha señalado Viver i Pi Sunyer. En paralelo --y ante la posibilidad cierta de que el Ejecutivo no acepte negociar la secesión--, se debería informar a las instituciones europeas, a las grandes organizaciones internacionales y a los principales líderes mundiales tanto del "inicio del proceso" como de la voluntad de negociar con el Gobierno. También se dejaría clara la voluntad de permanecer en la UE.

A la vez, la Generalitat y el Parlament deberían desarrollar las "estructuras de Estado", para que estas puedan funcionar al día siguiente de la declaración efectiva de independencia. Que se produciría, según especifica Junts pel Sí, fuera cual fuera la posición del Gobierno.

¿Quiere hacer un comentario?