Menú Buscar

Grecia modificará su sistema de pensiones a partir de la semana próxima

La propuesta del Gobierno de Tsipras contempla un programa de reformas para los próximos tres años cuyas primeras medidas fiscales entrarían en vigor en unos días.

08.07.2015 13:48 h.
2 min
Seguidores de Syriza celebrando el domingo pasado el triunfo del 'no' en el referéndum
Redacción

El nuevo programa de rescate presentado por el Gobierno griego esta mañana ante el Mecanismo Europeo de Estabilidad (Mede) abarca un periodo de tres años, en lugar de dos como planteaba la anterior solicitud, y solicita una ayuda de 50.000 millones de euros.

Entre los compromisos que adquiere Atenas figura la aplicación "desde la próxima semana" de reformas fiscales y también en el sistema público de pensiones del país.

Los técnicos del Eurogrupo se ponen a trabajar ya

Michel Reijns, portavoz de Jeroen Dijsselbloem, el presidente del Eurogrupo, ha precisado que la solicitud de Grecia será analizada hoy mismo por el grupo de trabajo de la institución, que reúne a los responsables del Tesoro de los 19 Estados miembros. Por esa razón, la prevista reunión mediante teleconferencia del Eurogrupo no se celebrará.

Tras analizar la petición de Grecia, el Eurogrupo podría requerir a la Comisión Europea, el Banco Central Europeo (BCE) y el Fondo Monetario Internacional (FMI), las instituciones anteriormente conocidas como Troika, que elaboren un estudio sobre la sostenibilidad de la deuda de Grecia y las necesidades de financiación del país heleno.

El aval para conceder el tercer rescate

Este informe serviría de base para que, si el Eurogrupo así lo considera, iniciar las negociaciones de cara a la concesión de un tercer rescate de Grecia.

Los jefes de Estado y de Gobierno de la Unión Europea habían acordado este martes celebrar el próximo domingo un nuevo encuentro de manera extraordinaria para decidir sobre un nuevo programa de rescate para Grecia que vendría precedido el sábado por una reunión de ministros de Economía y Finanzas de la eurozona.

Comentar
Antoni Ferret 25/08/2015 - 11:11h
Hauríem de saber què passarà realment amb les pensions, parlar clar. Diu: "anteriormente conocidas como Troika", i ara què?, ara coneguda com a Púrria.
Marino 25/08/2015 - 11:11h
A mí el problema griego me desborda. Las pensiones es una tarta a la que todos quieren hincar el diente reduciendo los gastos del Estado a un mínimo que, ni siquiera, asegure una supervivencia digna y trasladando miles de millones de euros al poder financiero para que los que tengan capacidad de ahorro completen su pensión. ¿Y quién garantiza que esos fondos serán bien gestionados, sin tarjetas blacks, burbujas, inversiones buitre etc. etc. etc.? ¿Y dónde queda el Estado de Bienestar que demostraba que se vivía mejor en el sistema capitalista y democrático que en el comunista? Tanto en la economía como en libertades. Lo mas grave no obstante es la afirmación de Karagounis cuando dijo en la sexta que había acuerdo pero la troika repentinamente lo cambió. ¿Quién miente? Si es Karagounis, la troika debe explicar lo ocurrido y exigir su cabeza. Si es la troika deben dimitir los responsables de la Comisión. ¿Se tratará de una verdad a medias? Y entre tanto el Pueblo en medio.
Antoni Ferret 25/08/2015 - 11:11h
El comentari anterior, excepcionalment, és bastant bo.
fereyes 25/08/2015 - 11:11h
Bueno Marino, lo de que el sistema capitalista es menos malo que el comunista creo que ya está más que demostrado a través de la historia. La revolución del proletariado es algo romántico y con poca sustancia. Lo que hay que hacer es mejorar el capitalismo para que quepan todas las sensibilidades, desde aquellos que arriesgan sus ahorros para emprender una empresa y la que después puede convertirse en una gran empresa y generar puestos de trabajo y también aquellos que no tienen las mismas oportunidades. En todo este equilibrio hay que evitar el parasitismo porque una sociedad subvencionada y dependiendo de la cantidad de la subvención, puede convertirse en una sociedad parasitaria donde la iniciativa privada desaparezca. Como siempre, los extremos son malos y hay que encontrar un equilibrio entre la iniciativa privada y la protección de los más desfavorecidos. En este sentido, el modelo europeo es lo que más se parece a un "capitalismo social" que por supuesto hay que mejorar.
Marino 25/08/2015 - 11:11h
Fereyes estoy totalmente de acuerdo contigo y todo lo que digo va en ese sentido. Precisamente para no perder el capitalismo social que se desarrolló durante la Guerra Fría, sino terminar de desarrollarlo incrementándolo, es por lo que algo tan vital y social como las pensiones no se pueden transferir a planes privados. Es decir, nadie, debe suscribir una plan de pensiones privado con una entidad financiera porque la pensión del Estado va a ser manifiestamente insuficiente. Cada uno podrá suscribir el plan que quiera pero no por necesidad. Hemos visto a dónde han llevado los fondos y otros productos. Hay muchos autónomos que han optado por fondos privados en lugar de cotizar mas en lo público. Ahora se lamentan. Nadie les obligó. Fueron engañados por la propaganda y las perspectivas. Cuando el Estado quiebra es porque ha quebrado todo: Público y privado. Como en Grecia.
Marino 25/08/2015 - 11:11h
Sigo: Mi generación cobraba al día 15 céntimos diarios (yo) por 48 horas semanales. Si en un plan privado me hubieran prometido en el Banco que ahorrando, a la fecha de jubilación cobraría, 200 euros al mes, es decir lo que entonces cobraba en dos años y medio de trabajo habría firmado inmediatamente. Sin quebrar, algo imprevisible a mas de 40 años, el Banco me pagaría y se desentendería de mis necesidades, ya me ha devuelto el capital mas los intereses si no puedo vivir con ello peor para mí. La pensión del Estado me tiene que dar para vivir, poco o mucho, pero para vivir. Esa es la diferencia. Nos venden humo con lo privado. Un humo que además se ha demostrado en la práctica. Las pensiones contributivas tienen que ser altas y corresponderse con el esfuerzo realizado. Por debajo de un mínimo vital no pueden estar y por encima de un bienestar digno, equiparable a un buen salario, tampoco. Al menos que estén como ahora. Si esto se incrementa mejor. Pero no hay que perder lo conquistado
¿Quiere hacer un comentario?