Menú Buscar

Juan Marsé: “Estoy harto de explicar por qué no escribo en catalán”

El autor de la obra, Josep Maria Cuenca, ha explicado que el “nacionalismo oficial” siempre ha sentido “aversión” por la figura de Marsé y ha reivindicado la valentía del escritor por no someterse a la “omertà” nacionalista

11.02.2015 11:02 h.
2 min
El escritor Juan Marsé
Redacción

El escritor catalán Juan Marsé ha concedido una entrevista en el diario La Vanguardia con motivo de la publicación de un nuevo libro titulado ‘Mientras llega la felicidad’, escrito por el autor Josep Maria Cuenca y que trata sobre el propio Marsé.

El conocido escritor ha lamentado durante la entrevista que, como escritor, haya tenido que dar explicaciones por escribir en castellano y ha defendido que la cultura catalana también es la que se realiza en lengua castellana: “Detesto los escritores mediáticos y estoy harto de explicar por qué no escribo en catalán. Cuando era joven me planteé si debía firmar mis libros Joan o Juan. Como escribía en castellano, decidí firmar Juan. Como el amigo Cuenca, creo que sólo hay una cultura catalana, la que se realiza en catalán y en castellano, la que realizan los ciudadanos de Cataluña.”

En la misma línea, el autor del libro ha explicado que el “nacionalismo oficial” siempre ha sentido “aversión” por la figura de Marsé y ha reivindicado la valentía del escritor por no someterse a la “omertà” nacionalista: “Marsé nunca ha ignorado la aversión que le ha tenido y le sigue teniendo el nacionalismo oficial. A fin de cuentas, se lo ha ganado a pulso no sometiéndose a la omertà de la que participan muchas gentes de la cultura en Cataluña, silentes en la vida pública y al mismo tiempo locuaces y críticos en reuniones reducidas sin micrófonos ni cámaras por medio.”

Comentar
JoaquinM 25/08/2015 - 11:18h
La perla de la entrevista: "creo que sólo hay una cultura catalana, la que se realiza en catalán y en castellano...". Lo mismo podríamos decir de la cultura española, y solo con entender una cosa así podrían mejorarse los planes de estudios una enormidad. Ésto, a tantos educados en la tradición pangermánica que se sustenta en identificar lengua como rasgo demarcador único de cultura, les parecerá un escándalo. Pero el propio Martín de Riquer, al referirse a la España Medieval, tenía un pensamiento similar. Y de las obras de Caro Baroja podemos sacar también conclusiones similares. Hablar de diversidad de culturas por el mero hecho de que el romance peninsular se dividiera debido a la fragmentación política accidental resultante de la invasión musulmana, es una barbaridad, y nunca se entendió así por los propios españoles desde la Edad Media. Sería siempre más propio hablar de un continuum cultural con peculiaridades geográficas (o sociales) más o menos definidas.
¿Quiere hacer un comentario?