Menú Buscar

Ibarra, sobre el apoyo al nacionalismo y a la izquierda catalana durante la Transición: "Nos engañaron. ¡Qué error, visto lo visto!"

"Ahora, los españoles nos encontramos con un ataque al Estado desde dentro del Estado y no tenemos respuesta. No sabemos qué decir. No sabemos qué hacer. Y deberíamos intentar articular un discurso y una respuesta que pudiera dar seguridad y tranquilidad a todos los ciudadanos. Conviene que se tenga claro y se tome en serio", advierte el ex presidente de la Junta de Extremadura e histórico ex dirigente del PSOE.

15.09.2013 21:30 h.
5 min
El ex presidente de la Junta de Extremadura e histórico ex dirigente del PSOE
Redacción

El ex presidente de la Junta de Extremadura e histórico ex dirigente del PSOE, Juan Carlos Rodríguez Ibarra, ha acusado a los nacionalistas y a buena parte de la izquierda catalana de haber engañado a aquellos que, como él, en el tardofranquismo y en la Transición compartieron con ellos la defensa de un modelo descentralizado del Estado, cuando en realidad solo era un paso más hacia la independencia.

En un duro artículo publicado este sábado en El Confidencial, Ibarra señala:

"¿Quién nos engañaba cuando, en los años 60 y 70 del siglo pasado, gritábamos en los conciertos de Lluís Llach, de Raimon, de Maria del Mar Bonet o de Serrat, aquello de 'libertad, amnistía y estatuto de autonomía'? Los etarras que salieron de las cárceles españolas no querían libertad sino sangre. Nos equivocamos cuando se les amnistió. Los nacionalistas parece que tampoco era autonomía lo que pedían. También nos equivocamos, porque querían independencia. Unos y otro nos engañaron. Claro que entonces la izquierda catalana era para nosotros, el resto de demócratas progresistas españoles, el espejo en el que nos mirábamos. ¡Qué error, visto lo visto!".

Ibarra es especialmente crítico con el nacionalismo catalán, que tilda de "un grave problema", hasta el punto de que "en España asistimos a una situación insólita que nunca habíamos tenido en la historia: hablo de un ataque al sistema democrático desde dentro del sistema democrático".

Comparación con Hitler y Mussolini

El ex dirigente socialista compara esta situación con el caso de Hitler, que "se cargó el Estado democrático y el derecho alemán desde dentro del sistema", porque "es la democracia la que le dio a Hitler plenos poderes para convertir un Estado libre y democrático en un Estado nazi". "Fue el Parlamento el que le apoyó, fue el pueblo el que aplaudió", insiste.

Y también considera que "en Italia, pasó algo parecido con Mussolini". "Marcha sobre Roma de los camisas negras, el Rey se asusta, plenos poderes a Mussolini y, como primer ministro, se carga la democracia desde dentro de la democracia", explica.

"La historia de Europa está llena en ese tiempo de casos en los que la democracia desaparece, atacada desde dentro de la democracia. Como consecuencia de eso, Segunda Guerra Mundial y 60 millones de muertos. Los europeos aprendieron la lección y dijeron 'nunca más'. Crearon el Mercado Común, hoy la Unión Europea y, afortunadamente, nunca más", añade.

"No tenemos respuesta"

Ibarra lamenta los insultos que recibe cuanto toca el tema del nacionalismo catalán, que le acusan "nacionalista español, facha y no sé cuántas cosas más". Y los rechaza asegurando que no es "ni nacionalista español ni centralista".

De hecho, asegura que "un extremeño no le debe nada al nacionalismo español, entre otras cosas, porque su territorio y sus gentes han sido víctimas del proteccionismo de ese nacionalismo del que se beneficiaron, entre otros, la industria textil catalana, el cereal castellano y la siderurgia vasca".

Se muestra especialmente dolido con que "desde Cataluña se pongan palos a las ruedas, poniendo en peligro la convivencia y la libertad de este instrumento llamado España" cuando "los demócratas progresistas españoles hemos podido gozar de libertad plena para tratar de ganar la confianza de los ciudadanos y acceder al gobierno de España para seguir ampliando los derechos y la libertad". Una situación que ejemplifica en "la proclamación unilateral del Estado catalán" en octubre de 1934, y "con el pronunciamiento del Gobierno de la Generalidad de Cataluña" de 2012.

Finalmente, concluye apuntando que "ahora, los españoles nos encontramos con un ataque al Estado desde dentro del Estado y no tenemos respuesta". "No sabemos qué decir. No sabemos qué hacer. Y deberíamos intentar articular un discurso y una respuesta que pudiera dar seguridad y tranquilidad a todos los ciudadanos. Conviene que se tenga claro y se tome en serio. Tenemos poca experiencia en reformas constitucionales y algunos pueden pensar alegremente que saltándose las leyes y los procedimientos, aunque sea sin violencia física y con cadenas humanas, no se producirán consecuencias graves para nuestra convivencia", advierte.

Comentar
LARRA 16/09/2013 - 21:02h
EL DISCURO ES LA LEY Y EL ESTADO DE DERECHO, LOS SOCIALISTAS PARECE QUE LLEGAIS UN POCO TARDE Y SIN VISION DE ESTADO BUENO EL FEDERAL QUE YA CASI ESTAMOS
¿Quiere hacer un comentario?