Menú Buscar

Griñán irá al Senado

José Antonio Griñán obtiene el visto bueno del Parlamento autonómico de Andalucía para convertirse en senador con los votos del PSOE e IU. El ex presidente de la Junta asegura que no tiene nada que ver con la presunta trama de corrupción alrededor de ERE fraudulentos. 

13.09.2013 08:59 h.
4 min
Redacción

El ex presidente de la Junta de Andalucía José Antonio Griñán (PSOE) ha obtenido este jueves el pase al Senado con los votos favorables del PSOE e IU. El PP le ha negado el voto porque, a su parecer, el ex presidente autonómico utilizará el Senado para "refugiarse" en su condición de aforado ante una posible imputación por el caso de los ERE.

Lo que ha hecho Griñán es "salir huyendo de la justicia", ha denunciado Carlos Rojas, portavoz del PP en el Parlamento autonómico, quien ha apuntado al PSOE como responsable de "premiar a una persona señalada por la justicia".

Griñán ha replicado que la acusación de los populares le parece "mezquina", puesto que, por lo pronto, ya es "aforado como diputado [autonómico]". Además, ha recordado que es presidente del PSOE y secretario general del PSOE de Andalucía, y ha sido presidente de la Junta y dos veces ministro. "Creo que son títulos suficientes para estar en el Senado", se ha defendido.

Por su parte, el portavoz de IU en el Cámara autonómica de Andalucía, José Antonio Castro, ha justificado el apoyo de su formación a Griñán esgrimiendo que éste no ha sido imputado. Castro ha asegurado que, si finalmente se llega a una petición de imputación en firme, "igual que en el caso de que se impute a Javier Arenas", por el caso Bárcenas, IU pedirá su dimisión.

Traslada la responsabilidad a Guerrero

Sobre el caso de los ERE, Griñán ha señalado que no tiene nada que ver y ha trasladado la responsabilidad al departamento autonómico de Hacienda ya que durante su presidencia las ayudas públicas a empresas siguieron un procedimiento legal, salvo en algunos casos en que admite que se perdió el control.

El que fuera presidente de la Junta de Andalucía hasta hace solo unas semanas, se ha defendido de esto último indicando que la gestión dependía del que fuera ex director general autonómico de Empleo -en la anterior Consejería de Economía y Hacienda- Francisco Javier Guerrero, principal imputado en la causa.

Al hilo de esta argumentación, Griñán considera que las opiniones de la jueza instructora del caso de los ERE, Mercedes Alaya, son inoportunas: "Sin indicios, sin hechos, se nos han colocado a siete personas aforadas en una situación muy difícil".

En este sentido, el elegido senador no cree necesario manifestarse acerca de su posible estrategia de defensa:

"No me han notificado ningún auto, lo he leído por internet y la primera pregunta que me hice fue: ¿Para qué y por qué este auto? Se limita a usar la palabra imputado con reiteración, pero sin imputar a nadie".

Dañar la reputación

Hasta el momento, la investigación de la jueza instructora, que afecta a la gestión de la Junta de Andalucía en el periodo entre 2001 y 2010, se ha centrado fundamentalmente en la ex cúpula de la Consejería de Empleo.

Sin embargo, desde el pasado martes, Alaya ha abierto la puerta a pedir la imputación de Griñán y del diputado y ex ministro Manuel Chaves, también ex presidente de la Junta de Andalucía. El primero está seguro de que la actuación de la jueza instructora tiene como objetivo dañar su "reputación" y la del resto de imputados, hasta el momento 123 personas.

¿Quiere hacer un comentario?