Menú Buscar

Jordi Martí no escucha el canto de sirena de ERC

Explica que va a dedicarse "en cuerpo y alma" a MES. Destaca que su negativa no significa que no deba negociarse un pacto entre ambos partidos, y desea suerte a Bosch para "echar a Trias".

30.01.2015 17:54 h.
3 min
Jordi Martí
Redacción

Jordi Martí no se ha dejado tentar por ERC. El dirigente de Moviment d'Esquerres (MES) y ex líder del PSC en el Ayuntamiento de Barcelona ha rechazado la oferta que le había hecho el alcaldable de ERC para ser el número 2 de su lista en las próximas municipales en la ciudad. Martí, que abandonó el PSC junto con otros críticos nacionalistas e independentistas, explica que prefiere dedicarse a su nueva formación.

Según informa Europa Press a partir de fuentes próximas a Martí, el ex concejal ha rechazado la oferta de Bosch porque ahora quiere dedicarse "en cuerpo y alma" a MES, el partido que ha contribuido a fundar, y que agrupa a buena parte de los ex dirigentes del sector soberanista que abandonaron recientemente el partido, en desacuerdo con la línea de Nicaragua en relación al denominado "derecho a decidir".

No obstante el rechazo, Martí habría recalcado a Bosch que MES y ERC deben seguir negociando para formar una candidatura conjunta para las municipales en Barcelona -ya se presentan juntos en diversas poblaciones de Gerona-, y le ha deseado suerte, como "pieza clave desde la izquierda para echar a Trias".

La política, para "entrar y salir"

Bosch también habría argumentado motivos más personales. En concreto, "compromisos profesionales" que debería abandonar si volviera al Consistorio -algo prácticamente seguro, si hubiera aceptado la oferta-, y el hecho de que considera que en la actividad política hay que "entrar y salir", y no perpetuarse en ella. No obstante esta última apreciación, Martí se presentó hace menos de un año a las primarias del PSC para elegir su alcaldable en Barcelona, en las que fue eliminado en la primera votación.

La oferta de Bosch a Martí puede interpretarse como el primer paso de una posible estrategia de ERC para acercarse al socialismo soberanista, ahora articulado sobre todo en torno a MES. En este sentido, ERC estaría pretendiendo llegar a un potencial electorado, el de los socialistas nacionalistas o soberanistas que se han alejado del PSC, que a priori podría repartirse -sobre todo- entre la propia ERC e ICV-EUiA, según su posición concreta en el eje izquierda-derecha y su grado de nacionalismo.

¿Quiere hacer un comentario?