Menú Buscar

Rajoy señala a Mas que el ideal europeo es "conectar en lugar de desconectar"

El presidente del Gobierno aprovecha la puesta en marcha de la interconexión eléctrica con Francia para cargar contra el proyecto secesionista, en presencia del presidente del país vecino. Mas amaga con un nuevo desplante protocolario por no salir en la foto.

20.02.2015 15:33 h.
5 min
El comisario europeo de Cambio Climático y Energía, Miguel Arias Cañete; el primer ministro francés, Manuel Valls, y el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, en la inauguración de la interconexión eléctrica de muy alta tensión entre Francia y España.
Redacción

El presidente de la Generalidad, Artur Mas, ha aceptado finalmente la invitación para participar este viernes en un almuerzo en el Castillo de Peralada (Gerona), junto al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, y el primer ministro francés, Manuel Valls, con motivo de la puesta en marcha de la conexión de la línea de muy alta tensión (MAT) entre ambos países.

Sin embargo, Mas ha estado a punto de volver a protagonizar un desaire protocolario -como ya hizo en octubre de 2013 en Barcelona-. Según ha podido saber CRÓNICA GLOBAL, el presidente de la Generalidad comunicó inicialmente que no asistiría al acto celebrado en Montesquieu-des-Albères (Francia) -donde Rajoy y Valls han inaugurado simbólicamente la interconexión-. Posteriormente, cambió de opinión, pero su presencia allí no procedía, puesto que se trataba de un acuerdo entre España y Francia, sin protagonismo para las autoridades locales y regionales.

Entonces, el presidente de la Generalidad pidió asistir a la minicumbre celebrada a continuación entre miembros de los gobiernos de España y Francia -incluidos también Rajoy y Valls- en Peralada (España). Tampoco procedía su presencia allí, puesto que se trataba de una reunión de trabajo para hablar de temas bilaterales entre ambos gobiernos (Grecia, yihadismo, otras interconexiones y preparación de futuras cumbres).

Mas sí ha sido invitado a unirse al almuerzo posterior, donde ha ocupado un asiento junto a Rajoy y Valls. Pero no le ha sentado nada bien la negativa a asistir a la minicumbre anterior y al acto de Montesquieu. Un enfado que ha querido escenificar siendo el último en llegar a Peralada, en vez de adelantarse y recibir allí a Rajoy y Valls.

La Generalidad ha señalado que Mas no ha acudido a Francia por problemas de agenda. De hecho, Mas ha asistido por la mañana a un acto en Barcelona con motivo de la inauguración del Año de las Bibliotecas. Sin embargo, este acto no aparecía en su agenda oficial.

Llamamientos a la unidad

En su discurso, Rajoy ha celebrado la interconexión eléctrica entre España y Francia, y ha señalado que el ideal europeo es "derribar fronteras artificiales o naturales en lugar de erigirlas, agregar en lugar de desagregar, unir en lugar de desunir, cooperar en lugar de enfrentar, conectar en lugar de desconectar".

Una obvia alusión al plan separatista que encabeza el propio Mas. Y Valls -catalán de nacimiento, y que en numerosas ocasiones ha mostrado un enérgico rechazo al proyecto independentista-, en su intervención, también ha lanzado una frase algo más ambigua, pero que también puede ser interpretada en un sentido similar, cuando ha llamado a combatir los "populismos que avanzan en Europa y quieren destruirla".

Electricidad "a menor precio"

Sobre la línea eléctrica en sí, Rajoy y Valls han destacado la envergadura de una conexión con 64,5 kilómetros soterrados -debido a la "oposición" que recibió inicialmente la linea, "para preservar el paisaje", según ha recordado el mandatario francés-. El presidente español ha asegurado que la MAT posibilitará que la electricidad llegue a empresas y hogares "a menor precio", con lo cual "se incrementará el bienestar de todos".

Además de Rajoy y Valls, a la inauguración han asistido el comisario europeo de Cambio Climático y Energía y eurodiputado del PP, Miguel Arias Cañete; el ministro de Industria, Energía y Turismo, José Manuel Soria; su homóloga francesa, Segolène Royal; el presidente de Red Eléctrica de España (REE), José Folgado, y el de su equivalente francés, Réseau Transport d'Électricité (RTE), Dominique Maillard. También ha querido estar presente el ex primer ministro italiano y exprimer comisario europeo, Mario Monti, uno de los principales impulsores de esta infraestructura, en su época en la Comisión Europea.

La MAT, que empezará a funcionar comercialmente este verano, ha recibido una subvención europea de 225 millones de euros y un crédito del Banco Europeo de Inversiones (BEI) de 350. Permitirá duplicar la capacidad de intercambio eléctrico entre España y Francia.

Comentar
RS 25/08/2015 - 11:18h
Me parece bien que Mas haya ido. Eso dicho, ¿cómo sorprenderse de sus reticencias y desaires a las invitaciones de Rajoy, cuando éste sistemáticamente utiliza eventos así para criticarle? En cuanto a la frase de Valls, no creo - a menos que el primer ministro esté mal informado - que hace referencia a los independentistas catalanes ya que éstos son, comos sabemos, muy europeístas. Quien quiere destruir la UE es más bien el Frente Nacional y otros partidos así, cuya fuerza en Francia crece sin cesar y es vista con mucho más preocupación por el gobierno francés que un "asunto interno de España".
¿Quiere hacer un comentario?